Deterioro cognitivo y envejecimiento saludable

Por segunda semana consecutiva, seguimos con la publicación de los Trabajos Fin de Grado (TFG) que realizaron los ya alumni del Grado en Farmacia en colaboración con el proyecto sobre la detección precoz de deterioro cognitivo (DC) de la Cátedra DeCo.

En el blog de hoy analizaremos la introducción del TFG de la farmacéutica Maria Luisa Beut Ballester, bajo la dirección de la doctora Mónica Alacreu. La finalidad fue analizar el conocimiento de la población general sobre aquellos factores que influyen en el desarrollo de deterioro cognitivo.

Como sabéis, cualquier tipo de trabajo científico ha de comenzar con una introducción adecuada que situe y contextualice el tema a tratar o sobre el que versará el trabajo o la hipótesis principal. Por ello, y previo spoiler a la siguiente publicación, esperamos que la entrada de hoy os sirva como modelo, ya que cumple con todas las preguntas necesarias para comprender a grandes rasgos la patología y los resultados que deriven del trabajo.

Esperamos que esta línea de publicaciones sirvan tanto para divulgar como para ofrecer al resto de alumnos una ayuda a la hora de realizar sus TFG, por lo que.. ¡empezamos!

¿Qué es el deterioro cognitivo?

El deterioro cognitivo se caracteriza por el declive de las funciones cognitivas, ya sea por alteraciones atribuibles al proceso fisiológico del envejecimiento o por otros factores1. Como consecuencia, aparecen problemas de memoria, lenguaje, pensamiento o juicio2.

¿Qué tipos de deterioro cognitivo existen?

Podemos hablar de distintos tipos de deterioro cognitivo: deterioro cognitivo esperado debido a la edad, deterioro cognitivo leve y por último el deterioro más grave, que es la demencia3.

El DC no suele interferir en las actividades en la vida cotidiana de las personas. Sin embargo, la demencia produce una incapacidad o dificultad de realizar actividades cotidianas1.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de deterioro cognitivo?

El envejecimiento del cerebro puede provocar una pérdida progresiva de la memoria. Los problemas cognitivos pueden ir más allá de esta pérdida de memoria y pueden aparecer otros síntomas que podrían indicar un DC.

Los síntomas más frecuentes en las personas que padecen DC son los siguientes:

  • Olvidos frecuentes, olvidos de eventos o citas importantes.
  • Pérdida del hilo de una conversación o de un pensamiento.
  • Cuesta más tomar decisiones.
  • Problemas para orientarse en entornos familiares.
  • Más impulsividad o cada vez menos juicio.

La familia y amigos notan estos cambios. Siendo la queja de memoria, el síntoma más importante y detonante de todos los anteriormente nombrados4.

¿Qué tipo de factores pueden influir en el desarrollo del deterioro cognitivo?

Se ha visto en varios estudios que hay factores de riesgo durante toda nuestra vida:

  • Vida temprana: Educación.
  • Mediana edad: Hipertensión, obesidad, pérdida auditiva5 y abuso de alcohol.
  • Vida posterior: Tabaquismo, depresión, accidente cerebrovascular, inactividad física, aislamiento social, diabetes6, etc.
Fases de la evolución de la demencia y factores asociados que intervienen en cada una de las fases.
Figura 1. Fases de la evolución de la demencia y factores asociados que intervienen en cada una de las fases. Obtenido de: https://www.mdpi.com/1660-4601/18/19/9934

Factores protectores

Reserva cognitiva (RC)

La reserva cognitiva es la capacidad de retrasar el deterioro cognitivo relacionado con la edad8. Aquellos que influyen en la RC son los siguientes: los niveles más altos de educación infantil reducen el riesgo de padecer demencia4, la inteligencia, la ocupación8, etc.

Importancia de las relaciones sociales y entrenamiento cognitivo en ancianos

Ejercicio físico

Se ha visto que el ejercicio físico mejora la condición física, el equilibrio, la movilidad y se mejoran las capacidades funcionales9. Por el contrario, ciertos estudios apuntan a que trabajos con una mayor exigencia física requieren menor exigencia cognitiva, por lo que podrían tener una relación negativa con los dominios de la memoria y el razonamiento de la cognición10.

Entrenamiento cognitivo

Del mismo modo, el entrenamiento congnitivo ha comprobado ser eficaz y poder ayudar a disminuir el deterioro de la función cognitiva en pacientes con DC.

Contacto social

La presencia y manetenimiento de relaciones sociales mejora la reserva cognitiva y fomenta los comportamientos beneficiosos. Entre ellos, destaca el estado civil, ya que las personas casadas suelen tener más contacto interpersonal que aquellas personas que están solteras4.

