Discurso de odio y la muerte de Victor Barrio

fuente: okdiario
fuente: okdiario

El sábado pasado murió una persona de forma violenta y mientras su familia y amigos les lloran, hay personas que dicen “bailaremos sobre tu tumba” y “nos mearemos en las coronas de flores que te pongan”.

¿En qué mundo vivimos?… me suena mucho al mensaje de los nazis o de los criminales del polpot… No me puedo creer que en las almas de seres humanos haya tanto odio.

Pero la cosa es todavía peor si a esto le unimos que el que lo dice es un maestro y encima se dice protector de los animales. Sólo le pido a Dios que mis hijos no caigan en sus manos.

No estoy legitimando la fiesta taurino ni atacando a aquellos que pretenden su abolición. Puedo tener mis ideas sus ideas pero jamás se me ocurrirá decir esas barbaridades que arriba aparecen y que no puedo repetir.

¿Como se puede ser tan cruel y villano e inhumano? Yo creo que ni los animales, esos a los que pretenden defender caerían tan bajo como para decir eso para agravar el sufrimiento de su familia. Y encima hacerlo público para que el dolor sea mayor y el escarnio de esta persona y sus allegados sea mayor.

¿Que hay en la base de la ideología de aquellos que defienden la abolición de la fiesta?¿la defensa de la vida y la eliminación del sufrimiento de estos animales? ¿Sólo de estos? y las personas con las que conviven y a cuya especie pertenecen ¿no merecen el mismo respeto?

Según el Consejo de Europa, el discurso de odio es aquél que mediante formas de expresión fomenta el odio basado en la intolerancia, implica un menosprecio hacia un grupo incitando a la burla, la hostilidad o la discriminación. Afectando no sólo a la víctima sino que afecte directamente a todo el grupo al que pertenece.

¿Donde están una vez más los que defienden los derechos humanos? ¿los que luchan contra el racismo y la xenofobia? ¿es que esto no lo es?

Parece que cuando lo que se defiende o lo que se es no gusta “al grupo” entonces no es ni delito ni siquiera un acto moralmente reprobable…. Pues señores y señoras si esto es así. Estamos en un Estado quasi-totalitario. Donde los mayores crímenes contra unos son grandes heroicidades cuando se comenten contra otros. Donde bailar sobre la tumba de unos es un acto reivindicativo, y ser familiar de un taurino le hace a uno no poder ni llorar la muerte de su ser querido.

¿Es esto un acto aislado? Pues estoy recordando las camisetas que promueven la caza del pijo, o las palizas a los que piden el apoyo para conseguir una pantalla para ver la selección española o a los que vejan o agreden a homosexuales, o a los que dan palizas a los indigentes o a los que abusan de los borrachos… unos y otros, cuando, además se vanaglorian de ello y usan las redes sociales para escupir su veneno son, para mí., Unos delincuentes. Y tiempo le está faltando a la fiscalía para actuar en consecuencia… No, no todo está permitido ni la libertad de expresión ampara todo.

Pero más allá de todo ello y en este caso más que miedo, tengo pánico, el que ha pronunciado tales salvajadas se dice “maestro” y en sus manos está el futuro de muchos de nuestros hijos… Esperemos, que en este caso, nuestros hijos sean más humanos que la persona a la que pagan para que les enseñe (me niego a llamarle maestro) y suspendan esta asignatura. En este caso, no sólo no reñiré a mis hijos, sino que les daré un premio por sobresalir en humanidad, sentido común, y sobre todo, civilidad, que parece que de ello está falto nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.