Aprendizaje colaborativo: el COIL llega a Marketing

Por fin, el COIL prepara su aterrizaje en nuestro grado en Marketing. Esta nueva metodología de aprendizaje colaborativo, que poco a poco se va a extender a toda la universidad, va a traer consigo una nueva dinámica a nuestras clases. Mucho más tecnológica, colaborativa, experiencial y, sobre todo, más internacional.

Para hablar de todo ello nos hemos acercado hasta nuestro profesor Francisco Suay, ¡uno de los primeros en lanzarse a esta aventura impulsada por el Vicerrectorado de Internacionalización!

El profesor de Marketing e impulsor del COIL en el grado, Francisco Suay
Francisco Suay imparte clases en los grados en Dirección de Empresas y en Marketing de nuestra universidad

Francisco, cuéntanos en qué consiste esto del COIL y por qué va a implantarse en el grado en Marketing.

COIL es un acrónimo para Collaborative Online International Learning, que es una metodología de aprendizaje internacional, en línea y colaborativo. El objetivo que perseguimos no es otro que el de internacionalizar todavía más a nuestros estudiantes. Y lo queremos hacer con un enfoque diferente y mucho más experiencial.

Cierto es que en nuestro grado hemos promovido desde siempre el aprendizaje internacional. Pero irse de Erasmus+, por ejemplo, no es siempre sencillo. Por eso, apostamos por estas dinámicas de trabajo colaborativo con estudiantes de otras universidades. Ya no será necesario irse fuera, puesto que se trabajará de manera compartida a través de internet, por WhatsApp o Skype.

Básicamente, lo que buscamos con los módulos COIL es que los estudiantes de Marketing se mezclen con compañeros de otros países para trabajar en un proyecto. Y que lo hagan en inglés, que es el idioma de los negocios.

Y uno de los primeros módulos COIL que se van a implantar aquí en la CEU UCH se va a integrar en la asignatura «Fundamentos de Marketing», ¿por qué habéis elegido esta materia para lanzar la iniciativa COIL?

Esta asignatura, que se imparte en segundo curso, representa el primer contacto de los estudiantes con el mundo del marketing. Y uno de los paradigmas del marketing actual es precisamente el de la globalización y la internacionalización, ya que las marcas operan a una escala global. Queríamos reforzar lo antes posible esa idea de internacionalización.

«el objetivo que nos hemos marcado es que nuestros estudiantes tengan al menos un COIL por semestre.»

En la asignatura se dan conocimientos generales sobre el marketing, así que también era relativamente sencillo adaptarla a un proyecto de estas características con otra universidad extranjera.

Este módulo lo vais a desarrollar junto a la Amsterdam University of Applied Sciences, ¿por qué habéis elegido esta institución y no otra?

Nos gusta mucho el estilo de la AUAS. Además, en ella imparte clase Eva Haug, que es especialista en proyectos de internacionalización COIL. Es una profesional con mucha experiencia en el desarrollo de estos módulos, sobre todo con universidades latinoamericanas. Fue Eva Haug precisamente la que vino a la CEU UCH para ayudarnos a implantar el modelo, así que enseguida me lancé a colaborar con ella.

La Amsterdam University of Applied Sciences, socia de la CEU UCH para el COIL
Nuestro partner para el primer proyecto COIL es la Amsterdam University of Applied Sciences

Con ella vimos la posibilidad de trabajar sobre estereotipos culturales y su implantación en el marketing, o bien profundizar en el tema de la globalización. Quizás en algo más relacionado con el consumismo responsable, que además es algo que también trabajamos en «Fundamentos de Marketing». Son dos líneas muy interesantes que creemos que toda persona que se quiera dedicar a la comercialización debe tener muy presentes.

Lo que el COIL va a exigir a los estudiantes

Y, ¿en qué va a consistir exactamente el módulo COIL?, ¿qué tipo de proyecto espera a los estudiantes de Marketing?

El proyecto COIL durará aproximadamente unas ocho semanas, y prevemos comenzar en las primeras semanas del segundo semestre. En febrero y marzo comenzaremos a introducir los contenidos de la materia. Y, ya a partir de marzo, los estudiantes trabajarán en el proyecto en equipos de cuatro: dos estudiantes de la CEU UCH y dos de la AUAS.

