Influencers: cómo hacer de tu hobby una profesión

Hola a todos, soy Paola Blas alumna de 2º de Doble Grado de ADE + Marketing y alumna becada por la Beca CEU Merit Program. Después de mi última publicación, junto con mi compañera Celia Claramunt, sobre nuestra experiencia experiencia de las clases y exámenes online, en el post de hoy hablaré de uno de los temas más actuales y novedosos de nuestra sociedad: los denominados influencers.

No es casualidad que los trabajos a los que veníamos estando acostumbrados estén siendo sustituidos por otros completamente distintos. Lo que antes se conocía como hobby, es hoy en día una profesión para aquellos que han decidido mostrarse al público a través de sus redes sociales y obtener beneficio de ello.

Concepto de influencer

Antes de profundizar en el tema, me gustaría añadir la definición de este término. Se denomina influencer a aquella persona que cuenta con una gran presencia en las redes sociales, lo que aporta un alto grado de credibilidad con respecto a un sector concreto (tendencias de moda, videojuegos, marcas…). Cuentan con el apoyo de un alto número de seguidores y repercuten sobre su público mediante el contenido que publican a diario en las plataformas de internet. 

InStyle

Es cada vez mayor el número de personas que deciden adentrarse en este sector del mercado y así poder colaborar con sus marcas favoritas o dar recomendaciones a su público. Pero no es tan fácil puesto que el público es cada vez más exigente con ellos y se fija más en la calidad, sostenibilidad y cuidado de los productos ayudando así a la mejora del planeta.

Existen parámetros que permiten determinar cuándo una persona es lo suficientemente influyente para pertenecer al fenómeno influencer. Es cierto que el ámbito que más beneficio saca de estos es el de moda pues mantienen una relación estrecha con ellos pero es cada vez más frecuente que muchos youtubers bloggers también sean denominados con dicho nombre.

Cabe resaltar que los influencers son seguidos por miles de personas en todo el mundo e incluso, en muchos casos, por millones. De ahí la importancia que tienen ellos de dar información verídica y no engañosa a sus seguidores, así como tener mucho cuidado de todo aquello que recomiendan ya que puede jugarles malas pasadas.

Muchos de ellos se dedican, además de ser creadores de contenido o influencers, tienen otras actividades como: universitarios, cantantes, modelos o youtubers.

Mejores influencers del 2020

Según la revista Forbes, algunos de los mejores influencers 2020 son los siguientes: María Pombo, Maria Fernández-Rubíes, Grace Villarreal, Álvaro Mel y Gala González.

Otro dato curioso es el siguiente: las empresas son el principal motor de este fenómeno social. Con el paso de los años han incluido a estos como figuras clave en sus campañas publicitarias, eventos de gran reconocimiento social, así como siendo imagen de sus productos. Lo que hoy se conoce como embajador de una marca suele recaer en esta figura y, es que es cada vez mayor la influencia que los influencers tienen sobre nosotros.

Una de las campañas publicitarias que más éxito mantiene todos los años es la de la marca Daniel Wellington. Utilizan como estrategia enviar a distintos perfiles de influencers sus productos para así lograr convertirse en la marca de relojes más visible en redes sociales.

Además, gracias a las mejoras tecnológicas, así como a las continuas actualizaciones de las redes sociales, es fácil mantenerse al día de sus vidas dándoles me gustas en sus publicaciones, visualizando sus vídeos o utilizando los descuentos que ellos mismos proporcionan exclusivamente a sus seguidores.

Todo lo nombrado anteriormente parecen ventajas pero, ¿será cierto todo aquello que vemos a través de nuestras pantallas? ¿Es fácil conseguir seguidores en estas plataformas digitales? ¿Productos gratis simplemente por hacer propaganda a las marcas?

Todas estas preguntas que a simple vistan causan curiosidad, trataré de contestarlas en futuras publicaciones. No obstante, es un tema reciente que ha tenido gran auge y sigue causando furor en nuestra sociedad.

Gracias por leerme,

Paola.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here