The Joneses. ¿Consumo desmedido o marketing?

    2578

    Joneses_poster

    La película “The Joneses” es una película de 2009 que no tuve un gran éxito de público a pesar de disponer de un buen reparto. Demi Moore y David Duchovny como protagonistas. Fue premiada en el festival de Toronto del 2009.

    Con un presupuesto de 10 millones apenas recaudó 7 por lo que no fue un éxito de taquilla como cabía esperar, aunque en Estados Unidos obtuvo un 6,2 sobre 10 de la crítica que no está mal.

    El argumento tiene mucha miga pues trata sobre una “supuesta” familia compuesta por el matrimonio un hijo y una hija, que se traslada a un barrio de clase media alta. Demuestran un alto poder adquisitivo con vehículos de alta gama, productos de cosmética caros, ropa de marca, invitan a los vecinos, regalan muestras de producto y aparentemente son una familia feliz que se integra bien en su nuevo vecindario, convirtiéndose en el foco de atención. Pero detrás de esa “familia” hay una gran campaña de marketing para introducir nuevos productos y venderlos en la zona.

    Qué te parece este tipo de estrategia? 

    Ves ético esta forma de introducir y vender un producto en el mercado?

    Serías capaz de formar parte de la familia Jones? 

     

    Artículo anteriorMarketing en la AAO
    Artículo siguienteMas Cupon Challenge
    Docente por vocación. Economista y doctorando en Integrated Marketing Communications Coordinador del Máster Universitario en Dirección de Marketing y profesor en la Universidad Cardenal Herrera CEU. 20 años de experiencia profesional en ventas, marketing y comunicación. Casado y con dos hijos. Valencianista por arraigo familiar.

    41 Comentarios

    1. Como estrategia para venta, tengo que decir que me parece brutal. Todos en algún momento de nuestras vidas en el “Yo no voy a ser menos”. En realidad porque es algo que tenemos ya interiorizado en nuestro código genético, o que se nos graba a fuego desde pequeños (Solo hay que recordar la canción “Tengo tengo todo”). Por lo tanto, si eso es algo con lo que ya vivimos día a día, que una empresa sea capaz de introducirse a ese nivel de intimidad en las unidades familiares sencillamente me parece una genialidad.
      La publicidad intenta que nosotros como consumidores, lleguemos a empatizar con su mensaje, su mensaje… comercial. Las empresas intentan dar una falsa sensación de cercanía, crear en nosotros una especie de lazo afectivo y dejemos de pensar en ella como una gran corporación sin corazón y sin alma, como un objeto. Ya hace tiempo que ha quedado atrás esa imagen de titán corporativo que busca impresionar (Y casi apabullar) a un comprador, que frente a ella, se siete casi como un cateto recién salido del pueblo, como se refleja por ejemplo en “El gran Salto” de los hermanos Cohen.
      Así que… si las estrategia de marketing ha cambiado para ofrecer una imagen de cercanía a los consumidores potenciales… Por qué no acercarse de verdad?
      No nos engañemos, este ejemplo no es menos ético que que Coca-Cola utilice su obra social para atraer a más público. Porque Coca-Cola no es Campanilla, no se puede nutrir de la ilusión de los niños, se nutre de su dinero. ¡Y no está mal! ¿Qué tiene de malo que una empresa se pueda lucrar siempre que no perjudique a nadie? Absolutamente nada.
      ¿Es que esta familia anuncio ha perjudicado a alguien por su actividad? Desde luego que no. El trágico final de esta historia tiene más que ver con la debilidad de la condición humana, que con la intrusión de las empresas en nuestro entorno familiar. Pensamos que todo es culpa de la pérfida empresa que se ha infiltrado en un barrio de buena gente, y que sus malas artes han empujado a un inocente padre de familia a buscar la peor salida posible a su situación. De lo que no se habla es que nadie ha obligado a este padre de familia a endeudarse a ese nivel. Ni David Duchovny ni Demi Moore han obligado a nadie a adquirir su estilo de vida. Ellos solo han hecho un “pruébelo gratis” (Que tanto vemos en los supermercados) a un nivel superior. Solo han mostrado a su público objetivo la calidad real de los productos que “poseían”, y estos, libremente, después de haberlos probado han decido que ellos también querían ser partícipes de esa calidad superior, o que como mínimo… no iban a ser menos que sus vecinos.
      De hecho hay un ejemplo muy cómico, pero muy representativo, de esta conducta humana en la película “The Ten” (“Los 10 locos mandamientos” en español) en la que un par de vecinos compiten en quien posee más TAC’s (Que son unas máquinas médicas para la exploración del cuerpo por imagen) sin ser ninguno de ellos médicos.
      Esto demuestra que la gente no necesita que su vecino este bajo nómina de una empresa que lo usa como anuncio para ambicionar lo que tiene. Siempre querremos algo que alguien tenga y nosotros no, da igual si esto es material o no, como ya he dicho antes está dentro de nuestra naturaleza. Y los únicos responsables de sucumbir o no a esa tentación, somos nosotros.

