El calmado de la CV500 será un camino en la Albufera

983

151125-4_alternativas_demana_elsaler

La enseñanza al futuro arquitecto implica aprender a leer el contexto territorial del emplazamiento en el que trabajar. Es un ejercicio donde tratamos de identificar los límites suficientes para dotar de coherencia a la escala propia del trabajo. Desde la asignatura de Urbanística V, estudiamos el Área Metropolitana de València, su estructura, sus asentamientos urbanos, sus espacios naturales y la relación de éstos con las infraestructuras.

En todo territorio existen conflictos de continuidad entre los hábitats naturales y las infraestructuras. La infraestructura gris es el soporte de comunicaciones motorizada y es responsable de la producción de emisiones contaminantes como polución o niveles sonoros elevados, genera peligro y accidentes con otros modos de movilidad y fauna animal. La infraestructura verde, aquella que conecta el territorio y en especial liga sus hábitats naturales es identificada hoy como garante de la movilidad activa. Así se persigue conectar los itinerarios urbanos -paseos y ramblas- con caminos exteriores que nos liguen a otras poblaciones próximas, y a los espacios naturales existentes. Sin darnos cuenta hemos perdido la conectividad con el territorio, con los caminos y sendas que lo surcan, un error a enmendar.

La permeabilidad transversal para la fauna se resuelve haciendo compatible el drenaje perpendicular con su paso, e incorporando más pasos en función de las necesidades. En caso de trincheras o hábitats que requieran uniones de mayor adecuación se emplea el ecoducto. Su tamaño se adecuará a las necesidades de la fauna propia de los bosques o áreas separadas por la infraestructura.

images
Ecoducto Kikbeek en el Parque Nacional Hoge Kempen sobre la E314 en Opgrimbie (Maasmechelen). Holanda. Este 2005 ecoducto terminado costó 4,6 millones de euros. (Fuente Wikipedia)

La actividad urbanística sobre la restinga de la Albufera, iniciada en el último cuarto del siglo XX , estableció que para su desarrollo era necesaria la construcción de una vía rápida de comunicación, se construyó una autopista que antes de llegar a El Saler se detuvo, se urbanizó y construyó parcialmente el área y años más tarde se procedió a derribar parte de las calles realizadas y el paseo marítimo, gracias a la contestación al proyecto que dieron gentes como Félix Rodríguez de la Fuente y otros muchos defensores del espacio natural. La restauración del litoral se llevó a cabo con restitución del perfil dunar tal y como lo conocemos hoy. ¿pasó lo mismo con la CV500? ¿se restituyó a El Saler su continuidad de recorridos con su puerto? másinformación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes antes/despues ortofoto 1989 -2012. Fuente Fototeca IGN

No hace tanto que el cantil del puerto daba directamente a las calles de este entramado urbano. La construcción de una autopista se detuvo, pero se aprovecharon los terrenos expropiados para la ejecución de la carretera CV500, si bien se valló y cortó el paso dando alternativa con la instalación de un paso elevado peatonal. Se rellenó el puerto y se habilitó al otro lado de la carretera, la valla es hoy el final de un hábitat humano que siempre ha tenido contacto con su embarcadero y es éste el que le ha permitido relacionarse con el parque de la Albufera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un paisaje de conflicto, producto del autismo de la infraestructura viaria. Con empeoramiento radical de las condiciones de borde y en consecuencia de calidad de vida para los habitantes de El Saler, a quienes dos carreteras limitan y confinan su espacio público. Donde el ruido, peligro de atropeyo y polución son los elementos que definen el nuevo paisaje de la fachada oeste donde antaño el parque se dejaba ver y recorrer directamente. Un lugar embrutecido por la carretera CV500 que no necesita dicho vallado, ni dicha pasarela si no fuera por su elevadísima velocidad, impropia de un parque por el que transita. Un anacronismo del siglo pasado que ha quedado olvidado y es preciso restituir a un estado de integración y calmado apropiados. La recuperación de la infraestructura verde, y su ligado a la i. v. urbana, reestablecerá su paisaje. Devolviendo el atractivo histórico de esta población que un buen dia se borró a consecuencia de un desarrollo urbanístico abortado hace más de 30 años. Un Saler herido que todavía sufre la inacción de la administración cuya responsablidad está compartimentada en ámbitos sectoriales que requieren coordinación. El paisaje del parque, de la población y muy en especial de sus gentes, lo merece.

