Una futura diplomática de Colombia: nuevas ideas para un mundo nuevo

Valentina viene de Colombia y mira al mundo a los ojos, como el grado de Ciencias Políticas|Relaciones Internacionales que empezó con nosotros hace apenas unos meses. La encontramos en la Biblioteca, donde, en plena preparación de este parcial, pasa la mayor parte del tiempo ahora mismo. Antes de venir a nuestra universidad, vivió un año entero en París perfeccionando su francés. Volverá a Francia en las primeras prácticas de la Facultad que pueda realizar esta joven promesa de la diplomacia con la que hemos charlado entre pausa y pausa de estudio.

¿Qué es lo que más te atrae de estos estudios?

Siempre he sido una persona muy independiente. Me gusta moverme, explorar, conocer las culturas de otros países. Pero ese conocimiento sólo gana auténtico valor cuando se conecta. Esa es la parte que más me atrae de mi formación: conectar y relacionar distintas culturas, distintos países. La propia universidad, con el alumnado tan internacional, puede decirse que ya es, de hecho, un primer ensayo de ese reto.

¿Y cómo llevas ese primer reto hasta ahora? ¿Cómo es el día a día con tus compañeros teniendo en cuenta la variedad de países de procedencia?

Más de la mitad de mis compañeros son de distintas nacionalidades. Es una clase muy unida donde la interacción resulta fluida entre gente diversa que viene de lugares tan alejados como Rusia, Colombia o Guatemala. Todos aprendemos de todos. Eso sí, tenemos un diccionario de español virtual en el que vamos añadiendo palabras y significados porque nuestro español es diferente según el país, pero es un proceso enriquecedor y muy divertido.

«Conectar países crea oportunidades. Ése es mi sueño como diplomática.»

Seguro que ese buen ambiente ha hecho más fácil tu adaptación al cambio de país y de sistema, ¿cómo te han ayudado los distintos servicios de la universidad en ese sentido?

Como ya tenía esa experiencia de estar fuera de casa, cuando pasé un año en París, mi llegada no supuso un cambio demasiado grande. La Universidad, además, pone a tu disposición muchas herramientas para que la adaptación sea lo más rápida y cómoda posible. Personalmente, es muy recomendable el pack hospitality, con los servicios de acogida o el Mentoring Programme, que es una gran ayuda para orientarte en la preparación de exámenes, horarios, clases…

¿Qué crees que os pedirá el mundo del mañana a los diplomáticos que os estáis formando ahora?

Creo que nuestra responsabilidad es refrescar ideas y aportar algunas nuevas, abrir y desarrollar nuevos cauces de pensamiento. El mundo cambia y también hemos de ser capaces de generar nuevas formas de afrontar los desafíos que vayan surgiendo.

En un grado tan volcado en la internacionalización, ¿te has planteado hacer alguna movilidad en otro país durante tus estudios?

Me gustaría volver a Francia con la beca Erasmus+. Es un país que me atrae de forma especial y creo que como diplomática puedo colaborar a estrechar lazos entre Colombia y España, pero también entre Colombia y Francia. Es una idea que me ilusiona enormemente.

¿Cómo será la Valentina que trabaje dentro de unos años en una embajada? ¿Qué objetivos irrenunciables moverán tu trabajo?

El intercambio cultural, conectar países. Mi objetivo al final será crear oportunidades. El movimiento y el diálogo genera espacios y esos espacios generan oportunidades para avanzar en materia de educación, creación de puestos de trabajo. Los límites entre países no ayudan a crear oportunidades.

Tampoco tú te pusiste límites cuando decidiste lanzarte a la aventura de estudiar en otro país.

Quería ir a por mi sueño, lograr lo que siempre he querido, que es hacer carrera diplomática. Las cambios siempre tienen su dificultad, pero no tardas en comprobar todo lo que has ganado, amigos, experiencias…llevo sólo tres meses aquí pero la verdad es que la sensación que tengo es como si hubiera vivido aquí toda la vida.

Gracias por tu tiempo (escaso en estos tiempos de apuntes, biblio y café), Valentina, y mucha suerte con esos parciales y con todo lo que te espera a la vuelta de solo unos años.

Suerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here