      Me resulta muy curioso que hayamos tenido que ver una película que remarca lo evidente, cuando precisamente nuestro entorno más cercano está lleno de estos ejemplos. Estoy sentada en la biblioteca de la universidad mientras escribo esto en mi HP, y desde mi sitio cuento cerca de 12 portátiles Mac. Me resulta especialmente curioso este fenómeno porque tengo cierta relación con el mundo de la tecnología, y puedo asegurar sin temor a equivocarme que los productos de Apple no son ni de lejos los mejores en su sector, aunque desde luego sí que son de los más caros.
      ¿Puedo plantearme entonces que un estudiante de ADE se vea tentado a adquirir este producto, a pesar de no tener ni idea de edición de video o foto (Los productos Apple son los preferidos por fotógrafos y demás debido a la gran calidad de su pantalla y de sus programas de edición), porque otro compañero de clase este bajo la nómina del difunto Steve Jobs? ¿O este fenómeno responde más a un deseo de aparentar frente a nuestros iguales? Para mí la respuesta está clara.
      Ahora bien, que tenga una opinión bien formada y benévola de la actividad de esta particular familia, no quiere decir que yo fuera capaz de formar parte de ella. Pero no por si fuera o no capaz de lidiar con las consecuencias de sus actos (Cosa que creo que me sería muy difícil si me ocurre lo mismo que al protagonista), sino más bien porque no veo ningún atractivo en vender mi experiencia de vida, porque desde mi perspectiva, esta gente renuncia a las particularidades de una vida propia para vivir la vida de unos completos extraños, ya que ninguno es de verdad como el personaje que deben aparentar ser.

      Para concluir quiero dejar dos videos que reflejan bien toda la tónica del artículo. El primero pertenece a “American Psycho” de Mary Harron. El segundo es el tráiler de la película anteriormente nombrada “Los 10 locos mandamientos”

      https://www.youtube.com/watch?v=hr1CPJ_PNis

    2. La vida de la “familia” Jones se basa simplemente en vender. Tienen que vender a toda costa, sin importarles nada más.
      Engañan a la gente, haciéndoles creer que son una familia feliz con una vida perfecta llena de lujos, cuando en realidad no es así. Todos los lujos que tienen se los cede la empresa en la que trabajan para promocionarlos y venderlos.
      En realidad, tienen una vida ficticia, fingen ser alguien que no son. Nada a su alrededor es cierto. En realidad no son amigos de sus amigos, su familia es falsa, los lujos que hacen creer que tienen no son suyos, sino de la empresa para la que trabajan. Ese hecho al “marido” le hace sentirse mal, ya que no se siente cómodo en ese ámbito, no quiere una familia falsa ni tener que mentir constantemente, pues él preferiría formar una familia de verdad y mostrarse tal y como es, con su verdadera personalidad y no con la que le han impuesto Mientras que a la “mujer” le da igual, pues ella está acostumbrada a vivir esa vida y esa no es su primera “familia”.
      Trabajan todos los días, casi sin descansar ninguno. Viven para el trabajo. Esto puede causar agotamiento físico e incluso mental.
      El afán por vender, les hace muchas veces ser inmorales y venderle lo que sea a quien sea, aunque esté prohibido ese producto en algunos grupos de la sociedad. Por ejemplo, cuando el “hijo” les vende alcohol a sus “amigos” menores.
      Esta “familia”, en mi opinión, ha creado una tragedia entre sus vecinos, al querer uno de ellos llegar al nivel económico y social de sus vecinos, por pura envidia, ambición, estatus o llamémosle como queramos. Este vecino quiso tener todos los lujos que tenían la familia Jones y se endeudó hasta tal punto que su vida acabó en tragedia.

