Decodificando Apple como una empresa de lujo

apple lujo

Hace cientos de años, Hermes y Louis Vuitton comenzaron como fabricantes de productos de lujo. Ofrecieron unos productos  como maletas o sillas de montar de lujo pero muy útiles para los consumidores de la época.

Con el tiempo, han ido cambiando pues  ya no compiten sobre la conveniencia o no de su equipaje sea el más útil, o sus sillas de montar las más eficientes,  se han trasformado en empresas de lujo, bajo la promesa fundamentalmente del diseño.

Durante el año pasado, Apple ha invertido mucho en el componente de lujo para su futuro. Ha contratado a ejecutivos de Burberry y la industria relojera suiza y ha rediseñado sus tiendas minoristas hacia el lujo

El reto al que se enfrenta si decide tratar de combinar la función con el lujo, es que con el tiempo, estos dos caminos divergen.

El fabricante de lujo no teme no ser un producto de vanguardia. Por otro lado, vive con el temor de que no sea visto como una opción fundamental por la élite. Y el fabricante funcional como es apple actualmente debe evitar lo contrario, que la gente deje de verlo como un producto de vanguardia y sea visto como una opción por las clases mas pudientes.

Es posible (aunque improbable) que Apple se convierta en el primer fabricante de productos de vanguardia a largo plazo y que de manera simultánea sea una marca de lujo rentable.

En algún momento de la evolución de todas las marcas de lujo, los usuarios dejan de preocuparse por el producto y sus funcionalidad y miran mucho mas a la propia marca. Siempre en la historia ha sido así pero igual Apple consigue cambiar este concepto. El tiempo dirá.

Si quieres leer el artículo completo en inglés pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.