Rocio Raga, pasión por la radio

288
Rocío Raga, presentadora junto a José Forés del  programa Despierta Valencia, de CVradio.

A Rocío Raga Wichi la radio le corre por las venas. Estudió Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera y ganó una beca en Radio CEU. Durante el grado hizo prácticas en Onda Cero y tras terminar su formación universitaria trabajó en RNE y Cope Valencia. Actualmente trabaja en CVradio. Rocío recomienda a todos los que estudien Periodismo que se centren en hacer prácticas y en aprovechar las actividades de la Universidad. Os dejamos una entrevista realizada por la directora de Radio CEU, Ángels Álvarez.

¿Cómo recuerdas tu paso por la universidad?

Durante mi época de estudiante, me centré mucho en hacer prácticas y en aprovechar las actividades de la Universidad para conocer gente. Durante el segundo año de carrera y hasta que terminé, formé parte del grupo de CEU Teatro, del que me he llevado grandes amigos con los que todavía mantengo el contacto. El primer año fue un poco de toma de contacto. Estaba un poco perdida porque venía de otra ciudad, y mi prioridad era adaptarme a lo que supone estudiar un grado universitario, y conocer gente nueva para adaptarme al entorno. Sin embargo, siempre tuve claro que mi objetivo era dedicarme a la radio.

¿Cómo fueron tus inicios en la radio?

No fue hasta segundo de carrera, cuando comencé a hacer prácticas. Realmente, al principio, no tenía muy claro que eso sirviera de mucho. Pensaba que debía centrarme en mis resultados académicos, que eso era lo que contaba, lo importante. Sin embargo, por una casualidad, me avisó una compañera de mi antiguo instituto de que se había quedado vacante la plaza de prácticas en Onda Cero Teruel. Así que, un poco por impulso y por ilusión, decidí, prácticamente de un día para otro, que quería empezar con ello.

Al principio era muy duro. Al tratarse de una radio local, y de una ciudad tan pequeña como es Teruel, había dos empleadas y un comercial, que eran los que llevaban prácticamente solos la radio. No pensaba que fuera a ser una gran experiencia, ya que veía que era una radio pequeñita en la ciudad donde me había criado. Pero resultó ser el verano que más aprendí, y no lo cambiaría por nada.

Precisamente por esa falta de personal, teníamos que ser polivalentes. Daba igual, podíamos ir a ruedas de prensa, hacer conexiones en directo, hacer el control técnico, conectar con Onda Cero Calamocha… teníamos que hacer todos de todo. Y así fue como aprendí. En poco tiempo, tuve que adaptarme a todo.

La primera rueda de prensa a la que fui estaba súper asustada. No sabía nada de nada. No tenía ni idea de la actualidad de ese momento. Pero en seguida cogí confianza con el resto de periodistas que estaban allí, que me ayudaron mucho los primeros días.

Por tanto, ese verano me encargué de hacer directos desde cualquier sitio (una vez tuve que hacer uno desde encima de una grúa), de ir a ruedas de prensa (2 ó 3 al día, ya que había que cubrir todo)… pero el pánico llegó cuando me tocaba hacer los informativos matinales con autocontrol. Me parecía muy muy muy difícil. Hasta que, mis compañeras, con paciencia y con ganas, me ayudaron a hacerlo. De ahí todo fue rodado.

Me gustó tanto la experiencia que repetí al verano siguiente.

Fueron veranos duros, por una parte, ya que tenía que madrugar un montón y acababa muy cansada. Pero hacer lo que me apasiona, lo compensaba todo. Y mis compañeras son unas personas geniales, que me han ayudado y apoyado en todo lo que he necesitado. En esos veranos, y con respecto a lo de madrugar, un periodista de Cadena Ser me dijo “si no te gusta madrugar, no sé qué haces en la radio”. Y cuánta razón tenía. Lo comprobaría en mis carnes años más tarde.

¿Cuál ha sido tu vinculación con Radio CEU?

En tercero de carrera, y tras haber vivido el primer verano en Onda Cero Teruel, tenía claro que no quería dejar de hacer radio sólo porque fuera durante el curso. Como no veía viable hacer prácticas fuera de la Universidad mientras estaba yendo a clase, decidí buscar otra alternativa. Y la tenía delante de mis ojos. Ya en primero de carrera había hecho algunas colaboraciones con RadioCEU. Admiraba a los becarios que había entonces, que eran José Ángel Cuadrado, Teresa Díaz y Fauso Manuel Quintanilla. Me caían genial, y me gustaba mucho cómo se sabían desenvolver en el medio radiofónico siendo tan jóvenes. Así que pensé que sería buena idea pedir la beca de RadioCEU, ya que la Universidad tiene unos medios estupendos, me permitiría coger soltura y animar con mi pasión por la radio a otros alumnos que acabasen de empezar.

¡Y hubo suerte! Me puse muy contenta cuando me enteré de que me habían concedido la beca.

Era algo, en parte, nuevo para mí, ya que había que organizar la parrilla de programación desde el principio; pactar cómo iban a ser los servicios informativos, distribuir a los colaboradores lo mejor posible… Pero una vez estuvo todo organizado, fue muy fácil arrancar.

Tuve la suerte de tener unos compañeros maravillosos, con los que me coordinaba a la perfección, y que no tardaron en convertirse en grandes amigos. Los colaboradores se implicaban mucho, y hacían unos programas estupendos, con entrevistas de calidad y contenidos muy buenos.

