De Valencia a Bogotá: el intercambio de Johan Correa en Colombia

1817
Johan Correa, estudiante de la CEU-UCH, en el Parqué del Café, Colombia.

Johan Correa, estudiante de tercero del doble grado de Ciencias Políticas/Relaciones Internacionales + Dirección de Empresas, se encuentra desde el pasado mes de febrero en Bogotá, Colombia, en la Universidad de Santo Tomás, realizando un intercambio. Su estancia debía terminar en junio, pero ha decidido seguir un semestre más en Colombia, hasta el próximo mes de diciembre.

¿Por qué Colombia como país y la Universidad Santo Tomás?

Aunque desde los 2 años resido en España y mi idiosincrasia es plenamente europea, nací en Cali, Colombia, y desde muy joven me he interesado en demasía por la política en dicho país; soy seguidor de un partido político muy conocido allí, y siempre he querido estar en el centro o base del partido para estudiarlo con mayor minuciosidad y énfasis, puesto que mi TFG siempre lo he querido enfocar en dicha ideología, movimiento y partido político.

Es por ello que, qué mejor lugar o base que el lugar en donde nace y se expande dicha ideología como un axioma potente alrededor del mundo en los últimos 17 años. Nunca había estado en Colombia y mi interés es conocer e indagar los conocimientos políticos y empresariales en los que se proyecta la carrera, así como analizar tanto los vacíos o lagunas legales, que impiden el avance político y económico, como las potentes alternativas de desarrollo que se puedan manejar para así expandir el conocimiento adquirido en la CEU-UCH y desarrollar aún más las competencias en cada ámbito de actuación.

Mi elección es la Universidad Santo Tomás, ya que es la Universidad colombiana más antigua y la quinta en el continente americano, fundada en 1580 por la Orden de Predicadores en la ciudad de Bogotá, y considerada una de las mejores universidades de Colombia y del sector iberoamericano. Me enfoqué en esta también porque ofrece un gran abanico de competencias, alternativas educativas y de investigación.

Bogotá es la capital y me permite indagar  en el corazón de Colombia, y asimismo optar a la seguridad que ofrece la capital con respecto a otras ciudades o países. Otro de los factores que me  inspiraron y conllevaron a elegir este país y la universidad Santo Tomás es que de dicha Universidad son los egresados que ahora dirigen el Movimiento y políticas que anhelo estudiar en detalle, con lo que me acerca un poco más a la investigación de dichos conocimientos por  tener la cercanía y apoyo de la misma Universidad. Asimismo, la central  o sede principal del mismo partido se encuentran allí, y en su día me comuniqué con ellos para realizar dicho estudio y me abrieron las puertas para ello, con lo cual ya era un impulso muy óptimo para inquirir correctamente en los objetivos y proyecciones plasmadas.

Johan Correa en el Parque Tayrona, Santa Marta

¿Qué es lo que más te ha gustado del destino?

A pesar de los prejuicios que se pueden llegar a tener desde afuera, lo cierto es que Colombia es un país excepcional, tiene absolutamente todo lo necesario para ser un destino de ensueño; su gente en maravillosa, existe un nivel de educación y respeto muy alto y la cercanía, amabilidad y calor emocional que se vive en cualquier parte y con cualquier persona hace que te enamores muy fácil del país.

Pero eso no es todo, tiene buenas infraestructuras, servicios y lugares para poder vivir cómodamente. Asimismo, he de decir que las universidades poseen un nivel académico muy bueno, y tienen unas instalaciones que, aunque sorprenda, ni siquiera las universidades españolas las tienen o se le parecen.

Por otro lado, Colombia es un paraíso turístico, las condiciones y mecanismos universitarios te permiten tener el tiempo para conocer gran parte del país y, sin lugar a dudas, es cuando te enamoras de la experiencia y el destino; he visto paisajes, lugares, biodiversidad, culturas, arquitectura, entre otros, que ni sabía que existía, y eso es algo increíble.

Johan Correa en Cartagena, Colombia

¿Qué te ha aportado esta experiencia a nivel personal y a nivel académico?

A nivel académico ha sido una experiencia totalmente positiva; pude conocer nuevos modelos educativos, nuevas formas de aprendizaje e investigación, y es un enriquecimiento que se anexa al ámbito que ya conocía, como es el europeo. El sistema educativo en la Universidad Santo Tomás, al igual que en todas las demás, te permite y, de hecho, me ha permitido colaborar en muchas actividades y elaboración de proyectos universitarios. Con esto pude conocer perspectivas muy distintas a las escuchadas o estudiadas hasta el momento, y ello me permite actualmente analizar con una visión más amplia de cada tema o cuestión planteada. Por otra parte, te permite acercarte más a lo que realmente deseas hacer, proyectar los conocimientos aprendidos a un entorno real, presente y futuro, y saber qué quieres ampliar en tu bagaje educativo.

A nivel personal ha sido igual o incluso más enriquecedor; adoptas nuevas concepciones de vida, nuevas formas de proyectarte y de ver las realidades, no sólo del ámbito profesional, si no del ámbito moral, social, humano. La experiencia te permite conocerte un poco más, saber de qué eres capaz y lo que es más importante, saber y comprender qué necesita o qué te falta para acercarte un poco más a tus metas o proyecciones. No está de más decir que, aparte de todo esto y más, también ha sido una forma de aprender a administrar mejor, tomar mayor responsabilidad, mayor comprensión en convivencia, madurar en muchos aspectos y saber valorar infinidad de cosas que, tal vez, ni les prestaba importancia.

Johan Correa en el Río Amazonas

¿Cómo crees que afectará esta experiencia a tu futuro profesional?

A nivel profesional estoy seguro que sólo traerá consecuencias positivas; he podido desenvolverme en mi entorno académico, presentar o erradicar proyectos de Ley, acercarme a políticos de alto reconocimiento y realizar prácticas con ellos, adoptar ideas importantes e introducirme en ámbitos que jamás pensé estar. Ante esto es muy importante el aspecto relacional, tomar buenos contactos y ejemplos, dando lo mejor de uno en su ámbito y reflejando buena actitud para, en un futuro cercano, tener las puertas abiertas y poseer alternativas de acción en nuestra vida profesional. Es por ello que creo que, gracias a todas estas oportunidades obtenidas, la experiencia no sólo afectará positivamente en un futuro, sino que también pienso que es la oportunidad más óptima que puede presentarse en el presente.

 

Johan Correa en la cascada escalonada más alta de Colombia, (Choachí).

¿Recomendarías la experiencia a otros estudiantes?

Atendiendo a la invitación presentada por la misma Beca Iberoamérica, está claro que es una óptima forma recíproca de contribuir al desarrollo del espacio Iberoamericano del   conocimiento con las ideas adoptadas, a través del intercambio de estudiantes universitarios, y viceversa.

Es una oportunidad de proyectar ideas y mecanismos educativos del ámbito que se presenta a nuestra dinámica europea, siempre en pro del progreso de la sociedad, tomando en cuenta la ayuda económica que ofrece la beca y el abanico de centros docentes por escoger.

Con lo expuesto creo que no es necesario decir si la recomiendo o no, más bien diré que lo veo como una necesidad importante en el recorrido académico de un estudiante universitario, ya que, sin lugar a dudas, es el punto de inflexión que elevará notoriamente la proyección profesional y de vida que querrá alcanzar.

Johan Correa en el Valle de Cocora, Quindío, Colombia.

Muchísimas gracias, Johan, por compartir tu experiencia. ¡Te deseamos mucha suerte para el resto de tu estancia!

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.