Sueño

Para una buena higiene del sueño habría que evitar una corta o larga duración del sueño, intentar que sea sueño de buena calidad, evitar anomalías del ritmo circadiano, insomnio y apnea del sueño, etc4.

Dieta

Una dieta equilibrada tiene un efecto beneficioso sobre la función cerebral en aquellas personas que aún son cognitivamente saludables12.

Factores de riesgo

Discapacidad auditiva

La pérdida de audición está asociada al deterioro y la disminución cognitiva5.

Traumatismo craneoencefálico

Puede afectar a cualquier dominio cognitivo, incluida la función ejecutiva, el lenguaje, la memoria, etc. El deterioro cognitivo ocurre con frecuencia tras estos traumatismos13.

Riesgo cardiovascular: Hipertensión, diabetes y colesterol

Existe una evidencia clara de la importancia de las vías vasculares para el deterioro cognitivo, ya que el cerebro necesita constantemente oxígeno y glucosa para poder realizar su función fisiológica, y esto hace que sea vulnerable a la disfunción vascular14.

A largo plazo, la hipertensión puede contribuir a un deterioro cognitivo15. Del mismo modo, se ha demostrado que, aunque no acelera el desarrollo, la diabetes de tipo 1 y la 2 están asociadas con un riesgo elevado de demencia6. Lo mismo ocurre con el colesterol, al cuál también se le atribuye un papel en el desarrollo de ciertas demencias.

Alcohol y tabaco

Se ha relacionado el alcohol con una evolución cognitiva desfavorable16. Respecto al tabaco, existe un mayor riesgo de padecer demencia en personas fumadoras que aquellas que no lo son4.

Obesidad

El aumento del Índice de Masa Corporal se asocia con un aumento del riesgo de padecer demencia4.

Depresión

Se ha demostrado que aquellas personas que tengan trastorno depresivo pueden verse afectados en tareas cognitivas como la memoria, la atención sostenida y selectiva, el estado de alerta, etc17.

Contaminación

Las partículas contaminantes del aire aceleran los procesos neurodegenerativos a través de enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares4.

Los factores de riesgo individuales actúan como variables que pueden afectar a la probabilidad de que una persona desarrolle un trastorno neurocognitivo mayor y pueden considerarse factores predictivos18.

¿Se puede prevenir el desarrollo del deterioro cognitivo?

El DC no siempre se puede prevenir. Sin embargo, se ha estudiado que ciertos factores pueden afectar al desarrollo de la afección.

Importancia de actuar sobre los factores modificables del deterioro cognitivo


Según los estudios, se puede llegar a prevenir el desarrollo del deterioro cognitivo promoviendo los siguientes factores:

  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Optar por entornos de baja contaminación ambiental.
  • Evitar las lesiones craneales.
  • Controlar afecciones como la pérdida auditiva, diabetes, hipertensión, obesidad y la depresión.
  • Velar por una buena higiene del sueño y/o tener alteraciones del sueño.
  • Promover una correcta alimentación y evitar el sedentarismo.
  • Mantenerse socialmente activo y ejercitar la memoria3.
Como la mayoría de las personas mayores, se ha podido ver mediante estudios, que aquellas personas en las que coexisten varias comorbilidades y depresión, pueden llegar a tener una mayor probabilidad de padecer deterioro cognitivo de manera progresiva6.

Por ello, la identificación de factores de riesgo modificables para la prevención temprana de la morbilidad y la mortalidad relacionadas con el deterioro cognitivo es de vital importancia19. En esta línea, el doctorando Hernán Ramos ha publicado recientemente un artículo en el que aborda, entre otros aspectos, un abecedario con los principales factores asociados a la demencia. Ello puede ser de gran utilidad, pues uno de los factores modificables que podría ser determinante es el propio conocimiento de la población de mediana edad sobre los factores de riesgo asociados al deterioro cognitivo.

“Ofrecer la máxima información a los pacientes es fundamental para que puedan tomar mejores decisiones”
Lista A-Z sobre el conocimiento de los factores asociados a la demencia como herramienta para el cribado y aprendizaje sobre el deterioro cognitivo
Figura 2. Lista A-Z sobre el conocimiento de los factores asociados a la demencia como herramienta para el cribado y aprendizaje sobre el deterioro cognitivo. Obtenido de: https://www.mdpi.com/1660-4601/18/19/9934

Epidemiología

Los estudios demuestran que cada vez hay mayor población con enfermedades crónicas. Las personas que presentan DCL tienen un riesgo mayor de desarrollar demencia3.

Alrededor de 50 millones de personas en el mundo padecen demencia, y cada año aparecen 10 millones de nuevos casos20. Se espera que alcance los 152 millones en 205021.