      En mi opinión, esta estrategia no creo que funcionara en la vida real, ya que una mentira así no se puede sostener por mucho tiempo. Tampoco me parece buena estrategia para vender ni ética, ya que se basa en engañar a la gente que quieres vender tus productos. Esto puede causar consecuencias cuando la gente se entere de que le has engañado, de que en realidad tu vida no es tan perfecta y que todo es mentira. Y si en un principio confiaban en ti y te compraban, cuando se enteraran de la verdad, desconfiarían, se enfadarían y no te comprarían más, lo que haría que bajaran tus beneficios.
      Es mejor hacer marketing, vender tus productos de manera leal, diciendo siempre la verdad y que los compre quien quiera, no embaucando ni engañando a la gente.
      Yo no podría pertenecer a esta familia, ya que no podría mentir a la gente para vender, y tampoco podría crearme un personaje ficticio y fingir todo el tiempo, ya que al final me pasaría como al protagonista, que me acabaría desgastando y cansando de esa vida.

    3. En cuanto a mi opinión personal sobre la estrategia de marketing que lleva a cabo la sociedad que esta detrás de la familia Jones, he de admitir que es una idea tan brillante que jamás se nos habría ocurrido. Los consumos y productos que adquirimos vienen muchas veces marcados u orientados por nuestro entorno, es decir, se crean tendencias en la población en referencia a un producto determinado y se produce un “bum”, que en cuestión de semanas se extiende por todas aquellas personas que forman parte o quieren formar parte del colectivo que lleva a cabo un comportamiento común. Como ejemplos de este “bum” social podemos destacar numerosos productos: iPhone, oakley, pulseras de equilibrio… los cuales crean en el consumidor la sensación de necesitar dichos productos para equipararse a su entorno el cual crea una tendencia de mercado hacia dichos productos. (Mucho mayor es el marketing que pude llegar a realizar los consumidores de cierto producto que la publicidad y otras vías del mismo)

      En cuanto a la ética involucrada en esta práctica de marketing, desde mi punto de vista es muy agresiva, tanto que se ha de crear un mundo artificial alrededor del mismo para sostener los fines que se persiguen. Lo que no me parece correcta es la aseveración que se hace con esta práctica a la felicidad, la cual solo hace pensar al sujeto pasivo de la relación que mediante la compra de productos y más producto se pueda llegar a la felicidad. Infinidad de multimillonarios afirman que el dinero no da la felicidad, y tampoco pues se puede llegar a ella mediante la compra compulsiva de productos, por lo que hemos de buscar más allá del mero consumismo, las mejores cosas en la vida no se compran con dinero, por lo que habremos de ponderar hasta qué punto la compraventa es necesaria, provechosa, o simplemente desproporcionada. En conclusión creo que es una idea buenísima para la venta de productos, pero cada persona tendrá que fijar un límite acorde a sus posibilidades, teniendo en cuenta siempre como he trasmitido antes que no por tener más serás más feliz.

      En referencia a realizar la labor de un Jones, pienso que sí que podría realizarlo, ya que sería muy interesante como experiencia y aprendizaje sobre los modos de comportamiento de los consumidores, pero de ahí a que mi vida pase a formar parte de una gran mentira no. Por lo que podría realizar la labor durante un determinado periodo de tiempo.

    4. ¿Qué te parece el tipo de estrategia?

      La estrategia adoptada por la familia Jones, para captar consumidores de ciertas marcas y productos, la considero original, innovadora, eficaz y cercana al cliente.
      Es una forma diferente y nueva de vender, sin ser el típico comercial “acosador” que te engaña y te fuerza a comprar su producto, sin tener garantía de que lo vendido es realmente bueno.
      En cambio, de esta forma los clientes son capaces de ver y comprobar la calidad del producto que van a comprar, antes de arriesgarse a tenerlo, la indecisión es el factor más condicionante a la hora de realizar una compra y esta forma de venta consigue romper con las dudas y la inseguridad a la hora de realizar una inversión.
      En mi opinión este tipo de estrategia es inviable, no se puede formar una “familia” y dedicarla única y exclusivamente a vender ciertas marcas, pero podemos ver casos similares en nuestro día a día: cuando tu tío se compra un nuevo modelo de coche, cuando tu compañero de trabajo lleva el último Iphone o cuando tu mejor amiga lleva el bolso de moda.
      La capacidad de poder interactuar con aquellos productos que te gustan, pero no estas decidida a comprar, puede significar ese “empujoncito” que te falta para ir a la tienda y obtener tu próxima adquisición, de esta forma tienes garantizado el éxito en tu compra.

