La Carrera Diplomática desde dentro: “Representar a tu país es un honor”

El pasado jueves 9 de marzo tuvo lugar en la CEU-UCH una conferencia sobre la Carrera Diplomática, una salida profesional muy atractiva para muchos estudiantes. La conferencia corrió a cargo de D. Francisco Javier Sandomingo, Ex Embajador de España en Perú y Jefe de la Delegación de la UE para América Central.  Actualmente es el encargado de los Asuntos Latinoamericanos en la Escuela Diplomática.

D. Francisco Javier Sandomingo junto a la profesora Susana Sanz
D. Francisco Javier Sandomingo junto a la profesora Susana Sanz

La Escuela Diplomática ofrece anualmente un Máster Interuniversitario en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Con una duración de un año, el Máster puede servir:

  • Como primer año de preparación para las oposiciones de ingreso a la Escuela Diplomática
  • Para trabajar en una Organización Internacional
  • Como otro Máster Internacional.

Estudiar en la Escuela Diplomática aporta un elemento diferencial según Sandomingo.

Estudiar aquí incluye diálogos constantes con embajadores. Mantienes una relación muy directa con gente que practica la profesión

Un elemento muy determinante en las oposiciones a la Escuela Diplomática son los idiomas. El inglés es el único idioma fijo y obligatorio, aunque se exige al menos un idioma más, como el árabe, el francés o el ruso. Además, las oposiciones requieren el estudio de un temario, así como estar informado sobre la actualidad y las Relaciones Internacionales. A pesar de que son unas oposiciones duras, cuya preparación se prolonga unos cuatro años, la recompensa es gratificante.

Representar a tu país en el extranjero es un honor. Cuando uno está en el extranjero no es un particular, es España.

IMG_1098
D. Francisco Javier Sandomingo durante la conferencia.

Sobre el trabajo diario, un diplomático trabaja tanto en la oficina como fuera de ella, conociendo y viendo a la gente.

El día a día de un diplomático consiste en informar y realizar un análisis político para el Ministerio en Madrid. Mientras que el periodista informa de lo que pasa, el diplomático informa en función de los intereses de su país.

A pesar de que un diplomático conoce muchos países y gente diferente, también tiene sus inconvenientes. Como es evidente, ser diplomático implica viajar y eso te distancia de casa, de tus familiares y amigos, incluso de tu propio país. “A veces uno acaba siendo más extranjero de su propio país que del país donde está destinado”.

Sin embargo, D. Francisco Javier Sandomingo finalizó la conferencia animando a los estudiantes a embarcarse en la aventura que es la Carrera Diplomática. “Ser diplomático está al alcance de cualquiera. Si os gusta escribir, leer y observar, y tenéis interés por lo que pasa en el mundo público internacional, os animo a que lo hagáis”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.