Oporto y sus fachadas, una conexión arquitectónica

Cuando uno piensa en Oporto y en su arquitectura, es la tradición lo primero que le viene a la mente: sus fachadas de azulejos, el color azul, sus bodegas tradicionales, el Duero. Sin embargo, la ciudad portuguesa esconde mucho más que historia, fado y melancolía: Oporto es, en la actualidad, una referencia en arquitectura contemporánea. Y, seguramente, casi sin pretenderlo.

Cuando preguntamos a Ignacio Juan, responsable de Arquitectura de nuestra Escuela, en qué momento preciso Oporto pisó la modernidad arquitectónica, simplemente nos da un nombre: Fernando Távora. «Oporto existió antes que Távora, pero él fue el primer arquitecto que sentó las bases de una arquitectura totalmente diferente», nos comenta.

Ciertamente, hay algo en Portugal que hace de su cultura arquitectónica algo verdaderamente único. Es un país pequeño, pero con unas tradiciones muy arraigadas que ha sabido traducir perfectamente en su arquitectura. Una sociedad que ha sabido absorber lo mejor de la contemporaneidad y mezclarla con sus características locales para producir obras contundentes, pero siempre amables y cercanas.

«Con ArchiTRIPture pretendemos vivir la arquitectura. Porque el conocimiento sólo permanece cuando vivimos lo que estudiamos.»

Fernando Távora supo hacerlo, y pronto le siguieron Álvaro Siza y Eduardo Souto de Moura. Ahora, una gran cantidad pequeños estudios portugueses mantienen ese encanto y esa escala, y han logrado elevar a Oporto a potencia arquitectónica mundial. Por suerte para nosotros, uno de esos estudios ha estado en nuestra Escuela.

FALA Atelier y el poder de las fachadas de Oporto

A nuestros estudiantes de Architecture, que provienen de más de 20 países diferentes, nos interesa formarles de una forma muy amplia y global. Por ello, planteamos desde hace años que nuestros estudios se vinculen a una ciudad diferente cada curso. Esto es lo que llamamos ArchiTRIPture. Con ello, pretendemos unir la carrera a una cultura, unos condicionantes, una historia y una arquitectura distintas cada curso. Hace dos años nos acercamos a Berlín de la mano de Löser Lott Architekten, en 2019 viajamos a Escandinavia con JAJA Architects, y este año tocaba volver al sur de la mano de FALA Atelier.

Para nosotros, FALA Atelier es de uno de los estudios de mayor proyección internacional de Portugal. Un estudio joven, con una apuesta y un lenguaje totalmente diferentes que se alinean perfectamente con nuestra filosofía de aprendizaje. Por esta razón, Valeria Samovich ha sido nuestra invitada de honor este año y la líder de nuestro workshop internacional ConnectA. Con ella, y con el ejercicio práctico que desde el estudio nos han propuesto, hemos podido introducirnos en Oporto de una manera rápida, directa y arquitectónicamente muy competente.

Con Valeria, pero también con nuestra alumni Elia Bernardos, hemos abordado el proyecto de sustitución de una fachada en un edificio singular de la ciudad. Algo totalmente diferente a lo que tradicionalmente hacemos en la ESET, ya que nunca entendemos la fachada como un elemento aislado dentro de la arquitectura de un edificio. Durante una semana, hemos repensado (con cierto espíritu crítico) y propuesto diferentes soluciones, más allá de la estética.

Si algo nos llevamos de estos días de trabajo intenso y continuo con FALA Atelier es la conciencia del papel fundamental que las fachadas tienen en la personalidad de las ciudades. Así como los elementos interiores de los edificios se renuevan con cierta facilidad, pocas veces se presta la misma atención a las fachadas. Y, sin embargo, éstas tienen un impacto enorme en el paisaje, la historia y la cultura de las ciudades.

Con Valeria, hemos trabajado además con un código cromático y geométrico muy concreto para fijar los parámetros del ejercicio. Mucho trabajo y muy poco tiempo, pero la experiencia ha sido un éxito rotundo.

Berlín, Copenhague y Oporto: tres escalas de nuestro ArchiTRIPture

Pero el workshop ConnectA no ha sido más que una nueva etapa en este escenario de aprendizaje que, cada año, nos transporta a un destino internacional. Este viaje apasionante nos llevó hace dos años a Alemania, con una cultura arquitectónica más rígida y centroeuropea. A Dinamarca, para descubrir un contexto nórdico con condicionantes meteorológicos y constructivos particulares. Y este año, hemos vuelto a la península para zambullirnos en una ciudad cercana, pero de geometría y geografía totalmente diferentes a la nuestra.

Como complemento formativo, todas las materias de cada curso las vinculamos a nuestro destino internacional: urbanismo, proyectos, instalaciones, estructuras. De esta forma, hemos aprendido en los últimos años cómo se diseña y se construye en Berlín, en Copenhague, en Oporto.

El próximo paso será nuestro viaje experiencial a la ciudad. Constataremos lo aprendido en clase y durante el workshop con la realidad y la cultura local. En Oporto, lo primero que haremos será caminar por la ciudad para absorber la estética y empaparnos de su cultura en directo. Descubriremos edificios de los años 30 y 50, pero también contemporáneos. Visitaremos el estudio de FALA Atelier y, junto a ellos, iremos a conocer obras y proyectos: edificios por fuera, obras por dentro, para terminar por construir una experiencia de arquitectura plena.

Porque entendemos que los edificios, además de visitarlos y admirarlos por fuera, hay que utilizarlos. Lo hicimos en Berlín, acudiendo a un concierto en la Filarmónica. Lo hicimos en Suiza, cuando nos zambullimos en las Termas de Vals de Pether Zumthor. Y lo volveremos haremos en Oporto: en las piscinas de Siza, o incluso en su Casa de Chá da Boa Nova.

Y en 2021… ¡un nuevo destino arquitectónico!

La siguiente etapa de nuestro viaje de aprendizaje está todavía abierta a debate. Queremos explorar la historia y los estudios más rompedores de una ciudad mediterránea: ¿Roma, Atenas…? Desde luego, todo arquitecto debe visitar el Partenón o el Panteón, pero hay muchas candidatas que cumplen con los objetivos que buscamos.

Con todo todavía por decidir, y con nuestra visita atlántica a Oporto por realizar, una cosa tenemos clara: la cuarta etapa de nuestro ArchiTRIPture será en el sur de Europa. A orillas del Mare Nostrum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here