Born in the USA, made by CEU UCH: así se forma un futuro diplomático

Hay frases que dicen más de lo que dicen. Frases de esas que, además de explicar o describir algo,  explican y describen cómo es la persona que las pronuncia. Cuando quedamos con Fernando para la sesión de fotos que ilustra esta entrevista, decide traer en su mochila una bandera de EEUU, su país: “Disculpa, tiene algo de polvo…¡me la llevé a la fiesta de las paellas!”.

Fernando en la plaza del Ágora de nuestro campus

Ahí está, de entrada, el trato exquisito. Casi ya el mismo tacto amable y cercano del diplomático que quiere ser algún día.

Y también el resumen de este primer año con nosotros como estudiante de Ciencias Políticas: un estadounidense perfectamente integrado en la vida del campus que luce con orgullo sus orígenes: “Trabajaré siempre intentando defender los intereses de mi país y la posibilidad de hacer carrera diplomática me atrae muchísimo”, dice cuando le preguntamos por su futuro como profesional. Un futuro que Fernando ya sabe que estará a medio camino entre Europa y EEUU.

En la playa de la Malvarrosa (Valencia)

“Quiero conocer a fondo el funcionamiento de la política europea y española, cómo son sus instituciones por dentro. También me gustaría poder dirigir una campaña electoral en mi país algún día”, comenta.

Nadie dijo nunca que estar a más de 9.000 kilómetros de casa fuera a ser fácil. Especialmente, los primeros días: “Antes de venir sabía que tendría que superar muchos retos. De eso se trata al fin y al cabo, ¿verdad? Cuando llegas son muchas cosas a la vez, muchos sentimientos enfrentados, pero si te centras y trabajas poco a poco encuentras tu lugar. Hoy puedo decir que gracias a estudiar aquí tengo amigos de todas las partes del mundo”.

Hemos logrado que te sientas un poco más en casa…

Me gusta la cultura española. Es verdad que hay cosas que todavía tengo que ir asimilando. Por ejemplo, sois muy directos hablando, en mi país es distinto. Pero en general, no es un salto tan grande. Además, hay aspectos del día a día que me encantan y que ya he hecho míos: ¡me encanta comer tan tarde!

Durante un descanso en la biblioteca, donde prepara los exámenes de junio

También nos dice que se encuentra muy cómodo en el modelo educativo de la CEU-UCH, tanto en el grado de Ciencias Políticas como en el Título Propio de Marketing Político que cursa en paralelo: “El nivel de los profesores es extraordinario y se agradece, al igual que el grado de intimidad y cercanía que puedes llegar a tener con ellos en cualquier cuestión relacionada con tus estudios o tus proyectos”.

Dice que no tardará en empezar a gestionar su primera movilidad internacional. Por lo que cuenta, y el nivel de conocimiento que ya tiene de la oferta de la universidad en este terreno, puede que haga más de una: “Estar en una universidad como esta me abre las puertas internacionales y pienso aprovecharlo, tanto con la Beca Santander Iberoamérica como con el Programa Erasmus +. De hecho, me gustaría hacer un Erasmus en alguna universidad italiana”.

No sabemos en Italia, pero aquí seguro que no echas de menos las palmeras de California…

¡Ni tampoco el sol! La verdad es que la vida en Valencia es hermosa. La ciudad es una “chulada”. Y mis primeras Fallas…¡una locura! Todo el mundo debería vivir la experiencia de esas fiestas por lo menos una vez en la vida.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.