Giacomo Pizzo, conectando el CEU con JAJA Architects

Giacomo Pizzo es uno de los arquitectos internacionales invitados a participar en nuestro ciclo ConnectA, en el que aconsejó a los estudiantes sobre sus proyectos y de cuyo jurado formó parte. Responsable de Proyectos en el estudio JAJA Architects, basado en Nørrebro (Copenhague), Giacomo está habituado a trabajar en contextos multiculturales. Con él, hablamos de arquitectura, de nuevas oportunidades y también de retos. Pero siempre con energía y optimismo.

Giacomo Pizzo, from JAJA Architects
Giacomo trabaja actualmente como Responsable de Proyectos en JAJA Architects (Copenhague)

Giacomo, ¿qué te llevó a estudiar Arquitectura y cómo se consolidó tu vocación?

Todo comenzó en la Escuela de Arte en la que estudiaba en Italia, que fue el paso anterior a mi llegada al mundo de la arquitectura. Si he de ser sincero, desde siempre me he sentido atraído por las formas, por el diseño y la estética, a cualquier nivel. Y también por su relación con la luz, lo que eventualmente me hizo decantarme por la arquitectura y no por otros estudios relacionados con el diseño. En mi opinión, se trata de una formación muy completa que me ha permitido tener una visión general y también me ha facilitado trabajar en áreas afines. Esto es algo que, en el sentido contrario, no suele funcionar.

“Mantén la mente y la conciencia abiertas, y nunca pierdas la curiosidad por lo que ocurre en el mundo. Esto está en la base de la arquitectura.”

Estudié en Venecia, un lugar único en el que formarte en arquitectura. Más que una ciudad, diría que es un museo al aire libre, que además tiene una condición urbana muy particular; sin dudarlo, Venecia ha marcado de forma muy contundente la manera en que yo entiendo la arquitectura. Después me trasladé a Londres, donde trabajé durante un año en la renovación de casas victorianas de alto nivel. Y fue entonces cuando decidí marcharme a Copenhague, lo que supuso una ruptura total. Allí estudié un máster en la Royal Danish Academy y, tras estos años, puedo decir que estoy satisfecho con mi recorrido y con todo lo que he aprendido de cada uno de los lugares en los que he estado.

Una forma enérgica y positiva de entender la arquitectura

¿Cómo aterrizaste en JAJA Architects, fue algo inmediato tras llegar en Copenhague?

Una vez terminé mi máster, comencé a trabajar en un estudio muy joven que estaba pegando muy fuerte, y eso hizo me hizo ganar muchos contactos en el sector. Al poco tiempo me integré en el equipo de JAJA Architects.

Y, ¿qué define el estilo JAJA en arquitectura?

Te diría que, si hay algo que define a JAJA Architects, es la no definición de nuestra arquitectura. En el estudio hemos decidido no especializarnos en un determinado tipo de proyecto, en una escala o en un nivel. Y esto es lo que nos obliga a estar en constante experimentación. JAJA Architects es como un enfant terrible. Trabajamos con un abanico muy amplio de proyectos, desde transformaciones en pequeños espacios, hasta grandes planes urbanísticos. Nos sentimos cómodos con proyectos públicos, con proyectos privados. Con patrimonio industrial, con patrimonio histórico.

Photo Credit | JAJA Architects

Los proyectos que tengo ahora mismo encima de la mesa van desde un castillo en Dinamarca a colegios públicos, museos, instalaciones deportivas… Lo que hace especial a JAJA Architects, su rasgo más distintivo, es que siempre intentamos ir más allá. No importa el tipo de proyecto en el que estemos trabajando, siempre buscamos ese algo más, un elemento de juego.

Cuéntanos más sobre ese castillo en el que estás trabajando ahora…

Nyborg Slot data de la época de los romanos y es el castillo más antiguo de Dinamarca. De hecho, tiene un valor patrimonial enorme para el país, y el proyecto incluye la restauración de una parte y la construcción de un nuevo edificio. Esta parte de nueva construcción recorrerá el perímetro de las antiguas murallas, recuperando esa presencia perdida de nuevo al presente.

Se trata de un proyecto muy especial porque se exige un nivel de calidad bastante alto y también cuenta con un presupuesto mayor. Evidentemente, también supone un reto porque entra en el terreno de la arqueología y también del discurso político, puesto que es un edificio histórico. Es una batalla con muchos frentes, pero es una experiencia muy enriquecedora. A veces frustrante también. Pero, en general, estoy muy contento con el trabajo.

Giaocomo, ¿qué es lo que mayor satisfacción te aporta en tu trabajo?

Es una pregunta muy complicada de responder. Creo que es cuando consigo que el mensaje llegue, algo que conecta con la misma pregunta, pero en negativo: “¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?”. Y, en este caso, te diría que resulta frustrante cuando tus ideas se malinterpretan o no eres capaz de transmitir tu punto de vista y tus intenciones a alguien que no entiende de arquitectura.

Giacomo Pizzo, from JAJA Architects
Giacomo viajó desde Copenhague para visitar nuestra Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas

Cuando eres capaz de abrir una nueva perspectiva a alguien, se produce una disrupción en la realidad de esa persona. Así que posiblemente lo que más me satisface en mi trabajo es ver cómo, al final del proceso, todo parece encajar y la solución llega de una forma natural.

Y en tu trabajo, ¿hay algo que te divierta o con lo que disfrutes especialmente?