Lo difícil, digamos, era compaginar el estudio, las clases, los trabajos académicos y el teatro, con la radio. Pero a pesar de ello disfruté muchísimo. Tanto es así, que al año siguiente pedí la beca de nuevo porque estaba deseando repetir. Me concedieron la beca de nuevo, y comenzó mi último año de carrera. Un curso que disfruté muchísimo.

Pero, como todo, el año termina. El curso académico también, y, por tanto, mi grado.

¿Cuáles fueron tus primeros pasar tras graduarte?

Ante la situación de pánico que suele entrar cuando terminas y no sabes qué hacer, busqué prácticas en Valencia. Finalmente, dentro de las prácticas que ofertaba la Universidad, estaba la beca en RNE Valencia. La solicité y me dieron el puesto. ¡Me hizo mucha ilusión! Era la primera vez que iba a hacer prácticas en un medio valenciano, fuera de la Universidad.

Conocí a los redactores de allí, unas personas encantadoras y siempre dispuestas a ayudar. En seguida fui a ruedas de prensa, me daban libertad para hacer reportajes, y me ayudaban a mejorar los puntos flojos. Los medios también eran estupendos, unos estudios muy completos, y unos programas que facilitaban mucho el trabajo. Hice, incluso, relaciones más estrechas con algunos redactores. Fue un verano fantástico.

Un par de semanas antes de que terminasen mis prácticas en RNE Valencia, me enteré de una convocatoria de becas de prácticas formativas del Ayuntamiento de Valencia. La condición era que el propio alumno encontrase la empresa en la que trabajar, y que ésta aceptase.

Así que terminé en COPE Valencia. Estuve allí unos 8 meses, ya que pude alargar la beca porque estaba cursando un posgrado.

Fueron unos meses geniales, donde aprendí mucho y donde terminé de enterarme de la actualidad que ocurría en Valencia ciudad y en la Comunitat Valenciana. Iba a ruedas de prensa, y hacía directos.

Me gustaba mucho trabajar allí. Mis compañeros, excepcionales. Siempre me han ayudado mucho y han tenido mucha paciencia conmigo. Por eso, aprendí. Además, confiaban mucho en mí, y me mandaban a ruedas de prensa para temas relevantes. Incluso fui a FITUR, en Madrid, para hacer conexiones y crónicas desde allí.

¿Cómo llegaste a tu puesto de trabajo actual?

Me dio mucha pena marcharme de COPE Valencia. Pero fue por un buen motivo. Me enteré de que estaban montanto una radio nueva, CV Radio. Y no dudé en echar el currículum allí. Me llamaba la atención que fuera una radio local, totalmente valenciana. Y a mí lo local, gracias a mis prácticas en Onda Cero, me gusta mucho. Siempre he tirado más por los temas locales y municipales, que me apasionan.

Así que en abril, dejé COPE Valencia y me marché a CV Radio. Me integré muy bien en el equipo de trabajo, y conocí a buenas personas con las que me siento muy a gusto trabajando. Actualmente, trabajo allí, en un programa que se llama Despierta Valencia, de 7 a 10 de la mañana de lunes a viernes. Ahí fue cuando me dí cuenta de que la frase sobre madrugar que me había dado el periodista de la Ser Teruel, era totalmente cierta.

Trabajo con un equipo que me encanta. Son todos unos grandes profesionales. Creo que, al final, es lo más importante. Sentirse a gusto con la gente con la que compartes entorno laboral. Además, al presentador del programa, José Forés Romero, le tengo un aprecio muy especial, ya que él me demuestra siempre que confía en mí, me plantea retos y me ayuda; por lo que cada día aprendo algo nuevo, con lo que puedo mejorar, paso a paso, pero sin parar.

¿Qué consejos darías a los alumnos de periodismo?

Sin duda, animaría a todos los alumnos a que se acerquen a RadioCEU. Aunque, a priori, no les llame la atención la radio, es un medio adictivo. Quien la prueba, quiere quedarse allí. Además, como la programación es variada, tienen la oportunidad de hacer periodismo radiofónico sobre sus temas favoritos, con gente de su edad, y tomar un primer contacto con lo que podría ser su trabajo el día de mañana. Realmente, a mi me preparó para poder llegar al mundo laboral.

Como consejo: no paréis de hacer prácticas. Es lo más importante, porque la experiencia es lo que da la capacidad de desarrollar un trabajo del que sentirte orgulloso y con el que disfrutar cada día. Aprended cada día, manteneos actualizados, y, sobre todo, disfrutad de cada función que desempeñéis; ya que, por pequeña que sea, siempre es importante.

¿Cómo ves tu futuro?

Es normal tener miedo del futuro. La vida da muchas vueltas, y no sabes dónde vas a acabar. Creo que, a pesar del miedo, si se le pone entusiasmo y ganas a las cosas, disfrutas con ellas, y, por tanto, te adaptas mejor a los cambios que puedan venir. No hay que olvidar que el periodismo es una profesión cambiante, y que hoy puedes estar aquí y mañana allá. El panorama periodístico cada vez cambia a un ritmo más rápido. Todo se digitaliza, y hay que adaptarse a nuevos formatos, a maneras distintas de contar las cosas. Pero cada uno de nosotros tenemos algo que nos diferencia. Encontradlo y explotadlo. Y la vida os llevará a donde queréis estar.

Como deseos, o qué espero del futuro… sinceramente, no lo sé. Me dejo llevar por el día a día. Solo espero no dejar nunca de trabajar en la radio, ya que es lo que más me gusta. Para mí, levantarme para ir a trabajar es como levantarme para ir a jugar o a desempeñar mi hobby favorito. Todo es cuestión de actitud. Lo mejor es aprender, observar y mejorar. Y con eso, espero poder adaptarme al futuro y a todo lo que viene.

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.