Etiología

No existe una única causa específica del DC, pero de esta manera tampoco hay un único tipo de deterioro cognitivo. Actualmente, la evidencia dice que el DC en la mayoría de los casos se desarrolla siempre a partir de los mismos cambios cerebrales3.

Los cambios cerebrales más comunes suelen ser los siguientes:

  • Encogimiento del hipocampo, siendo una zona muy importante para la memoria.
  • Dilatación de los espacios llenos de líquidos del cerebro (los ventrículos).
  • Uso reducido de glucosa, ya que el azúcar es la principal fuente de energía para las células del cerebro3.

Diagnóstico

Cuidado de ancianos y diagnóstico de deterioro cognitivo

En primer lugar, destacar que si sospecha que tiene deterioro cognitvo, debe consultar a su médico de atención primaria o al especialista. Estos le realizarán una serie de evaluaciones para determinar si es así o no, comenzando por una evaluación neuropsicológica.

No obstante, puede ocurrir que este diagnóstico se retrase, ya que hay mucho desconocimiento sobre los síntomas, los factores de riesgo y aspectos relacionados. Con el diagnóstico precoz se permitiría un acceso rápido al tratamiento adecuado para ser más beneficioso, y de esta manera reducir la carga psicológica de los cuidadores y pacientes2. Por ello, existen numerosas iniciativas, como el cribado de deterioro cognitivo desde la Oficina de Farmacia que se están llevando a cabo en la actualidad.

Respecto a las pruebas cognitivas existentes, algunas de las más comunes son las siguientes:

Evaluación cognitiva de Montreal (MoCA). Esta prueba consiste en memorizar una lista corta de palabras de 10 a 15 minutos, identificar una imagen de un animal y copiar el dibujo de una forma u objeto.

Mini examen del estado mental (MMSE). Esta prueba consiste durante 7 a 10 minutos, recordando la fecha del día, contar hacia atrás e identificar los objetos de la vida diaria como un lápiz o reloj.

Mini-Cog. Esta prueba consiste en recordar una lista de objetos de tres palabras y dibujar un reloj.

Todas las pruebas son capaces de medir las funciones mentales mediante una serie de preguntas o tareas simples. La evaluación cognitiva de Montreal es la mejor prueba para detectar un DC, mientras que el mini examen del estado mentar es para detectar problemas más serios.

Lo que debe quedar claro, es que las pruebas cognitivas no son capaces de indicar la causa del deterioro cognitivo2.

Tratamiento

En la actualidad no hay un tratamiento efectivo contra el DC22. Si bien la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado recientemente el anticuerpo monoclonal Aducanumab, todavía queda un largo camino para determinar si la European Medicines Agency (EMA) seguirá el mismo camino y la indicación para la que se concederá, si procede.

De este modo, en la actualidad se siguen realizando estudios para comprender mejor el trastorno y encontrar tratamientos capaces de mejorar los síntomas, prevenir o retrasar la progresión de la demencia23.

Es cierto que el entrenamiento cognitivo puede llegar a mejorar la función cognitiva en los pacientes que padecen DC, y puede disminuir la velocidad de progreso hacia la demencia. Este entrenamiento cognitivo consta de actividad física y mental11.

¿Quieres saber más?

Te invitamos a leer la entrevista realizada al Dr. Baquero, responsable de la Unidad de Trastornos Cognitivos en el Hospital Univeristario i Politècnico La Fe de Valencia y colaborador con la Cátedra DeCo, publicado en la entrada anterior.

¡Nunca es demasiado pronto!

Artículo extraído de la introducción del TFG de Maria Luisa Beut Ballester titulado «Conociemiento que tiene la pobalción general sobre los factores de riesgo modificables influyentes en el desarrollo del deterioro cognitivo», alumni del Grado en Farmacia. Presentado en Junio de 2021.

Actualizado y adaptado para el blog en octubre de 2021.

Bibliografía

(1) Hayajneh AA, Rababa M, Alghwiri AA, Masha’al D. Factors influencing the deterioration from cognitive decline of normal aging to dementia among nursing home residents. BMC Geriatr. 2020;20(1):479.
(2) Pruebas cognitivas [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 25 de mayo de 2021]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/pruebas-de- laboratorio/pruebas-cognitivas/

(3) Síntomas y causas – Mayo Clinic [Internet]. Mayoclinic.org. [citado el 25 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases- conditions/mild-cognitive-impairment/symptoms-causes/syc-20354578?p=1

(4)Livingston G, Huntley J, Sommerlad A, Ames D, Ballard C, Banerjee S, et al. Dementia prevention, intervention and care: 2020 report of the Lancet Commission. Lancet 2020; 396(1): 413-46.

