Libros y arquitectura: 5 bibliotecas que tienes que visitar

Cada 24 de octubre se conmemora en nuestro país el Día Internacional de las Bibliotecas, una fecha en la que se pone en valor su papel fundamental en la cultura y en el desarrollo humano. Estos edificios de servicio público han sido, a lo largo de la historia, verdaderos símbolos de poder y de modernidad, pero también objeto de enfrentamientos y de destrucción entre pueblos. Desde la mítica Biblioteca de Alejandría hasta la malograda Biblioteca de Sarajevo, es incuestionable el papel que han jugado y siguen jugando en nuestra sociedad a nivel cultural, social y político.

Vista interior de una biblioteca
Las bibliotecas siempre han sido espacios en los que diseño y arquitectura han jugado un papel importante

En la actualidad, tanto como en la antigüedad, muchas ciudades pugnan por construir bibliotecas de arquitectura espectacular para acoger sus colecciones documentales y libros. Espacios cada vez más innovadores y futuristas donde depositar archivos, fondos bibliográficos y digitales, y ofrecer al mismo tiempo un lugar atractivo que inspire a los usuarios. Sin embargo, ¿qué características debe tener presente un arquitecto a la hora de proyectar una construcción con un uso tan particular?

El arquitecto británico Harry Faulkner-Brown hizo público en 1973 un conjunto de principios, algunos bastante generales, que recogen todo aquello que un edificio bibliotecario debería ser. Flexible, compacto, accesible, extensible, variado, organizado, confortable, constante, seguro y económico son algunas de estas características.

No sabemos si todas cumplirán con el decálogo de Faulkner-Brown, pero es innegable que la arquitectura de bibliotecas está viviendo una etapa de esplendor. Como muestra, iniciamos un recorrido por 5 de las bibliotecas modernas más espectaculares del mundo. O, por lo menos, ¡las 5 que más nos han logrado inspirar!

Biblioteca Pública de Estocolmo (Erik Gunnar Asplund)

Clásico entre los clásicos, esta biblioteca es una perfecta representación de la nueva arquitectura nórdica de los años 20. Neoclásica y racionalista al mismo tiempo, con su característica fachada anaranjada, lo mejor del edificio se esconde sin embargo en su interior.

Vanguardia en la arquitectura de la biblioteca pública de Estocolmo
Photo Credit | Study In Sweden

La sala de lectura o rotonda central es un espacio circular, enorme y tranquilo, con librerías en tres niveles. Una auténtica caverna de libros con paredes de estuco irregular que terminan en, sorpresa, un techo plano. Algunos autores han querido ver en esta sala una referencia al Panteón de Roma, ¡pero los planes de Asplund eran demasiado modernos para incluir una cúpula circular!

Biblioteca Nacional de Qatar (OMA)

Obra firmada por OMA, quienes ya participaran en el concurso para construir la nueva sede de la Biblioteca Nacional de Francia. En Doha, la premisa era el espacio: más de 42000 metros cuadrados donde acoger a miles de lectores y casi un millón de volúmenes… en una única sala.

Vista exterior de la biblioteca pública de Qatar
Photo Credit | Molteni Group

Una única sala de grandes proporciones, en la que se ha diseñado un sistema de terrazas para las librerías que permite que todos los libros estén a la vista del usuario en cualquier momento y desde cualquier punto. Una idea, la de sentirse rodeado de libros, que se refuerza por el hecho de que el acceso se sitúa en el centro del edificio, y no en el perímetro.

Una biblioteca, sin dudarlo, gigantesca para un pequeño país que hace las cosas a lo grande. Y mármol. Sobre todo, mucho mármol.

Biblioteca Pública de Stuttgart (Yi Architects)

Con una apariencia que recuerda casi a un templo, esta biblioteca se ha convertido en todo un icono de Stuttgart (y también en un oscuro objeto de deseo para los fanáticos de Instagram). De forma cúbica y color blanco puro, este gran edificio de 45 metros alberga todos los servicios bibliográficos en cinco plantas.

Ejemplo de arquitectura de vanguardia en bibliotecas
Photo Credit | Totems

Su interior está hueco, y se estructura alrededor de un pequeño estanque central. A partir de él, un sistema de escaleras y balcones articulan el recorrido en sentido ascendente hasta las zonas donde se encuentras los volúmenes, dejando el centro totalmente vacío. Un concepto simple, puro, luminoso y tremendamente moderno para este templo del conocimiento, ideado por Yi Architects.

Biblioteca Central de Helsinki (ALA)

Se trata de una de las últimas incorporaciones a la lista de las bibliotecas más vanguardistas del mundo. Oodi, que es como se conoce a la Biblioteca Central de Helsinki, se diseñó con la idea de que fuese más que una biblioteca tradicional: se trata de un lugar de encuentro, de trabajo, de relajación y de intercambio de conocimiento en el centro de Helsinki.

Vista exterior de Oodi, una de las bibliotecas con arquitectura más espectacular
Photo Credit | FORM Magazine

El edificio, nacido en el estudio ALA Architects, se caracteriza por su cuerpo de madera y cubierta ondulante, salpicada de pequeños óculos circulares que permiten la iluminación natural. Sin embargo, lo que verdaderamente llama la atención de Oodi es su concepción: se trata de un enorme edificio en el que sólo la planta superior, totalmente acristalada, está dedicada a los libros. Efectivamente, Oodi no es una biblioteca convencional. Ante todo, es un edificio pensado para las experiencias, donde cada espacio ha sido ideado para favorecer la interacción y la reflexión en torno a la cultura y las artes.

Biblioteca Nacional de Francia (Dominique Perrault)

Diseñada por Dominique Perrault, la BNF fue uno de los grandes proyectos de la era Mitterrand en Francia, y no estuvo libre de polémica. El proyecto se articula en torno a cuatro grandes torres en forma de L que, a modo de libros abiertos, rodean una gran explanada central con jardín inferior.

Ejemplo de arquitectura de vanguardia en bibliotecas
Photo Credit | ArchDaily

Y es precisamente el contraste entre las cuatro esquinas construidas y el centro del complejo lo que le ha valido a la BNF tantas críticas. Por un lado, la aparente falta de conexión entre las 4 torres y el gran vacío interior de la plaza. Por otro, la escasa accesibilidad al recinto. En cualquier caso, el edificio se alzó con el Premio Mies Van der Rohe de arquitectura en 1996 y se ha incorporado con éxito al skyline del París más moderno.

Biblioteca-CRAI de la CEU UCH

Posiblemente no sea la más grande, ni tampoco una de las bibliotecas con la arquitectura más espectacular. Sin embargo, sí es un espacio al que tenemos un especial cariño y que, por supuesto, os invitamos a descubrir como estudiantes. Un espacio que cuenta con 689 puestos de lectura, 12 salas de trabajo en grupo, 6 despachos de investigación, sala de investigación y salón de grados.

Vaya aquí nuestro pequeño homenaje a nuestra biblioteca central, una construcción moderna y funcional que ocupa un lugar privilegiado en nuestro campus de Valencia. Con acceso directo desde la Plaza Ágora, el principal centro de reunión e intercambio de toda la comunidad CEU.

Las bibliotecas seguirán siendo auténticos monumentos a la cultura y el conocimiento. Y, con suerte, ¡seguirán siendo fuente de proyectos arquitectónicos innovadores!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.