      ¿Ves ético esta forma de introducir y de vender productos en el mercado?

      Esta forma de introducir y vender productos en el mercado es totalmente ética, moral y lícita siempre que se lleve a cabo con profesionalidad.
      Con el término profesionalidad hago referencia a que no se mezclen las relaciones personales con el trabajo, que ejerzan su trabajo como vendedores pero sin engañar emocionalmente a las personas a las que se acercan. Lo único que deben de tratar es que el resto de personas puedan ver sus productos y marcas para que sean capaces luego de comprarlos si les gusta. Sin timar, ni forzar a las demás personas a comprarlo.
      Al final de la película sale el suicidio de un hombre al que le van a embargar la casa por la falta de pagos de la hipoteca y su endeudamiento tras comprar los diferentes bienes que observaba en la familia Jones. Aquí la ética en la forma de venta de bienes de la familia Jones no juega ningún papel, cada persona debe ser consciente de su poder adquisitivo y sus limitaciones, y no por el afán de fanfarronear y gastar por gastar verse sumido en un lastre de deudas a las que no puedes hacer frente.

      ¿Serias capaz de formar parte de la familia Jones?

      Sí, sería capaz de formar parte de la familia Jones durante una corta temporada, sería toda una experiencia, salir de tu zona de confort y vivir algo nuevo, motivante y diferente.
      Poder ver la capacidad de influencia que puedes llegar a tener sobre las personas para que quieran llevar lo mismo que tú, la forma de trabajar con personas que convives, estar todos los días estrenando cosas y encima cobrando por ello. Pero como he dicho solo una corta temporada, me gusta tener mis cosas y sobretodo mi familia de verdad.

    5. Para responder estas preguntas hago referencia a una parte de la película de “El lobo de Wall Street” que representa esa creación de necesidad que en realidad no existe. El auténtico vendedor es aquel capaz de despertar una necesidad y hacerte creer que te hace un favor al venderte un bien o servicio.

      https://www.youtube.com/watch?v=9UspZGJ-TrI

      Los clientes son libres de decidir comprar un producto, pero existe una presión social y la necesidad del ser humano de querer tener siempre lo mejor. Las personas no están interesadas en la calidad del producto, sino más bien en lo que representa ese producto en la sociedad. Para tener éxito como vendedor en este tipo de estrategia de marketing hay que tener claro que no se venden objetos, se vende un estilo de vida, una actitud. Si convences a las personas a tu alrededor de que tu vida es mejor que la suya ellos querrán ser como tu y así querer las cosas que tu tienes.

      En el video de la película de “El lobo de Wall Street”, se puede percibir esa creación de necesidad que consigue el vendedor. Comercializar un producto ya no es enumerar sus beneficios, sino crear la necesidad a los clientes. En la película “The Joneses” muestra la venta tradicional y aburrida de productos de estética de la vecina de la familia Jones, mientras que los productos de la familia falsa se han introducido de manera disimulada, sin aparentar agobiantes, pero a la vez interesantes para los demás. Otro factor importante es que la familia Jones no representa un vendedor, es un amigo que enseña su estilo de vida y la posibilidad de que puedas tener el mismo aspira a los demás a comprar los productos.

      En la película nos venden una familia perfecta que lleva el “marketing viral” a otro nivel( def: Versión de internet del marketing del rumor: web, videos, mensajes de correros electrónicos y otras formas de marketing, que son tan contagiosas que los clientes desearán pasarlos a sus amigos.(Marketing- decimocuarta edición- Philip Kotler/Gary Armstrong). En el marketing viral podemos identificar con claridad que producto nos quieren ofrecer. En el caso de la película crean un vínculo más fiable , puesto que te lo recomienda un “amigo” y quién no ha hecho alguna vez caso a un amigo a la hora de comprar un producto?

