Experiencia clases y exámenes online

NUEVA ALTERNATIVA A LAS CLASES PRESENCIALES: SESIONES ONLINE, ¿UNA BUENA ALTERNATIVA? 

Hola a todos y a todas de nuevo, somos Celia Claramunt y Paola Blas, alumnas de 1º de Doble Grado de ADE + Marketing y alumnas becadas por la Beca Merit Program. Después de nuestra primera publicación sobre nuestra experiencia de nuestro primer año en la universidad CEU Cardenal Herrera, en el post de hoy hablaremos de nuestra experiencia de las clases online así como de la nueva forma de evaluación de exámenes online.   

 

CELIA CLARAMUNT 

Ante esta situación imprevista y que sin duda ninguno de nosotros esperábamos, la universidad ha actuado de manera muy rápida y adaptándose con gran rapidez y éxito para afrontar este grave problema que nos afecta a todos, tanto profesores como a alumnos.  

Por un lado, me gustaría destacar la gran labor de los docentes que con poca antelación y debido a las graves circunstancias provocadas por el virus, han sabido adaptarse a las clases online para facilitarnos en todo momento el continuamiento de las clases presenciales, aunque en este caso, de manera online. Además, gracias al gran avance de las nuevas tecnologías he podido asistir a todas las clases mediante el uso de la aplicación “Blackboard Collaborate”.  

Por otro lado, en caso de que tuviera alguna duda o cuestión, los profesores me han atendido lo más pronto posible ya sea mediante correo o en la misma aplicación que me permitía hacer preguntas al profesor de aquello que no entendiera. Otra ventaja de las clases online es que tengo la posibilidad de volver a ver las clases en cualquier momento del día debido a que se pueden grabar y permanecer durante 30 días en la Intranet. Esto me ayuda mucho para poder reforzar mejor los apuntes de la asignatura.  

Aunque la forma de trabajar en grupos no ha cambiado mucho con respecto a las clases presenciales, si que es verdad que muchos profesores han decidido optar por ello para evaluar su asignatura de una manera más práctica y no solo centrándose en la teoría. Además, he podido seguir en contacto con mis compañeros de clase mediante “Microsoft Teams” lo que me ha permitido trabajar mediante videollamada con ellos. De esta manera, todos aportamos ideas y nos ayudamos mutuamente.  

Con respecto a la realización de los exámenes de manera online, los profesores nos han explicado en todo momento y con bastante antelación como sería el formato de examen, así como la manera en la que debíamos realizarlo cosa que nos ha solucionado muchas dudas que teníamos previamente. Aunque al principio estaba muy nerviosa pues nunca me había enfrentado a una situación así, una vez hecho mi primer examen me he sentido más tranquila y relajada. Además, he hecho el examen en menos tiempo del que nos daban y estoy muy contenta con el resultado.  

También me gustaría mencionar que mientras realizaba el examen, el profesor nos abrió una sesión en Intranet por si teníamos alguna duda o pregunta del examen para así tratar de respondérnosla en el menor tiempo posible y no vernos perjudicados. En otras palabras, como si estuviera en clase haciendo el examen y el profesor me solucionase la duda que tengo.  

En definitiva, desde mi experiencia, me está gustando mucho está nueva forma de dar clases pues aunque no esté de forma presencial en la universidad, tengo muchas facilidades que me permiten seguir el curso con total normalidad y muchos recursos por si tengo algún problema. No obstante, no ver a mis compañeros de clase o hacer prácticas en la universidad es algo que me gustaría retomar pronto y así disfrutar mejor de la vida universitaria que, como ya comenté en el primer post, me está gustando mucho.  

PAOLA BLAS 

Como ha comentado Celia previamente, esta situación nos ha sorprendido a todos tanto alumnos como profesores. Aún así, admiro la rapidez con la que la universidad CEU Cardenal Herrera ha sabido adaptarse a las circunstancias aun antes de declararse el Estado de Alarma. Aunque las clases online, en un primer momento, era algo nuevo para mí ha sido fácil seguir el ritmo de la clase y continuar con el temario de las asignaturas con normalidad. 

Quiero destacar la disposición de la universidad en todo momento ante cualquier duda o problema que tuviéramos. Además, los profesores han sabido adaptarse con gran agilidad a esta nueva metodología de clases y han tratado de ayudarnos en todo lo posible para poder asistir a las clases como si estuviéramos en la misma universidad.  

Otro aspecto que me ha llamado la atención es la asistencia a clases pues aunque en un primer momento no le daba mucha importancia, los profesores nos han recordado continuamente la importancia de asistir a sus clases así como de la participación del alumno. Estos dos aspectos son claves a la hora de evaluar las competencias del alumnos porque de esta manera los profesores pueden saber en todo momento quién asiste a clase o quién está atento a lo que ellos dicen.  

Poco a poco, tanto mis compañeros como yo hemos ido adaptándonos a esta nueva manera de dar clase que aunque al principio nos preocupó mucho a todos después de un mes y medio lo llevamos con mucha más tranquilidad. Además, gracias a los trabajos en equipos que he ido haciendo en algunas asignaturas he podido mantener el contacto con mis compañeros de clase y comentar nuestras experiencias.  

Por otro lado, en cuanto a la nueva forma de evaluación online, al principio estaba muy nerviosa ya que nunca había realizado un examen en estas circunstancias y de manera online, pero una vez los profesores nos han explicado la metodología de los exámenes y la realización de estos, he podido hacer los exámenes más tranquila y más confiada en mí misma. Aun así, realizar exámenes en la universidad me parece mucho más práctico y mejor que hacerlos de manera online ya que las preguntas no son tipo test y puedes desarrollar la materia estudiada mucho mejor.  

No obstante, soy consciente que está situación nos ha sorprendido tanto a profesores y alumnos pues hemos tenido que adaptarnos rápidamente a las circunstancias que se estaban viviendo en la sociedad y aprender y mejorar con gran agilidad en el uso de las nuevas tecnologías.  Es una experiencia que me ha servido mucho para salir de mi “zona de confort” y trabajar de una manera nueva a la que previamente no estaba acostumbrada.  

A pesar de que se han tenido que suspender actividades extra-académicas como el deporte o yoga, la universidad está poniendo todos los medios posibles para que podamos seguir haciéndolo de manera online mediante sesiones en la “Blackboard Collaborate” que cualquier estudiante de la universidad CEU Cardenal Herrera puede seguir desde su casa.  

Además, me gustaría también resaltar las numerosas sesiones online que la universidad está poniendo a nuestra disposición contando con miembros directivos muy importantes de nuestro país que nos dan su opinión sobre la situación así como los numerosos consejos que nos dan y que, sin duda, pienso poner en práctica.  

Por último y para concluir con esta publicación, tanto Celia como yo, nos gustaría animaros a todos a seguir con el curso con tranquilidad e ilusión. Creemos que podemos aprender mucho de esta situación imprevista para todos pero que nos está ayudando a trabajar de una nueva forma a la que no nos habíamos enfrentado antes.  

Gracias por leernos,  

Celia y Paola.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here