A partir del tema que elijan, globalización o estereotipos culturales, trabajarán con un cronograma de tareas. La primera y fundamental, ¡conocer a sus compañeros holandeses! Y será algo tan sencillo y divertido como hacer un videoblog o grabar una pequeña presentación diciendo qué les gusta, qué les motiva… A partir de aquí, iremos trabajando en horario de clase o fuera de él, y con horas asignadas para recibir el apoyo de los profesores. Habrá una entrega intermedia para controlar el desarrollo de la actividad y una presentación final por videoconferencia.

«Las empresas demandan profesionales que sepan trabajar en entornos culturales diversos: Personas flexibles, con idiomas y dotes de liderazgo.»

Tanto la colaboración entre estudiantes como con los profesores se realizará totalmente en línea. Es uno de los grandes beneficios del COIL: es muy sencillo de implantar gracias a las nuevas tecnologías.

Desde la facultad estamos ya trabajando en otros módulos COIL, tanto en Marketing como en Dirección de Empresas. Al final, lo ideal sería contar con un COIL por semestre en asignaturas diferentes.

¿Cómo crees que van a acoger los estudiantes de nuestro grado esta nueva aventura formativa tan innovadora?

¡Creo que va a haber una buena acogida! Los estudiantes, cada vez más, están abiertos a que el aprendizaje sea diferente, no tan centrado en las típicas clases magistrales. Aprender haciendo, desarrollando proyectos… Eso sí, no hay que negar la dificultad que tiene trabajar con personas que están muy alejadas geográficamente, sobre todo si la otra universidad no está en Europa. Seguramente haya que esforzarse un poco más para coordinar el trabajo. Sin embargo, esto también es un buen entrenamiento para los estudiantes: así es como se trabaja en la vida real. Quizás en un futuro tengan que importar productos agroalimentarios de, por ejemplo, Colombia, y van a tener que aceptar ese desfase horario. Diferentes horarios, diferentes culturas y formas de trabajar: todo esto es importante que lo aprendan en la carrera.

Además, van a tener que trabajar en inglés, el idioma de los negocios. Habrá que esforzarse y ser conscientes de cuál es su nivel y el de su interlocutor. Definitivamente, hablar en otro idioma y con una persona de otro país puede ser un hándicap… pero no deja de ser un aprendizaje muy interesante.

Y para nuestra Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas, ¿qué impacto crees que va a tener este proyecto de internacionalización en casa?

Para el profesor, lo fundamental va a ser cambiar la mentalidad. Hay que enseñar de una forma innovadora porque el mercado lo requiere. Hoy en día es más valioso un alumno que sepa trabajar en varios idiomas y con gente de distintas culturas, que un alumno de expediente brillante.

La profesora Eva Haug, de la Amsterdam university of Applied Sciences y experta en COIL
La profesora Eva Haug, de la Amsterdam University of Applied Sciences, socia para el proyecto COIL en Marketing

A la facultad esto nos va a exigir mucho porque tendremos que trabajar las actividades de otra forma, y también habrá que evaluarlas de forma distinta. Y todo esto, cumpliendo con la guía docente, la memoria del título y evidentemente con las competencias que el estudiante debe adquirir.

También nos va a obligar a movernos mucho a nivel de contactos. A veces estos ya existen gracias a los convenios Erasmus+. Lo cierto es que hay contar con una amplia red de partners en países muy diferentes para que el estudiante pueda trasladar esa internacionalización a su currículum.

Es un reto muy gratificante, aunque supone mucho trabajo para los profesores. La preparación necesaria es enorme.

Una facultad que apuesta por nuevos métodos de enseñanza

Nuestra facultad se está moviendo desde hace mucho tiempo en cuestiones de internacionalización: tenemos itinerarios con materias en inglés, acuerdos de dobles grados, ahora el COIL… ¿qué mensaje estáis intentando lanzar a los futuros graduados en Marketing?

Básicamente que el mundo es cambiante y muy dinámico. Esto no deja de ser algo apasionante porque estamos viviendo unos cambios tremendos. Los estudiantes han de formarse en competencias que van más allá de lo que se estudia en clase, porque es lo que las empresas están demandando: que sepan trabajar en entornos culturales diversos, que manejen varios idiomas, que sean flexibles, que puedan liderar proyectos… Cuanto más conscientes sean de esta realidad y más trabajen sus competencias, más fácil será su incorporación al mercado laboral.

Ese elemento internacional es, en definitiva, lo que las empresas exigen. Hoy en día ninguna empresa actúa exclusivamente en un mercado local. El mercado está abierto, y debemos formar a nuestros estudiantes para que aprovechen todas las oportunidades que el mundo de los negocios ofrece. Y el COIL les va a ayudar, ¡no me cabe la menor duda!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.