Amadeu Sanchis (EUPV) expone en el CEU su Plan para el Cabanyal

El coordinador y portavoz municipal de Esquerra Unida de Valencia, Amadeu Sanchis, inauguró ayer el ciclo Coffee & Talk que organizan conjuntamente la Universidad CEU Cardenal Herrera y el Ayre Hotel Astoria Palace de Valencia con la charla “El Cabanyal: de la parálisis a la rehabilitación”.

Tras realizar un exhaustivo repaso a la historia de este barrio y de la polémica por el popularmente conocido como plan de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, Sanchis se mostró optimista respecto al futuro: “Con voluntad de diálogo podríamos dar una salida al barrio en menos de un año”, aseguró. Pero “si de algo depende el futuro del Cabanyal, advirtió también el político, es de que las elecciones no sean un elemento arrojadizo a la hora de llegar a acuerdos”.

Sanchis cree que la solución a la situación de parálisis que aqueja a este barrio marítimo pasa por plantear una mesa de diálogo integrada por todos los movimientos vecinales, partidos políticos y universidades.  “’Units pel Cabanyal’, insistió, nos obliga a llegar a un acuerdo, especialmente tras la sentencia del Tribunal Supremo de julio de este año que echa por tierra la política de pagos de expropiaciones por parte del Ayuntamiento”.

Y es que, según Amadeu Sanchis, en lo que respecta al Cabanyal esta sentencia supone  la inviabilidad definitiva de la prolongación de Blasco Ibáñez, ya que el cálculo del equipo de gobierno sobre el gasto de expropiaciones era de 53 millones “y con esta sentencia implicaría poco menos de 800 millones de euros”

De la parálisis a la rehabilitación

Tras un exhaustivo recorrido por la evolución histórica del Cabanyal durante el último siglo, Sanchis se centró en la polémica suscitada por el popularmente conocido como plan de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.

Las once sentencias que han fallado a favor de este plan “como recuerda frecuentemente el Gobierno municipal, advirtió Amadeu Sanchis, son menores comparadas con los recientes refrendos del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional a la Orden Ministerial de 2010 por la cual se paraliza esta prolongación al catalogar como expolio la actuación del Ayuntamiento en caso de derribo, en tanto que el Ministerio no reconoce la decisión de la Conselleria de descatalogar como bien de interés cultural la zona, y el patrimonio es competencia estatal”.

Lo más grave, según el portavoz político, es que este debate ha hecho mucho daño al barrio porque la interpretación que viene realizando el consistorio de esa Orden es que le impide también actuar “en cualquiera de las ordenanzas y obligaciones urbanísticas que un ayuntamiento tiene que hacer respecto a cualquiera de sus barrios”.

Y esa “parálisis -que incluye la concesión de licencias comerciales- a la que se ha visto sometido el Cabanyal, afirmó Amadeu Sanchis, es la causa de la aparición de ‘Units pel Cabanyal’ , en la que, por primera, vez partidarios y detractores de la prolongación se unen para decirle al gobierno que cumpla con sus obligaciones municipales y evite la degradación social”.

Participación de expertos

El primer Coffee & Talk del curso 2013-2014 contó con la presencia de la Rectora de la CEU-UCHRosa Visiedo, y de numerosos profesores de los grados de Periodismo, Ciencias Políticas, Derecho y Arquitecturade la CEU-UCH además de antiguos alumnos de la Universidad, representantes de AVAPOL y miembros de la asociación de Amigos del Astoria.

En sus respuestas a las numerosas preguntas planteadas por los asistentes, el coordinador de Esquerra Unida, que ha vivido muchos años en el Cabanyal y está vinculado familiarmente al mismo, reconoció que los vecinos “no se han sentido contemplados por el resto de los valencianos como hubieran querido” y que no han percibido “que la ciudad haya tenido interés en conocernos”. “Por eso, argumentó el invitado, algunos vecinos vieron en la prolongación una oportunidad para integrarse, y tenemos que reconocer que sociológicamente el PP acertó más que la izquierda”. Pero la autocrítica del político fue más allá: “En la izquierda patinamos porque establecimos un criterio de derecha -izquierda desde el principio y muchos vecinos del barrio vivieron de espaldas a la polémica”.

Sin embargo para Amadeu Sanchis todavía se puede reconducir la situación: “La futura reforma de la fachada marítima de Valencia supone una oportunidad inmejorable para, además de sacar un rendimiento económico, resolver los problemas de los edificios que están a sus espaldas”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.