10 Claves para mejorar tu empleabilidad en un mercado global y digital

Compartimos la experiencia de nuestra estudiante Paula en la conferencia sobre los factores comunes que afectan a la empleabilidad impartida por José Carlos Martínez Sabater, director mundial de estrategia y planificación de INTEL.

La dinámica de la charla estuvo bastante animada debido que nos daba la oportunidad de preguntar y responder nuestras dudas sobre su trayectoria profesional o incluso el efecto de sus acciones en su entorno. José Carlos empezó contándonos sobre su experiencia en un mundo de negocios habiendo obtenido la carrera de psicología, y como vio al final de su vida universitaria que no iba a encontrar trabajo, por lo que decidió sacarse un MBA por el IE Business School. Prosiguió diciéndonos las diferentes definiciones de empleabilidad, una sacada de la RAE y la otra sacada de la Wikipedia (versión inglesa). Sin embargo, acabó diciéndonos que para él:

“la empleabilidad es el potencial que una persona tiene de que apuesten por ella, y depende del valor que añada y la confianza que perciba sobre esa persona”.

A partir de ahí nos listó las 10 mejores maneras, en su opinión, de potenciar la empleabilidad:

1. Formarse al más alto nivel

La primera de ellas siendo el tener un nivel de conocimiento base, lo cual es lo más importante, pero eso tienen todos los graduados de universidad, lo que de verdad te puede hacer único es el obtener un máster en una buena universidad para crearte un buen perfil empresarial o saber como mínimo tres idiomas, lo que hará destacar tu CV de muchos otros.

2. Realizar Actividades extracurriculares

Después están las actividades extracurriculares que son ideales para adquirir habilidades básicas para el trabajo, como los deportes de equipo, como el futbol o el baloncesto, ya que te acostumbran desde una edad muy temprana a saber tomar decisiones en equipo y aprender que hay momentos en los que vas a ganar y otros momentos en los que lo único que vas a querer es esconderte después de perder. Otra actividad que nos ayudaría mucho en el mundo empresarial son los grupos de debate o alguna actividad que haga que hables en público, ya que a la hora de presentar un producto o en una reunión de equipo vas a tener que expresar todo lo que sabes delante de gente importante.

Recuerda que puedes certificar tus competencias de las actividades realizadas en la Universidad con el Certificado de Competencias CEU 

3. Tu actitud marca la diferencia

Tu actitud cuenta, dentro de un entorno laborar tu actitud afecta a otras personas dentro de la organización, desde los empleados al director general. Las actitudes, ayudan a desarrollar un entorno laborar que determinará la moral, productividad y las habilidades de construir equipo. Es por eso que más y más, las empresas otra vez se fijan en la variable actitud, más allá de los conocimientos y habilidades de las personas ya que esto puede llegar a marcar el éxito o fracaso de la iniciativa.

4. Trabajo duro

Quien tiene éxito en el trabajo es quien trabaja duro, quien se esfuerza de verdad es el que al final lo termina consiguiendo. Trabajo duro no siempre significa muchas horas. Trabajo duro es dar el 120% en cada cosa que haces.

Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando“ – PAblo picasso

5. Movilidad geográfica

Otra manera de mejorar la empleabilidad sería la de no ponerle pegas a requisitos que algunas empresas pueden ponerte a la hora de una promoción, como la de la movilidad geográfica. Hoy en día la gente joven no solo esta concienciada que pueden que tengan que irse a otra ciudad o país para poder subir la pirámide de una empresa, sino que la gran mayoría se van de sus zonas de confort, de sus ciudades y países, para poder encontrar trabajo, por lo que puede que este método no sea complicado para muchos.

6. Uno crece cuando se arriesga

Luego nos dijo que sin riesgos una persona no crece, ni laboralmente ni socialmente ni emocionalmente. En este momento de la conferencia, José Carlos nos contó que sin los riesgos que él tomó no estaría donde esta ahora. Nos dijo que si no se hubiera arriesgado cuando le ofrecieron un trabajo en Intel en Madrid en 1999 seguiría viviendo en Foios. Que si no se hubiera arriesgado cuando le ofrecieron mudarse a Portland en el 2004 seguiría en Madrid. Pero lo más impactante fue cuando nos contó como era su vida esos dos años que pasó en África, y como tuvo que cambiar todos sus hábitos diarios, incluso los higiénicos, para poder vivir allí. Sin embargo, expresó que esos dos años cambiaron totalmente su percepción del mundo y de la vida, y acabó siendo mucho más feliz que antes.

7. No hay éxito sin fracaso previo

Para tener éxito hay que exponerse al fracaso; manos a la obra asume riesgos, no desistas, trabaja duro para lograr tus objetivos. Con el fracaso, descubres aspectos de tu vida que hay que mejorar; te empuja a explorar nuevos caminos y a buscar respuestas más creativas, frescas y originales; te ayuda a evitar los mismos errores en el futuro; te capacita para ser más comprensivos con los demás. Estimula la reflexión, fortalece el carácter.

“El fracaso más grande es nunca haberlo intentado” -proverbio chino.

8. Cuida y fomenta las relaciones

9. Se predictible

10. Asegúrate que tu trabajo es importante para la compañía

Cada cosa que hagas debe contribuir de alguna forma a la consecución del objetivo de la empresa.

Fue una charla que personalmente me ayudó a ver como un ejecutivo de alto standing puede hacer que te sientas identificado con la gran mayoría de cosas que menciona, y que a la vez acabes aprendiendo y planeando lo que vas a hacer para poder llegar a lo alto de la pirámide de una empresa.

¡Gracias José Carlos por tus consejos!

Artículo de Paula de Diego Ortego estudiante de Fundamentos de Marketing.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.