«Siento que no solo he ganado un accésit, sino una nueva visión de la universidad, de sus estudiantes y una amiga»

Acto de entrega del premio.

Paula Hernández Burguete, estudiante de 2º del doble grado de Periodismo y Publicidad y RRPP. en la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha obtenido el primer accésit en los IV Premios CEU Por la Vida, que entrega cada año el Instituto CEU de Estudios de la Familia, con su relato Sesenta peldaños. Ahora nos cuenta su experiencia.

Cuando me dieron la noticia me sentí muy feliz, como es natural. Es un premio que me hacía mucha ilusión recibir porque, como dije en el breve discurso que hice en Madrid, pertenezco a una familia de la que formamos parte cinco hermanos, por lo que se me ha educado en valores que definen la vida como la máxima expresión del amor y la dignidad humana.

Paula durante su intervención tras recibir el primer accésit.

Ese día estaba muy nerviosa porque no sabía lo que tenía que hacer pero una vez comunicaron que había obtenido el primer accésit me sentí orgullosa de ver que mi trabajo había sido inspirador para alguien y que había sabido transmitir diligentemente el mensaje que se me pedía.

Mi experiencia de la entrega de premios en Madrid es muy positiva. Fue toda una aventura para mí. Me permitieron llevar a un acompañante y me llevé a mi hermana conmigo a una capital enorme sin saber coger un metro. Una vez allí me trataron de maravilla. Me presentaron a todo el mundo y me dieron la enhorabuena. Yo estaba bastante intranquila porque los asistentes no eran, en su mayoría, alumnos, sino personas algo más mayores a los que no conocía de nada.

Al empezar el acto me tranquilizó ver que todas las premiadas (éramos todo chicas) estábamos igual. Salí nerviosa a recoger el premio y a dar el discurso que me había preparado y me serené al empezar a hablar.

Vi todos los trabajos de mis “oponentes” y me di cuenta de lo merecidos que eran sus galardones. Después nos invitaron a comer y a dar una vuelta para conocer un poco mejor Madrid.

Lo que más me gustó fue conocer a la chica que había ganado el primer premio, Elena, que ha sido para mí todo un descubrimiento. Ella era de Barcelona, así que estábamos en las mismas circunstancias y cuando llegó el momento de irnos con ella y su acompañante pude ver que existía gente con mis mismas aspiraciones y nos invitamos a ir a nuestras respectivas ciudades algún día. Siento que no solo he ganado un accésit, sino una nueva visión de la universidad, de sus estudiantes y una amiga.

Respecto al relato, decidí redactarlo porque es algo que me encanta. Empecé a hacerlo para mis hermanos cuando aún era una niña. Recuerdo escribir obras de teatro que después representábamos, cuentos para dormir a mi hermano pequeño y mil historias casi para cualquier trabajo escolar.

Me encanta leer desde que aprendí a hacerlo con tres añitos y desde entonces no he parado, lo que creo que es bueno porque me ha ayudado mucho a la hora de escribir cualquier cosa, y especialmente con las faltas de ortografía.

Para mí la escritura es el arma más poderosa que existe sin duda alguna pero hay que saber usarla. Las personas son muy influenciables aunque no lo crean y leer estimula a hacer cosas tanto buenas como malas. Creo que la clave está en los lectores, que son los que deciden cómo interpretar aquello que leen, pero necesitan la ayuda de los que lo escriben para conducirles por un camino u otro. Cuántas cartas han detenido guerras y han creado conflictos…

Ahora más que nunca es cuando me doy cuenta de que cuando uno escribe es capaz de hacer reflexionar a la gente, de transmitir aquello que quiere con un lápiz y un papel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.