      En mi opinión, no es una forma ética de comercializar, pero hemos llegado a un punto en nuestra sociedad que el simple cartel publicitario o una alta actividad por la redes sociales ya no es suficiente para diferenciarse de las demás empresas. En la película dramatizan las consecuencias que puede producir un tipo de estrategia así , llegando hasta al suicidio de uno de los clientes. Esto representa un clara crítica del consumismo de la actualidad.

      Para concluir, no creo que pueda ser capaz de participar a largo plazo en un experimento de este tipo. La idea de orientar mi vida al trabajo sin poder disfrutar de lo que realmente me gusta me aterroriza. Este trabajo consiste en la elección tu circulo de amigos , no por la afinidad que puedas tener con estas personas , sino por elección de la empresa que busca un cliente determinado.

      A mi parecer, existen algunos tipos de estrategias que sobrepasan su función como el estudio del mercado realizado en un pueblo alemán llamado Hassloch. Hassloch es considerado el pueblo que representa la “media ideal de Alemania” (cumple con muchas características demográficas )y por tanto sirve como un campo de pruebas para aquellas empresas que quieran introducir un producto al mercado, pero antes quieran comprobarlo a pequeña escala. En este pueblo se comprueba si los productos pueden tener éxito en un mercado pequeño , es decir , es una imagen reducida del comportamiento de los hogares en Alemania. Un ejemplo sería un producto nuevo de “Kínder”. Este fue puesto a la venta en los supermercados del pueblo. Aquellos hogares que participan en este tipo de experimento ven el producto como un producto nuevo en el supermercado que podrán comprar. El producto tendrá un periodo de prueba en el que se verá si tiene o no éxito y con aquellos resultados la empresa podrá decidir que estrategia implantar a gran escala..
      Su lema es “ Si tiene éxito en nuestro pueblo, por qué no en todo el país?”.
      En mi opinión, es un método efectivo para las empresas que quieran lanzar nuevos productos al mercado, pero a la vez crea la pregunta: Cual será el siguiente paso para introducir un producto y/o conseguir captar clientes?

    6. Que te parece este tipo de estrategia.

      Cuando vi una familia, mudarse en una nueva casa, la película me parecía normal. Y me preguntaba qué cosa tiene que ver con el Marketing. Cuando la niña quiso besar a su padre, ahí me di cuenta que no era una familia, pero seguía preguntándome, ¿Cuál es el punto? Personalmente cuando entendí que todo era falso, que era una estrategia para vender productos, me dio riza. Pero era una riza con sabor amargo: Me parece una estrategia demasiado manipuladora. Los vendedores se dan cuenta ellos mismo que les cuesta hacerlo. Por ejemplo, el chico que es gay, pretende ser heterosexual para vender más. O el “padre”, que acaba diciéndoles a todos toda la verdad cuando el hombre se mata en gran parte por su culpa. (Si no lo hubiera manipulado tanto, jamás hubiera pasado).

      ¿Ves ético esta forma de introducir y vender un producto en el mercado?

      No veo ninguna forma de ético: El hecho que estén manipulando. Como lo dije antes, fingen todo, la familia es falsa y solo quieren vender un lifestyle. Bueno no es tan diferente de la publicidad, el problema es que tuvieran que decirlo: Son vendedores. El hecho que no lo digan, les hace manipuladores y mentirosos. Por ejemplo, en Youtube, los que ganan plata mostrando productos, ahora están obligados decir en la descripción que están pagados para hacer publicidad. Cuando no lo dicen son manipuladores, cuando lo dicen, nadie mire sus videos. (esto ha sido muy hablado en Francia, no sé si en España también, se llama “placement de produits sur youtube” http://www.begeek.fr/youtube-dgccrf-sattaque-placement-de-produit-dissimule-195906 ) Por fin, el hecho que se acaba con alguien matándose, muestra que no hay ninguna forma de ético en esta estrategia.

      ¿Serías capaz de formar parte de la familia Jones?

      Para una película, claro que sí. En la vida real, no existe, y no.

