¿Buscas empleo? Roberto nos cuenta cómo consiguió reorientar su carrera profesional

Enfrentarse al mercado laboral es una tarea que a priori produce cierto vértigo. Miedo, incertidumbre e inquietud son sensaciones que pueden aparecer en aquellos estudiantes que acaban de finalizar los estudios o en aquellos alumni que están pensando en reorientar su carrera profesional.

En estos casos, lo mejor es confiar en uno mismo y hacer de la búsqueda de empleo, un empleo. Prepararse las candidaturas, registrarse en distintos portales de búsqueda de empleo y buscar asesoramiento pueden acercarnos a encontrar el deseado puesto de trabajo.

Roberto Higón, alumni de Periodismo, decidió apuntarse al Career Center de la Universidad para comenzar su búsqueda de empleo. En este portal vio una oferta que encajaba con su perfil y que le llevó a ser técnico de Comunicación en el Muy Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Valencia.

¿Cómo llegaste a ser técnico de Comunicación en el Muy Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Valencia?

Estaba en desempleo y vi una oferta a través Career Center de la Universidad y decidí inscribirme porque veía que mi perfil se adecuaba a la oferta. Era el tipo de trabajo que había venido realizando a lo largo de mi carrera profesional y me pareció una buena oportunidad.

Estaba en desempleo y vi una oferta a través Career Center de la Universidad y decidí inscribirme porque veía que mi perfil se adecuaba a la oferta

¿Cómo fue el proceso de selección?

Sorprendentemente rápido. Me llamaron para una única entrevista un martes y ese mismo viernes me llamaban para decirme que me contrataban y que empezaba el lunes siguiente. Nada que ver con otro tipo de procesos más largos y correosos.

¿Cuál crees que fue la competencia que te hizo llegar hasta el final del proceso?

Sin duda alguna la seguridad en mí mismo y tener plena conciencia de que era el candidato idóneo para el puesto.

Career Center, una puerta de acceso a la empleabilidad

¿Cuánto tiempo llevabas inscrito en el Career Center?

Yo creo que desde que acabé la carrera en 2000. No obstante, al encontrar trabajo prácticamente nada más licenciarme no hice mucho caso de esta valiosa herramienta. Algo que sin duda, fue un error, ya que creo que hay que mirar en el horizonte siempre por si se encuentra un trabajo si no mejor, al menos que te permita evolucionar como profesional.

¿Qué destacarías del Servicio de Carreras Profesionales?

Su tremenda utilidad y la atención recibida por parte del equipo de profesionales, que estuvieron muy atentos a mis necesidades en todo momento.

¿Qué recomendación le harías a un alumni que ha finalizado sus estudios y pronto se incorporará al mercado laboral?

Que persevere y que vaya a por todas. Con una buena formación y un mínimo de recorrido en prácticas en empresa ya se tiene un conocimiento global de cómo funciona el mercado de trabajo y uno ya sabe qué ofertas puede solicitar y cuáles no. Al mismo tiempo, por tanto, hay que ser realista y optar a las candidaturas que más encajen según tu perfil.

También es importante personalizar nuestro perfil en función del puesto que solicitemos.

Hay que investigar la empresa, saber qué necesita y si nosotros se lo podemos ofrecer

Cuanto más adecuemos nuestro CV y nuestra carta de candidatura a lo que buscan, más probabilidad de que se fijen en nosotros y lleguemos a una entrevista. Y, una vez en ella, ser natural, ser uno mismo. No hay que aparentar quien no se es, porque a la larga, la empresa se puede sentir engañada si nos contrata.

Lógicamente, hay que cuidar determinados aspectos para causar buena impresión de entrada, pero sin pasarse.

Recomendaciones para conseguir tu empleo

¿Y a alguien que actualmente está en un proceso de selección?

Es un gran paso, sin duda. No hay que perder ni los nervios ni la cabeza. Si estamos preseleccionados es porque a primera vista les gusta nuestro perfil y quieren conocernos mejor.

Ser nosotros mismos, sin disfraces

Les tenemos que gustar por cómo somos, no por cómo aparentamos ser lo que no somos. Los reclutadores suelen tener mucha experiencia y captan las “mentiras” casi a la primera.

Si no nos seleccionan no significa que no seamos válidos. Sencillamente significa que no encajamos en el perfil que buscan. Y si es así, mejor que no nos seleccionen, porque es muy probable que sufriéramos lo que es no encajar en el perfil y hacer un trabajo que nos viene grande o que nos viene pequeño. El mercado laboral está lleno de ofertas, solo hay que encajar en la que más nos conviene.

___

Si quieres recibir toda la actualidad en materia de empleabilidad, inscríbete en el Career center de la Universidad a través de tu intranet.

Si quieres conocer más historias de Alumni y estudiantes, puedes encontrarlas aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.