Oporto y 5 arquitectos portugueses a los que admirar

La nueva arquitectura portuguesa se posiciona cada vez mejor en el mundo, atrayendo la atención de interesados y expertos en la materia. El número de referencias y de artículos dedicados a los edificios made in Portugal es cada vez mayor, como lo es también el reconocimiento a sus tres grandes iconos: Fernando Távora, Álvaro Siza y Eduardo Souto de Moura. Arquitectos portugueses que han creado (literalmente) escuela y que han rediseñado con su obra la fisionomía del paisaje urbano de Oporto.

Con dos premios Pritzker en su haber, la arquitectura contemporánea de Portugal está viviendo una auténtica edad de oro. Por eso, aquí os presentamos brevemente a estos 5 arquitectos y estudios a los que conocer (y reconocer), como preámbulo a nuestro workshop internacional de arquitectura ConnectA.

Y, como no podía ser de otra manera, la lista de arquitectos famosos portugueses comienza con Távora.

Fernando Távora

Para muchos, el auténtico referente de los arquitectos portugueses y el responsable de hacer entrar a Portugal en la modernidad (y por la puerta grande). Con obras como el Mercado Municipal de Santa Maria da Feira, la Casa da Câmara o el Pabellón de Tenis de la Quinta da Conceição, Távora es el artífice de que Oporto se haya convertido hoy en una referencia mundial en arquitectura.

Mercado Municipal de Santa Maria da Feira, obra de Tavora
Photo Credit | Wikipedia

Fernando Távora falleció en 2005 dejando una ingente obra en su país y, en la actualidad, es considerado el padre de la arquitectura contemporánea portuguesa: por su obra, siempre única e integrada en su entorno, pero también por la enorme influencia que sigue ejerciendo sobre las nuevas generaciones de arquitectos. Fundador de la célebre Escuela de Oporto, Távora fue profesor de algunos de los que posteriormente han diseñado la cara más moderna de la ciudad, incluyendo a los únicos premios Pritzker que han salido de nuestro país vecino: Siza y Souto de Moura.

Álvaro Siza

Con más de 40 obras sólo en la zona de Oporto, es indudable la huella que Álvaro Siza Vieira ha dejado en esta zona del norte del Portugal. Sin embargo, algunas de sus obras más conocidas, y que le hicieron valedor del Pritzker de Arquitectura en 1992, no se encuentran en esta ciudad. Fue él el elegido para erigir en Lisboa el pabellón de Portugal en la Expo 1998; una construcción icónica, con todo el peso que suponía ser el país anfitrión, que todavía hoy sorprende con su inmensa cubierta de hormigón suspendida que crea una espectacular y diáfana plaza pública.

Pabellón de Portugal de la Expo 98, obra de Álvaro Siza
Photo Credit | Clément Guillaume

En la localidad de Aveiro se encuentra otra de sus obras más célebres, la Biblioteca de la Universidad de Aveiro; un edificio luminoso y autónomo, de silueta sinuosa, en el que el propio arquitecto ha reconocido la impronta de Alvar Aalto, una de sus grandes fuentes de inspiración.

«La tradición es un reto para la innovación» – Álvaro Siza

Tradicional y moderna al mismo tiempo, de formas sencillas y casi escultóricas, pero siempre acorde al entorno en el que se integra: quizás sea así como se pueda definir mejor la obra de Siza, tanto en sus proyectos de nueva planta como en actuaciones sobre construcciones existentes.

Eduardo Souto de Moura

Otro de los grandes arquitectos portugueses, Souto de Moura no sólo compartió con Siza espacio de estudio y de trabajo en su juventud sino que, como éste, también fue reconocido con el Pritzker de Arquitectura. Arquitecto versátil, sus obras pueden verse en Italia, Alemania o España, aunque la mayoría de sus construcciones se encuentran en Portugal. Desde viviendas particulares a obra civil y grandes proyectos, son construcciones de aparente minimalismo y una marcada contundencia física.

Obra del arquitecto portugués Souto de Moura
Photo Credit | Archinect

De su obra destaca la Casa das Histórias, en Cascais, donde reinterpreta la arquitectura tradicional de la región en tono minimal con dos grandes torres piramidales en rojo. O el Estadio Municipal de Braga, un alarde de arquitectura innovadora que, sin embargo, se integra a la perfección en el paisaje que ocupa en la ladera de un monte.

Álvaro Andrade

Quizás no el más conocido pero sí uno de los nombres que se está afianzando poco a poco entre los arquitectos portugueses, Andrade ya trabajó como docente en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oporto.

Arquitectura moderna en Portugal
Photo Credit | Espaço de Arquitetura

Su centro de alto rendimiento deportivo en la localidad de Pocinho, que zigzaguea por el valle del Duero, es posiblemente uno de sus proyectos más interesantes: una obra que fue seleccionada como finalista de los premios AR Emerging Architecture de la prestigiosa revista Architectural Review. Construido en terrazas, el centro incluye módulos sociales, de alojamiento y de entrenamiento para deportistas de élite. Todo a partir de serpenteantes unidades blancas, de volumetría diversa, que le hicieron ganar el premio ECOLA en 2015.

FALA Atelier

Uno de los estudios portugueses que más está dando que hablar en los últimos años, la obra de FALA Atelier está ganando mucha presencia en medios especializados. Un estudio joven, creado en 2013, cuya arquitectura se ha definido repetidamente como «naïve, hedonista, intuitiva y retórica».

Sin duda, la arquitectura de Oporto está de moda, y los arquitectos portugueses son cada vez más codiciados en todo el mundo. Por eso, desde la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas este año hemos querido dedicar nuestro ciclo Connect.A al país vecino. Para que, durante el año académico, la experiencia de nuestros estudiantes se acerque a la extraordinaria realidad arquitectónica de Oporto; y, también, para que profesionales y estudios como FALA Atelier visiten nuestra Escuela. Con ellos compartiremos su visión, sugestiva y post-moderna, de la arquitectura que viene.

Tras Berlín y Copenhague, llegamos a Oporto, el tercer destino de nuestro ArchiTripture. Un concepto innovador con el que recuperamos el concepto del Grand Tour y lo traducimos al lenguaje de la arquitectura del siglo XXI: un viaje de aprendizaje para los arquitectos que van a rediseñar nuestro futuro. Y este año, en la ESET, el futuro lo escribimos en portugués.

Oporto: buena arquitectura y un río

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here