(5) Síntomas y causas – Mayo Clinic [Internet]. Mayoclinic.org. [citado el 25 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases- conditions/hearing-loss/symptoms-causes/syc-20373072?p=1

(6) Wang G, Li W. Diabetes as a risk factor for abnormal cognition development. J Alzheimers Dis Rep. 2020;4(1):237–42.

(7) Ramos, H.; Moreno, L.; Gil, M.; García-Lluch, G.; Sendra-Lillo, J.; Alacreu, M. Pharmacists’ Knowledge of Factors Associated with Dementia: The A-to-Z Dementia Knowledge List. Int. J. Environ. Res. Public Health 202118, 9934. https://doi.org/10.3390/ijerph18199934

(8) Wöbbeking-Sánchez M, Bonete-López B, Cabaco AS, Urchaga-Litago JD, Afonso RM. Relationship between cognitive reserve and cognitive impairment in autonomous and institutionalized older adults. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(16):5777.

(9) Bechard LE, McDougall A, Mitchell C, Regan K, Bergelt M, Dupuis S, et al. Dementia- and mild cognitive impairment-inclusive exercise: Perceptions, experiences, and needs of community exercise providers. PLoS One. 2020;15(9):e0238187.

(10) Choi E, Kim S-G, Zahodne LB, Albert SM. Older workers with physically

demanding jobs and their cognitive functioning. Ageing Int. 2021;1–17.

(11) Peng Z, Jiang H, Wang X, Huang K, Zuo Y, Wu X, et al. The efficacy of cognitive training for elderly Chinese individuals with mild cognitive impairment. Biomed Res Int. 2019;2019:4347281.


(12) Vinciguerra F, Graziano M, Hagnäs M, Frittitta L, Tumminia A. Influence of the Mediterranean and ketogenic diets on cognitive status and decline: A narrative review. Nutrients. 2020;12(4):1019.

(13) Almalki O, Alshehri MA, El-Sodany AM, El-Fiky AA-R. The awareness of healthcare staff towards post-stroke cognitive impairment: a cross sectional study. J Phys Ther Sci. 2018;30(6):883–7.

(14) Fayosse A, Nguyen D-P, Dugravot A, Dumurgier J, Tabak AG, Kivimäki M, et al. Risk prediction models for dementia: role of age and cardiometabolic risk factors. BMC Med. 2020;18(1):107.
(15) Síntomas y causas – Mayo Clinic [Internet]. Mayoclinic.org. [citado el 25 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases- conditions/prehypertension/symptoms-causes/syc-20376703?p=1
(16) Haller S, Montandon M-L, Rodriguez C, Herrmann FR, Giannakopoulos P. Impact of coffee, wine, and chocolate consumption on cognitive outcome and MRI parameters in old age. Nutrients [Internet]. 2018;10(10). Disponible en: https://www.mdpi.com/resolver?pii=nu10101391

(17) Lanza C, Sejunaite K, Steindel C, Scholz I, Riepe MW. Cognitive profiles in persons with depressive disorder and Alzheimer’s disease. Brain Commun. 2020;2(2):fcaa206.

(18) Zhang Q, Xu F, Wang L, Zhang W-D, Sun C-Q, Deng H-W. Detecting potential causal relationship between multiple risk factors and Alzheimer’s

disease using multivariable Mendelian randomization. Aging (Albany NY). 2020;12(21):21747–57.

(19) Wang J-Y, Zhang L, Liu J, Yang W, Ma L-N. Metabolic syndrome, ApoE genotype, and cognitive dysfunction in an elderly population: A single-center,case-control study. World J Clin Cases. 2021;9(5):1005–15.

(20) Falkenstein M, Karthaus M, Brüne-Cohrs U. Age-related diseases and driving safety. Geriatrics (Basel). 2020;5(4):80.
(21) Delgado-Saborit JM, Guercio V, Gowers AM, Shaddick G, Fox NC, Love S. A critical review of the epidemiological evidence of effects of air pollution on dementia, cognitive function and cognitive decline in adult population. Sci Total Environ. 2021;757(143734):143734.

(22) Deterioro cognitivo leve. Brain and Nerves [Internet]. 2011 [citado el 25 de mayo de 2021]; Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/mildcognitiveimpairment.html
(23) Diagnóstico y tratamiento – Mayo Clinic [Internet]. Mayoclinic.org. [citado el 25 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es- es/diseases-conditions/mild-cognitive-impairment/diagnosis-treatment/drc- 20354583?p=1

Artículo anterior“El primer reto frente al Alzheimer es el diagnóstico precoz”
Artículo siguiente¿Cuál es el conocimiento de la población general sobre los factores asociados al deterioro cognitivo?
Investigadora en formación CEINDO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here