    7. Esta película refleja la realidad que estamos viviendo en cuanto a la influencia que tienen las marcas en nuestra manera de pensar y de sentirnos frente a la sociedad, una sociedad consumista y que se deja llevar por los estilos de vida.
      La estrategia de la película me parece muy buena ya que la mejor manera de vender un producto es mostrándolo y así que surja el deseo en otras personas de tenerlo. Las ventas no van a ser muy elevadas ya que no es lo mismo hacer un anuncio de televisión que va a ser visto por millones de personas que vivir el día a día donde ves a muchas personas pero no tantas como otros tipos de estrategias de Marketing.
      Vivimos en una sociedad donde la gente ve algo a una persona conocida y ese algo lo quiere desde ese momento en que lo ve, por tanto, la venta va a estar asegurada.
      No me parece una forma ética de vender un producto en el mercado porque lo que muestran los personajes es una mentira, una estrategia de marketing que solo busca vender sin importar las consecuencias, aprovechándose del desconocimiento de las personas.
      No me gustaría pertenecer a esa familia ya que estaría viviendo en una mentira, engañándome a mí y al resto de personas. Aunque lo importante para la empresa sea vender, hay cosas mucho más importantes como por ejemplo la ética y los valores.

    8. En esta película se utiliza una estrategia comercial espectacular, y a mi parecer creo que hoy en día es una estrategia que se da. Se me ocurren infinidad de situaciones en las que nosotros les recomendamos y les dejamos probar un producto a alguien de nuestro entorno. Por ejemplo, estamos en una cena de amigos y yo me he comprado el nuevo modelo de móvil de Samsung y en cierta manera “fardo” de tener el nuevo producto y hago que alguno de mis amigos al final se lo compre. Este ejemplo sucede en la película por ejemplo con el Audi que tenía la familia Jones y que luego el vecino de la casa de al lado también se lo compra.
      Hoy en día todos participamos en la evolución de ventas de un cierto producto. Por ejemplo recuerdo que de pequeño se puso de moda comprar unas peonzas de plástico en vez de unas de madera de toda la vida que rara vez se veían, y esto se produce por el boca-oreja y querer lo que tienen los demás. En la película vemos como muchos de los productos de la familia Jones el resto de vecinos y amigos se los compraba por que en cierta medida si no se los compraban a lo mejor no se sentían integrados. Cabe destacar que yo seguí usando la peonza de madera de toda la vida en vez de una de plástico.
      Por otra parte esta forma de vender productos lo veo ético, pero sin crear una familia falsa, ya que al igual que en el primer párrafo creo que se da en el día a día y de una forma mesurada, ya que a no ser que seas multimillonario no cada semanas como en la película tienes otro coche nuevo en la puerta de tu casa. Lo veo normal que un amigo o familiar me enseñe lo que se acaba de comprar para transmitirme sus ventajas o desventajas de ese producto respecto a otro. Y si además me da su experiencia con ese producto a lo mejor en un futuro cercano si me parece que las características de ese producto son buenas a lo mejor me lo compro. Un ejemplo de ello es contratar los servicios de un albañil que a mi amigo le ha apañado un casita para guardar trastos, le hizo un buen presupuesto y trabajó bien y que me recomendó mi amigo.
      Finalmente yo no pertenecería a una familia falsa que se dedica 6 días de la semana a vender y vendiendo productos que puede hacer que arruinen la vida a alguien, como por ejemplo “vender” alcohol a menores o un coche a mi vecino a sabiendas de que no se puede permitir un coche. Sí que estaría dispuesto a vender productos que me parecen realmente buenos y beneficiosos y de forma independiente sin formar parte de una familia falsa. Aunque en cierta medida como he dicho antes, hoy en día se da y yo he recomendado productos a gente de mi alrededor sin trabajar de ello. Por lo que si me dieran dinero por transmitir las sensaciones que me ha dado ese nuevo producto o servicio ¿Por qué no debería aceptarlo?. Es como el ejemplo de la gente que sube videos a Youtube que al cabo del tiempo al tener una cuota de visitas puede monetizar sus videos. Pienso que si lo haces porque te gusta y a demás cobras esta bien.

