Miguel Aguilar: «Pido perdón de antemano. Me expreso mejor hablando»

Miguel Aguilar, alumni de Periodismo de la Universidad CEU Cardenal Herrera, relata en esta entrada su camino hasta llegar a Tiempo de Juego (COPE). Miguel habla también sobre el Periodismo, al que define como un «trabajo vivo».

Pido perdón de antemano. No soy muy ducho en esto, me expreso mejor hablando, pero bueno, voy a intentar poner en práctica lo que me enseñaron hace no mucho, aunque parezca que haya pasado un mundo, en El Rotativo.

Miguel Aguilar trabaja en Tiempo de Juego
Miguel Aguilar, ex alumno de Periodismo de la CEUUCH, trabaja en Tiempo de Juego (COPE).

Allá voy. Lo primero, mi nombre es Miguel Aguilar, y soy alumni de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Me gradué en Periodismo hace casi tres años  y, en estos momentos, trabajo en Tiempo de Juego de la Cadena COPE, con Paco González, Pepe Domingo Castaño, Manolo Lama, Jorge Hevia y demás craks de la radio deportiva nacional.

Pero, antes de eso, hice algunas cositas que me ayudaron a estar donde estoy ahora mismo. Os cuento rápido para no aburriros.

Durante el Grado fui becario en Radio CEU dos años; también colaborador en El Rotativo; luego, fuera de la Universidad, empecé colaborando en Radio Mislata, en la 99.9 Valencia Radio, en un par de periódicos digitales por aquí y por allá escribiendo sobre deporte y también pasé por Play Radio Valencia presentando el programa Sin Tregua de narraciones del Levante Unión Deportiva (sí, soy del Levante, ¿qué pasa?).

«El periodismo es un trabajo vivo»

También hice televisión, por probarlo todo. Estuve en la sección de Informativos de Deportes de Antena 3. Pero decidí seguir con la radio.

Trabajé como becario en informativos de Onda Cero. Ah, y también tuve mi propio programa en Radio 4G junto a un compañero de Universidad, Luis Barrachina, donde narraba los partidos del Levante UD. Y eso es todo, al menos durante mis cuatro años de carrera.

Luego me mudé a Madrid, hice el máster de la Cadena COPE, estuve un año de becario… hasta que dejé de ser becario. Todo llega.

Si hay una temporada que, por encima de todo, ha marcado mi vida, esa es la 2019-2020. ¿Es raro? Sí. Sobre todo por eso de que ha habido una puñetera pandemia de por medio, una crisis económica asfixiante que no ha hecho nada más que empezar, y todo lo que, lamentablemente, ya conocéis.

Miguel Aguilar destaca el reto que ha supuesto sacar adelante horas y horas de radio sin contenido deportivo.
Miguel Aguilar destaca el reto que ha supuesto sacar adelante horas y horas de radio sin contenido deportivo.

Pero, para mí, a nivel personal y profesional, ha sido mi mejor año. La pandemia, el confinamiento y la necesidad de sacar adelante horas y horas de radio sin contenido deportivo de por medio me ha ayudado a reinventarme tanto yo como el medio radio y a estar donde estoy ahora mismo.

Las oportunidades llegan, si sabes esperar, no te desesperas y, sobre todo, si tienes la habilidad de descubrir dónde existe una necesidad sin cubrir donde puedas destacar con tu trabajo. El periodismo es un trabajo vivo.  La clave está en aprovechar las oportunidades que veas en el camino, para que demuestres que puedes ser útil.

Imaginaos. Hacer un programa de 10-12 horas sábado y domingo sin fútbol, sin baloncesto, sin ciclismo… sin nada. Pues eso, tocó reinventarse.

Me gusta mucho recordar una frase que dijo Paco González en directo en uno de esos días de confinamiento: «Cuando hay deporte hacemos radio deportiva, ahora que no lo hay tenemos que hacer radio». La radio es la radio, al final.

La clave está en aprovechar las oportunidades que se encuentran por el camino.
Para Miguel Aguilar, la clave está en aprovechar las oportunidades que se encuentran por el camino.

Y, ahora, con cierta experiencia y echando la vista atrás, creo que puedo decir sin miedo a equivocarme algo que, espero, no haga que me acaben «odiando» aquellos ex profesores que me estén leyendo. Las notas no lo son todo y menos, en nuestra profesión.

Estudia mucho, pero trabaja, todavía más. De nada te va a servir graduarte con matrícula de honor en materias puramente teóricas si luego no sabes ir a la calle a buscar noticias, analizar e interpretar los datos y las estadísticas, hablar con la gente, no tener miedo a meter el micrófono, improvisar cuando de repente te dicen a segundos de entrar en antena que necesitan que les hagas un minuto más de información, y un largo etcétera. Eso no se estudia.

Dicho todo esto, estudiar es fundamental, absolutamente complementario una cosa con la otra. Pero es y debe ser así, complementario. Estudiar y practicar fuera, en la calle, es la clave.

«Todo llega. Os lo aseguro»

Y ahora vamos a lo que seguramente os interesa más de todo esto, que no es otra cosa que la lapidaria frase de: «la situación en el periodismo y los medios de comunicación es muy mala, es imposible».

Vale, os lo compro, más que mala digamos que no es buena. Pero eso son excusas para mediocres, y vosotros no lo sois, ¿a qué no?

Trabajad, estudiad, seguid trabajando, moveos, salid a la calle, sed vosotros mismos, hablad con la gente, con todo el mundo, sed buenas personas y honestos con vosotros mismos, con vuestras ideas, que todo llega. Os lo aseguro.

Y aprovecho estas últimas líneas para ser un poco «pelota» con la Universidad CEU Cardenal Herrera y con todo su profesorado. Pero ya no solo el profesorado, también con conserjes, cocineras y cocineros, encargados de mantenimiento…

Durante 4 años mi casa ha sido la UCH-CEU, y así me hicieron sentir desde el primer momento. Aprovechad la Universidad, no os imagináis todo lo que os puede llegar a ofrecer, desde Radio CEU hasta El Rotativo, pasando por las prácticas presenciales y curriculares, y todo lo que ello conlleva.

Aprovechar todo lo que ponen a vuestra disposición está solo en vuestra mano. Yo intenté hacerlo. Y no puedo estar más agradecido.

Espero haberme expresado bien. Como dije, yo soy más de radio. Pero bueno, lo he intentado. Por mi parte, solo gratitud, agradecimiento y orgullo por haber formado parte de este centro, y también por permitirme llegar a vosotros ahora mismo con estas líneas.

Nos vemos pronto, familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here