Cristian Súñer: “Nunca digáis que no a las oportunidades que os lleguen”

Cristian Súñer, estudiante de Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha cubierto el Campeonato de España Láser 4.7. En este post, Cristian relata su experiencia.

Empieza diciembre y tú solo tienes en mente el puente de la Constitución. Estás en clase de Comunicación Digital, toqueteando redes sociales, y de repente, suena el Whatsapp. Crees que es algún grupo y pasas del móvil, pero al rato decides mirarlo y ves que es de una compañera de trabajo y te extraña. Aún a riesgo de que me riñan, lo abro. “Hola Cristian nos han llamado de la productora Tactic Media, necesitan un periodista para cubrir una cosa en Cambrils, te han visto por Internet y les has gustado, les he dado tu teléfono para que te llamen y habláis. ¡Ya me cuentas!”

Justo acabo de leer el mensaje y suena el teléfono. Pido permiso para salir, digo que es urgente sin saber qué es en realidad. Me cuenta el director de la productora que me necesitan para dentro de tres días. Que se trata de irme a Cambrils toda la semana a cubrir el Campeonato de España Láser 4.7; que si acepto voy con un equipo de cuatro personas a gastos pagados y que encima me pagan X dinero por mi trabajo. Que se emitirá en Teledeporte y en Movistar Plus, además de en la sección de deportes de las cadenas que se quieran hacer eco del campeonato; que me lo piense y le vuelva a llamar.

Lo consulto con una profesora, porque estoy un poco aturdido, -todo había pasado en cuestión de 15 minutos- y me dice que no me lo piense; que, para delante. Lo comento con amigos y busco a la productora en Internet para ver a qué se dedican. Veo que cubren todo tipo de eventos y, sobre todo, campeonatos de vela por todo el país. Además, es una de las productoras que está trabajando haciendo programas para À Punt. Es buen sitio -pienso- y es algo que nunca he hecho. Así que cogí el teléfono y le llamé. “Acepto”, le dije.

Pero, ¿qué es eso del Láser 4.7?

No tenía ni idea de qué es eso del Láser 4.7 y, seguramente, vosotros tampoco. En resumen, es un tipo de vela. El “finde” me lo pasé estudiando el reglamento y aprendiendo el vocabulario del mar, porque era incapaz de distinguir la proa de la popa. Y, sin eso, mal iba.

El lunes, un poco perdido, acudo a la productora con mi maleta. Me presentan el equipo y para Cambrils. Éramos cuatro: el jefe, el cámara, el editor y yo. Nada más llegar al hotel, -que por cierto “pedazo hotel”- me presentan a todo el equipo que organiza el campeonato. Todos los participantes y demás estábamos alojados en el mismo complejo, recojo teléfonos, pido lista de inscritos y primera rueda de prensa para hablar del tiempo que iba a hacer toda la semana; que, para estar de vacaciones, genial, pero para hacer regatas, poco viento.

Los siguientes días fueron maravillosos periodísticamente hablando; porque, para los que competían, no tanto. No se pudieron hacer muchas regatas de las 12 previstas. Solo se pudieron hacer dos, las suficientes como para que el campeonato fuera válido. El primer día me enfundaron en un traje de “Capitán Pescanova“, como le llamaba yo, y al agua en una lancha bastante grande, con el cámara y los fotógrafos. En alta mar estuvimos como cinco horas sin poder hacer nada, porque no competían.

Al día siguiente consiguieron hacer una regata y ahí ya iba yo apuntando lo que veía; me iba montando esa historia que luego iba a tener que contar. Pero de nuevo, a puerto, porque el viento no iba a quedarse mucho más.

Las tardes las pasábamos en el hotel. El editor montaba un vídeo resumen del día y mientras, yo redactaba un poco el off del reportaje final. Poco más. Los dos días siguientes fueron igual de tranquilos. Poca cosa en alta mar, pero en tierra empecé a hacer de las mías: “queremos que des acción, que sabemos que lo haces”.

El alumno de Periodismo de la CEU UCH ha cubierto el Campeonato de España Láser 4.7
El alumno de Periodismo de la CEU UCH ha cubierto el Campeonato de España Láser 4.7

Y con esa acción se referían a que revolucionara a los chavales, supongo. Así que me fui a hacerles entrevistas, mientras esperaban para salir al mar. A que me contaran de dónde venían y también a perseguir a los que estaban mejor posicionados en el ranking nacional.

En el mar también me atreví a entrevistarles medio fuera de la lancha. Estiraba el brazo para que me contaran cómo iba la cosa. Y no, no me caí, como muchos pronosticaban que pasaría.

Las fuertes rachas de viento complicaron el último día del Campeonato de España Láser 4.7
Las fuertes rachas de viento complicaron el último día del Campeonato de España Láser 4.7

El ultimo día fue el mejor y el peor de todos, depende de cómo lo veamos. Se anunciaba viento el necesario para poder hacer las regatas, por lo que, para aprovechar el día, a las 8 de la mañana ya estábamos en el agua. El viento apareció y de qué manera: entre 30 y 40 nudos, unos 56-60 kilómetros.

“Le pedí al cámara que dejara de grabar”

Para que os hagáis una idea, los barcos empezaron a volcar, porque los chavales eran incapaces de dominar la vela por la intensidad del viento. Y la lancha de prensa se convirtió en una lancha de salvamento, junto al resto de barcos del comité de competición.

Le pedí al cámara que dejara de grabar, no iba a meter planos de niños subidos en la parte de debajo de los barcos, llorando, esperando que los rescataran.

Tras ayudar a algunos a darle la vuelta al barco y recogerlos, nosotros seguíamos dando vueltas por el mar, hasta que nos dijeran por radio que todos estaban a salvo.

Llegábamos a puerto a las 3 de la tarde, 7 horas subido a una lancha con el mar picado y, por suerte, sin marearme. Por supuesto, llegamos mojados de arriba abajo.

Antes de todo esto, no pudimos evitar hacer un poco “el cabra” en la lancha. Había que aprovechar el oleaje.

Tras la entrega de premios, tocaba volver a casa con una experiencia más vivida. Ahora, solo me quedaba redactar el guión del reportaje y mandarlo para que montaran el vídeo y la semana siguiente se pudiera emitir en Teledeporte y Movistar Plus.

Nunca digáis que no a las oportunidades que os lleguen. En esta yo he aprendido cómo se trabaja en una productora y cómo se trabaja en alta mar. He aprendido un deporte nuevo y, sobre todo, -y lo que digo siempre- he conocido gente maravillosa.

Lo bueno de esto es que me han visto trabajar y la puerta se queda abierta para volver algún día a hacer algo más con Tactic Media.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.