“Locos por los votos”

¿Quién sabe lo que podemos encontrar cuando no pensamos mucho las cosas? Si, una sorpresa, claro, y puede ser diferente dependiendo de lo que… busquemos… porque al fin y al cabo siempre hay algún motivo u objetivo.

Pues bien, después de un día de clase, y después de cenar, a uno se le plantea la posibilidad de ver una película en inglés. Sí, suena raro, que así porque sí, habiendo películas y series en castellano, tenga que ser en inglés. Pero claro, cuando tienes a alguien ahí que te recuerda la importancia de los idiomas… igual te planteas que hay que moverse, y que no valen sólo las clases a las que puedas asistir.

Anyway, buscando alguna película para ver online y que estuviera subtitulada (a poder ser en inglés, pero está en castellano y mira…) me encontré de casualidad con esta, y como estudiante de Ciencias Políticas que soy, no podía pasarla por alto. Sin previo tráiler ni descripción, me lanzé a verla. ¡Y qué sorpresa! No sólo trata de Política (como es lógico) sino también tiene buenas dosis de humor y algo bastante relevante que igual en estos momentos sorprende por su relación con la primera cuestión: la ética. Para los más experimentados en la visualización de películas, no les resultará nada novedoso la parte final en la que se ve más este aspecto, y aquel que parece se ha olvidado en muchas partes (o al menos esa es la sensación, lo cual no es poco). Me refiero a la verdadera Política.

Y bien, recomiendo esta película tanto por su punto de vista político y la sátira que realiza de ésta y también de la sociedad americana, como por pasar un buen rato viendo una película estadounidense (todos sabemos por dónde van).

A destacar desde mi parecer, me sorprendió la manera en que responde el electorado en cuanto a las encuestas y, por otro lado, a cómo actúan éstos en los debates que tienen ambos candidatos, pasando de un lado a otro con simples argumentos, no siempre racionales.

Otra, especialmente relevante, es el poder del dinero. Desde un primer momento se puede ver el papel que juega en la política americana. Lo deja claro en diversas ocasiones.

También recuerdo la importancia de la imagen, del asesor personal y de aquellos actos públicos en los que las cosas pueden salir mal ( aquí hay un momento de gracia, de crudeza por un lado también, y de surrealismo).

Locos por los votos (The Campaign)

 En Carolina del Norte, dos aspirantes a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos se enfrentan en campaña electoral. Para el congresista Cam Brady es la primera vez en su carrera que tiene que hacer frente a otro candidato: Marty Huggins, inconsciente títere de las grandes empresas y gerente de la oficina de turismo local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.