Erasmus en Polonia, Interrail por Europa

Hola, mi nombre es María, soy estudiante de 4º Periodismo. Hace dos meses que volví de Wroclaw (Polonia), donde realicé mi estancia Erasmus. Como estudiante de periodismo vi en la experiencia Erasmus una gran oportunidad para ver y conocer mundo. Y así ha sido. Mucha gente se come la cabeza a la hora de elegir el destino, en mi caso no fue así. El coordinador Erasmus me propuso Polonia y la acepté casi de inmediato. Mi idea era quedarme seis meses pero, al volver de las vacaciones de Navidad, decidí alargar todo el año, algo que no me imaginaba antes de irme.

Mi ciudad, Wroclaw, estaba en el oeste de Polonia, cerca de ciudades como Berlín, Praga y Budapest. Esto facilitó mucho el hecho de no parar de viajar. Se podría decir que este año me he hecho un Interrail por Europa. Pocos han sido los findes que no nos íbamos a algún lado. Nuestro primer viaje fue a Poznan, una ciudad con un casco histórico muy bonito. Dentro de Polonia también fuimos a Cracovia, Varsovia, Sopot, Gdansk, Lodz y Katowice. Como mucho sabréis, Polonia es muy barato y, además, los estudiantes contamos con grandes descuentos en trenes y buses.

Gracias a esos descuentos conseguíamos buscar las conexiones más económicas. Y de esta forma hemos podido viajar ciudades como Atenas, Santorini, Budapest, Viena, Bratislava, Bari, Monopoli, Polignano de Mare, Nottingham

A pesar de visitar otros países, he podido conocer a fondo la cultura polaca, tanto su comida como su gente. En cuanto a la comida, lo más típico allí son los pieroguis, una especie de pasta de patata rellena de carne o diferentes verduras. También son muy característicos de allí las sopas dentro de un pan. En cuanto a los polacos, al principio son bastante fríos pero en cuanto cogen confianza se abren.

Respecto a la Universidad, he tenido asignaturas bastante interesantes como radio, televisión, cultura polaca entre otras. Y todo ello en inglés cosa que me ha ayudado mucho a mejorar en mi expresión oral. Además de las clases, las Universidad participaba en la organización de actividades extraescolares. Una de ellas me marcó bastante, se llamaba la Human Library.

La biblioteca humana consistía en una sala donde en vez de libros había personas que contaban sus propios testimonios, estas personas eran miembros de la sociedad que se sentían excluidos: exprisioneros, extranjeros… En mi caso hablé con un gay que se sentía oprimido por la sociedad polaca. Polonia es un país bastante más atrasado ideológicamente en comparación con España y ello hace que las personas tengan una forma de pensar bastante tradicional, sobre todo la gente mayor.

Como ya he señalado anteriormente, pocos eran los findes que nos quedábamos en Wroclaw pero cuando nos quedábamos solíamos pasear por su plaza principal que para mi gusto es la más bonita de todas las ciudades polacas. Además, en Navidad la decoraban con un mercadillo muy mono. Sin embargo, en los meses de verano colocaban terrazas con arena a modo de chiringuito.

Sinceramente he tenido mucha suerte con mi destino. Pero como ya he dicho, al final el destino da igual. La cosa es irte, conocer gente, aprender idiomas y viajar. Y en todo esto la Beca Erasmus es una gran oportunidad que se debe aprovechar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.