Me considero afortunado de formar parte de un equipo tan joven y lleno de ideas, con personas de contextos tan diferentes. Al mismo tiempo, el poder trabajar con un concepto muy abierto de arquitectura resulta en experiencias únicas y diferentes en cada proyecto. Por ejemplo, el año pasado tuve que trabajar en un proyecto de cultura urbana; tuve que empaparme de conceptos relacionados con el skating, la música callejera, los DJs… muchas cosas que en ese momento me resultaban desconocidas. Y ahora me veo inmerso en un proyecto casi arqueológico, con ruinas y tectónica medievales. Esto es lo más divertido, sin dudarlo: encontrarme en el vértice de tantos estímulos diferentes, algo que te hace cambiar y evolucionar constantemente.

ConnectA, workshop internacional de arquitectura en la CEU UCH

¿Crees que hay algo específico de la arquitectura escandinava? ¿Hay una forma nórdica de concebir la arquitectura?

Todos tenemos que aprender de todos. Es cierto que Escandinavia es una comunidad con una identidad muy fuerte y una gran presencia en diseño y arquitectura. También es una región con unas condiciones climáticas, geográficas y socioeconómicas muy particulares. En este sentido, diría que Dinamarca destaca sobre todo por un sentido muy social de la arquitectura, donde la individualidad se aparta del proyecto por el bien de un público mayor.

De forma más concreta, yo dividiría la arquitectura danesa en dos grandes grupos: la Escuela de los Grandes Maestros (Arne Jacobsen, Jørn Utzon…), que rompieron las fronteras de su arquitectura para crear iconos globales. Por otro lado, hablaría de la nueva arquitectura nórdica, más o menos desde el año 2000. Ese año se produjo una revolución cultural muy transversal que acabo afectando también a la arquitectura: aquí hablo de PLOT (ahora JDS y BIG), Bjarke Ingels… Y, por supuesto, las referencias que vinieron de Países Bajos y que se reinterpretaron en clave danesa, como OMA.

La internacionalización, factor de éxito para futuros arquitectos

Algunos de los estudios que mencionas están ahora abriendo oficinas en Estados Unidos y especialmente en China, ¿crees que Asia es el nuevo El Dorado de la arquitectura mundial?

Efectivamente, muchos estudios están abriendo en Estados Unidos, pero también en Canadá. Existe un interés por exportar conocimiento o incluso una marca, una forma de hacer las cosas. Y, en este sentido, Dinamarca está utilizando su prestigio internacional para vender su arquitectura al mundo.

“Belleza, estructura y función: ningún proyecto debería salir adelante si carece de alguna de estas tres características.”

En cuanto a Asia, es donde ahora se están moviendo las cosas, por lo que es normal que los estudios quieran estar allí. China ha experimentado una enorme revolución en su clase media y, como consecuencia, se está construyendo muchísimo en el país. En los últimos 50 años hemos construido a un ritmo frenético, y ya algunos estudios vaticinan que en los próximos años se va a triplicar esa velocidad. Y, sobre todo, en los países en desarrollo. Así que sí, habrá mucho trabajo en Asia, en África y también en América Latina.

Y con esto que nos comentas, ¿qué consejo darías a una persona que está ahora mismo comenzando su carrera en Arquitectura?

Sin ninguna duda, mi consejo sería: prepárate para moverte y mantén siempre los ojos y la mente bien abiertas. Es importante reconocer lo privilegiados que somos porque vivimos en una sociedad que nos permite acceder a la educación que deseamos. Y en arquitectura hay pocos puestos de trabajo, esto no hay que olvidarlo tampoco. Como arquitectos también hemos de ser respetuosos con la gran responsabilidad que tenemos, porque nosotros determinamos cómo viven las personas y cómo se relacionan con su entorno natural o urbano.

Por eso, ten la mente abierta, la conciencia también, y no pierdas la curiosidad por todo lo que acontece a tu alrededor. Esto es lo que marca a la arquitectura.

Giacomo Pizzo from JAJA Architects
Giacomo Pizzo, trabajando con nuestros estudiantes de Arquitectura durante el workshop

En tu opinión, ¿qué es más importante a la hora de diseñar un edificio: a) que ese edificio se convierta en un icono, b) que sea un edificio que perdure o c) que sea sostenible?

Definitivamente, una combinación de a, b y c. Cuando estudiaba en Venecia, en mi Escuela teníamos muy presente un lema de la Escuela de Vitruvio que decía: VENUSTAS, FIRMITAS y UTILITAS. Estas tres palabras latinas resumen los principios fundamentales de la arquitectura: belleza, estructura y función. Ningún proyecto arquitectónico puede salir adelante si carece de alguna de estas tres características. Incluso me atrevería a añadir un cuarto elemento a la fórmula: la naturaleza.

Ya sabes, Giacomo, que nuestros estudiantes pronto visitarán Copenhague en el marco de sus estudios. ¿Hay algún consejo o sugerencia que querrías darles, algún edificio que no deben dejar de visitar? ¡Puede ser una obra salida de JAJA Architects si lo deseas!

Mi primera sugerencia sería tratar de descubrir la ciudad como los propios daneses. Es una sociedad muy relajada y, para ellos, el tiempo parece carecer de importancia, así que hay que evitar la programación. Moveos en bicicleta, tomad una cerveza, lanzaos a un canal (¡aunque esté congelado!), acudid a una sauna… estas son las cosas que hacen los daneses. Y visitad el Museo Louisiana. Se trata de un conjunto muy especial que nace en una villa y se expande con nuevos edificios, todo enmarcado en uno de los paisajes más espectaculares del país, al lado del mar.

Es la unión más perfecta de tradición y modernidad que se me ocurre, una conexión armoniosa entre arte y naturaleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.