En mayo de 2015 un grupo de alumnos del curso 2014-15 de arquitectura aceptaron el reto de visualizar alternativas que recuperaran la continuidad entre el hábitat urbano de El Saler con el parque, de forma voluntaria y sin que se tuviera en cuenta en la calificación del curso. El ejercicio de paisaje abordaba La Albufera y la reconsideración de toda la CV500 incluído el tramo de autopista que corta literalmente la continuidad territorial del parque natural hasta la playa desde Pinedo hasta su final.

Así los alumnos tratan de proponer medidas sencillas y de bajo presupuesto, que ilustren la capacidad latente de regeneración paisajística no sólo de El Saler, sino también del propio parque, al que será posible acceder desde más puntos, retornando al territorio la permeabilidad que dote de libertad de recorrido al curioso, al vecino y claro está, al turista interesado en la belleza de un parque natural todavía desconocido para muchos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Extracto de las propuestas de equipos de alumnos voluntarios. Mayo 2015

Estas propuestas, se realizaron con el propósito de sumar a las personas interesadas a la participación, ahondando en el conflicto, mediante la explicación visual de las alternativas. Los Amics de la Casa de la Demanà recorrieron las calles exponiendo los mismos y atendiendo a dudas de propios y foráneos. Más tarde comprobamos que su alcance permitiría a técnicos de la administración responsable de la vía, mirar más allá de su ámbito de competencia, e incorporar otras variables medioambientales pero también paisajísticas que la propia legislación de paisaje reclama desde 2006, y la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana de 2011, la ley de movilidad sostenible de 2011 así como la actualización legislativa de la LOTUP 2014 confirman. La primera comunidad autónoma en legislar sobre paisaje pero todavía con falta de ejemplos plausibles de su aplicación congruente.

Así hace ahora un año, en noviembre de 2015, se ofreció a la administración un taller formado por alumnos y profesionales recién titulados tutelado por un equipo docente que coadyuvaría en la tarea de poner sobre la misma mesa a todos los interesados en esta cuestión, armando la participación pública con un nuevo desarrollo de propuestas. Guiadas también por la propia administración, servirían a la par de vehículo con el que explorar diferentes opciones desde las que pulsar y alumbrar el potencial de este territorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Extracto de la propuesta borrador de taller de participación pública. Arquitectura. UCHCEU 2015.11.25

La movilidad sostenible a la que debemos dirigirnos no es compatible con más demoras o retrasos, ajenos al conocimiento y cultura de la sociedad del siglo XXI. Las soluciones económicas de adaptación funcional son adecuadas para ensayar soluciones, pues permiten su monitorización y son reversibles. La infraestructura verde del territorio junto a la calidad de vida de las personas que habitan El Saler, y aquellas que visitamos el parque natural de la Albufera, merecemos encontrar un entorno integrado y respetuoso con la calidad ambiental, coherencia territorial, calidad funcional y permeabilidad apropiados, que resuelvan el conflicto actual sostenido artificialmente por la inacción y que respondan de forma adecuada y tecnológicamente contemporánea, a una cultura del territorio donde se pretende cuidar el medio ambiente.

Es el caso de El Saler, así como el de otras poblaciones situadas en el parque de la Albufera, áreas naturales de calidad paisajística elevada que constituyen un atractivo único que es necesario poner en valor.

Continuamos a la espera.

 

Propuestas calmado de carretera CV500 en camino de la Albufera (v<50km/h):

screen-shot-2015-11-24-at-00-21-48

(c)2015 Elena Baena + Víctor Edo (arquitectos)

 

screen-shot-2015-11-24-at-00-23-20

(c) 2015 Mireia Llorens + Hajar El Mekkaaoui + Ana Mestre

screen-shot-2015-11-24-at-00-25-03

(c) 2015 Álvaro Marí + Pedro J. Fernández + Javier López + Arturo Sáez + Vicente Núñez

 

screen-shot-2015-11-24-at-00-30-10

(c)2015 Juan B. Berotmeu + Rebeca Martínez + Inmaculada Soler

 

 

 

 

Dejar respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.