Publicación de la obra “La política del siglo XXI: ¿más o menos ciudadanía?”

Como politólogos, cuando oímos hablar de democracia, resuena en nuestros oídos la famosa definición de la misma formulada por Lincoln en Gettysburg el 19 de noviembre de 1863: “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. A tal efecto, deducimos que la participación política es condición sine qua non para el normal desarrollo de un sistema democrático, pues entendemos que dicha participación, ya sea esta directa o mediatizada, se erige como el mecanismo esencial a través del cual los ciudadanos canalizan sus intereses, necesidades y preferencias a fin de obtener una respuesta por parte de las autoridades públicas. Sin embargo, el devenir de las últimas décadas se había caracterizado por una ilógica contradicción entre democracia y participación, de forma que se estaba produciendo un progresivo distanciamiento ciudadano para con la cosa pública. Esta realidad, en España, venía en gran parte motivada por el desinterés que la política genera entre los ciudadanos, la pasividad derivada del acomodamiento en un sistema democrático, la separación entre la clase política y el pueblo, la corrupción política, y la particular cultura política de los españoles. Ahora bien, dicha tendencia parece estar invirtiéndose debido a la mayor movilización de un buen número de ciudadanos descontentos con la democracia existente, los cuales han optado por abandonar la posición pasiva y distante que predominaba hasta tiempos muy recientes, para tomar una postura beligerante y reivindicativa, lanzando proclamas y movilizándose -de forma más o menos organizada- para reclamar una democracia real ya, en la que el demos tenga un papel protagonista y no de mero actor secundario que entra en escena cada cuatro años.
En este convulso contexto político, aparece la obra colectiva La política del siglo XXI: ¿más o menos ciudadanía?, coordinada por Hugo Aznar, Joaquín Marco y Emilio Sancho, y publicada recientemente en la línea de Humanidades de la Editorial Tirant-Lo Blanch. El eje central de la misma gira en torno al necesario replanteamiento de la participación ciudadana en el sistema democrático actual, fuertemente marcado por el contexto de la crisis económica, política y social en la que nos hallamos inmersos. De esta forma, y salvando las trabas que el interés personal y el “apasionamiento” por esta materia puedan suponer para el rigor y la objetividad que la presentación de una obra precisa, parece evidente que estamos ante una cuestión no solo de gran actualidad, sino también de necesario y meditado replanteamiento teórico-práctico a la luz de los últimos acontecimientos. En definitiva, por todo ello, y desde la perspectiva de una politóloga como la que suscribe estas líneas, resulta ciertamente gratificante observar la posición de La política del siglo XXI: ¿más o menos ciudadanía? como una obra de necesaria lectura no únicamente para la comunidad universitaria y la clase política, sino para la sociedad civil en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.