El Erasmus+ de Celia en Valencia, ¡puro lujo!

Yves Saint Laurent, Chanel, Hermès o Louis Vuitton. Muchos de los grandes nombres de la industria de la moda se escriben en francés y son sinónimo del lujo, de lo chic y de la Rive Gauche. Un sector, el de la moda y el lujo, que está en el centro de la actividad económica de Europa y que ofrece grandes oportunidades a los profesionales de la comunicación y del marketing.

De todo ello charlamos con Célia, una estudiante francesa que acaba de aterrizar en CEU Valencia para pasar su Erasmus+ con nosotros. De por qué nos eligió, cómo está viviendo su primera experiencia CEU y cómo va a alcanzar su objetivo profesional: trabajar en la industria del lujo en su país.

Estudiante Erasmus en las instalaciones del CEU
Célia, en los estudios de radio de CEU Valencia

Célia llegó hace poco tiempo a Valencia desde Lille, donde cursa actualmente el tercer año de la carrera de Media y Comunicación en la Université Catholique de Lille. Una institución, la UCL, con la que guardamos una estrecha relación desde hace años y que es una de las universidades de preferencia de nuestros propios estudiantes cuando quieren irse de Erasmus+.

Célia, eso de ser periodista, ¿fue siempre tu sueño de infancia o es una idea que has ido desarrollando después?

Sí, siempre fue así, y de hecho llegué a hacer unas prácticas en la revista Elle Magazine en París porque quería especializarme precisamente en periodismo de moda. Fue entonces cuando descubrí el mundo de la comunicación, del marketing y del merchandising, y de repente todo dio un giro radical. De hecho, ahora querría decantarme por algo más relacionado con la comunicación en general, y no tanto con el periodismo. También es cierto que las salidas profesionales tienen mucho peso a la hora de elegir tus estudios, y hoy en día es difícil llegar a ejercer de periodista.

¡Tan joven y ya has colaborado con una revista como Elle! Háblanos un poco más de tus experiencias profesionales, más allá de las clases…

En total, he hecho tres prácticas hasta el momento. Una para Elle Magazine, donde profundicé más en redacción, temas editoriales y publicidad. Más tarde, realicé unas prácticas en el servicio de Comunicación de un hospital, pero no terminó de gustarme la experiencia; se trataba de un centro especializado en oncología, así que las piezas que tenía que trabajar trataban básicamente sobre el cáncer y resultó una experiencia un poco dura. Mis últimas prácticas las realicé en una startup francesa llamada MadeInFrance, en Estados Unidos, donde me encargaba de generar contenidos para el blog. Allí también me encargaba de gestionar pedidos y de establecer contactos con diseñadores franceses.

Cuando escucho Erasmus+ lo primero que me viene a la mente es «atmósfera internacional»

Con todo ese bagaje práctico, seguro que ya sabes qué camino profesional te gustaría emprender. ¿En qué te gustaría especializarte en el futuro?

Querría especializarme con un máster en marketing de moda y acabar como responsable de prensa, dentro de ese sector. Me gustaría trabajar para una marca de lujo francesa y así poder representarla a nivel internacional: trabajar un día en Shanghai, otro en Nueva York, y de vuelta a París. A nivel más personal, me gustaría tomarme un año de pausa, siempre que me resulte posible, y apuntarme a clases de teatro.

En diez años me imagino trabajando en otros continentes, con clientes internacionales. Y claro, también entra en mis planes formar mi propia familia.

¿Cuándo decidiste que querías hacer un Erasmus+?

En mi facultad se da mucha importancia a los idiomas y por eso tenemos integrados cursos de inglés y español. En mi universidad siempre nos dicen que necesitamos irnos al extranjero, y la verdad es que nos brindan muchas oportunidades porque tienen muchos convenios firmados. A mí se me presentó la oportunidad de irme un año de Erasmus+, así que no dudé en aprovecharla: como estudio inglés y español, pensé que sería una buena idea hacer dos estancias de seis meses en dos países diferentes. El año pasado me fui a Charleston, en Estados Unidos, pero al final incluso llegué a sentir un poco de nostalgia. Por eso, decidí que mi segunda experiencia internacional tenía que ser en un país europeo. Y España fue la mejor opción porque es como mi segunda casa, vengo cada verano.

Vista áerea de la Université Catholique de Lille
Crédito | Universidad Católica de Lille

En principio, tenía la posibilidad de irme a Salamanca o venirme a Valencia, y al final me decanté por Valencia. Elegí la CEU UCH porque existe una relación estrecha entre las dos universidades. También conocía a una chica que ya había pasado su Erasmus+ aquí y le pregunté por su experiencia. Y, como sólo me dijo cosas positivas, ¡acabó por convencerme!

«Con los profesores hay una proximidad y cercanía en el trato que no es tan fácil de encontrar en Francia»

Apenas llevas unas semanas en nuestra universidad pero seguro que ya has tenido ocasión de visitar Valencia, ¿hay algo que te haya llamado la atención de la ciudad en tus primeros días?

No sé por qué, pero antes de llegar tenía la impresión de que iba a ser mucho más pequeña. Valencia ha resultado ser bastante más grande que mi ciudad, Rouen. El barrio de El Carmen es realmente agradable, el tiempo es mucho más soleado y hay muchísimo más ambiente en la calle. Me sorprende que aquí la gente salga después del trabajo o de clase, porque en Francia lo normal es irse directamente a casa.

Como lugares imprescindibles en la ciudad, creo que me quedo con el Mercado Central y el Oceanográfico. ¡Y la paella, claro!

Cuando escuchas la palabra Erasmus+, ¿qué ideas te vienen a la mente?

Pienso en Europa, en intercambios, en hablar otros idiomas, en conocer a nuevos compañeros, en fiestas y actividades, ¡en excursiones! Y la atmósfera internacional, eso es quizás lo primero que me viene a la mente.

Estudiante Erasmus en la facultad de Periodismo del CEU
Célia eligió CEU Valencia para realizar su estancia Erasmus+

Y de este semestre que vas a pasar con nosotros en CEU Valencia, ¿qué esperas conseguir?

Lo más importante para mí es mejorar mi nivel de español. En cuanto a los estudios, son bastante similares a los que ya curso en Francia, sólo que en lengua española. Lo que más me gusta de CEU es el trato de los profesores; cuando ven que eres un estudiante de intercambio, son conscientes de que a veces tenemos dificultades y realmente se esfuerzan en ayudar. Hay una proximidad y cercanía en el trato que creo que no es tan fácil de encontrar en Francia.

Dinos cómo recuerdas tu primer día en CEU Valencia…

Lo primero que pensé fue que la universidad estaba muy alejada, ¡en medio de la nada! Pero enseguida me di cuenta de que, dentro del propio campus, tanto las instalaciones como los equipamientos son fantásticos e increíblemente modernos.


Célia es una de los más de 90 estudiantes de intercambio que se han incorporado a nuestra universidad este año. Y, por ello, la felicitamos por partida doble. En primer lugar, por haberse embarcado en esta aventura internacional llamada Erasmus+ (¡y habernos elegido para ello!) y, en segundo lugar, por esa determinación por trabajar en un sector que le apasiona. Estamos de acuerdo, ¡para nosotros moda y comunicación también son un tándem perfecto!

¿Hablas moda? Tu pasión es una profesión de futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.