    9. A mi personalmente me parece bien este tipo de marketing primero porque como ya hemos visto en la película, funciona (aunque sea ficción muestra de una manera manera muy real el consumismo de las familias y el no querer quedarse atrás tecnológicamente de cada individuo que vemos día a día); y segundo porque la gente se fía más de un producto si una vecina le cuenta lo bien que funciona después de haberlo probado ella. No es lo mismo ver un anuncio en la televisión que diga que las aspiradoras que funcionan solas son excelentes a que una amiga tuya te diga que se lo acaba de comprar y que hace y que de verdad es buenísima y no tiene fallos.
      En cuanto a si es ético o no, yo pienso que si porque en ningún momento se ha engañado a nadie, simplemente la familia Jones utiliza unos productos y les cuentan a sus vecinos lo buenos que son. En la película, ninguno de los 4 vendedores obliga a un vecino a comprar ese “nuevo artilugio que acaba de salir al mercado y que tantas buenas cualidades tiene”, pero se sabe que el ser humano tiene ese afán por superar al que tiene al lado y a no querer quedar como el tonto que no se lo compró.
      Yo la verdad que no creo que fuera capaz de trabajar en una “familia” asi, por la sencilla razón de que no creo que sea saludable ni bueno para las personas dedicarse al 100% al trabajo. Pero si me parecería una muy buena idea como estrategia de marketing que antes de que una empresa saque un nuevo producto al mercado hagan una prueba en un barrio no muy grande similar al de la película donde viva gente a la que está dedicada ese producto, por ejemplo si lo que quieren vender es un robot de cocina, podrían darle un prototipo a alguna de las mujeres del barrio que tengan diferentes necesidades; como puede ser un ama de casa y una mujer que trabaja hasta las 5 de la tarde y no le da tiempo de hacer la comida. Así podrían saber desde dentro cuales son las sensaciones de sus futuros clientes o si algo se les ha pasado por alto, y por supuesto si les gusta se lo contarán a otras vecinas por lo que se pondría el boca oreja en marcha.

    10. La película de los Jones gira entorno a una familia peculiar, ya que realmente no son familia, solo lo simulan. Realmente son muy buenos vendedores que deben ‘lucir’ productos, llevándolos y mostrándolos ante el vecindario y el círculo del que se rodean en la ciudad. El propósito de ello es que sientan el deseo, o falsa necesidad, de obtener dichos productos.
      Es una buena estrategia porqué así es como realmente funciona el marketing en la sociedad, que ve que una persona famosa lleva algo, y enseguida desea tenerlo también.
      El problema viene cuando dicha estrategia de marketing es llevada a tal extremo que provoca los números rojos en las cuentas de los vecinos de la familia Jones, llegando al punto de que uno de los personajes se suicida en la piscina para no contarle la verdad a su mujer.
      Esta forma de introducir productos en el mercado me parece buena desde el punto de vista de las empresas. Los consumidores son los que deben saber apreciar si realmente lo que tienen hacia ese producto es un deseo o una necesidad.
      Yo no sería válido para formar parte de la familia Jones pues no me sentiría bien vendiendo algo a alguien que realmente no lo necesita, y menos hasta los límites a los que llegan los Jones en la película.

    11. En lo que a estrategia se refiere, me parece muy buena. En mi opinión, es una película que sin ser nada especial, es entretenida e interesante. La ‘famila’ Jones, llega a un barrio residencial donde todo lo que les rodea, es como un mundo aparte de los demás. Son como los demás pero fingen lo que no son y con eso consiguen sus propósitos, que es la venta de sus productos.

      La película me ha gustado por lo original de la historia, y aunque no triunfó demasiado, lo mejor creo que es la trama principal, que uno cuando ve el título se espera otra cosa, uno sabe ya a los pocos minutos que la familia esconde algo y poco a poco el espectador va enterándose de qué va la cosa. Sinceramente creo que la película se sostiene por toda esa historia tan original y curiosa.

      En conclusión, esta película nos dicta la infinita ambición que tiene la mercadotecnia actual, la cual hace que seamos consumistas, y que estemos guiados por el impulso y no por la razón. Deja clara una cosa, y es que las personas somos muy celosas de lo que tienen los demás, ya que el ser humano siempre quiere lo que tiene el vecino, y si al de al lado le va bien, uno quiere lo que él tiene.

    12. La estrategia que han empleado la familia ‘ficticia’ apellidada Los Jonenses, me parece una estrategia de venta muy peculiar porque es verdad que ya existe aunque no sea tan exagerado como en la película. Desde mi punto de vista veo que es un tipo de marketing fantástico para atraer al consumidor. Pero a la vez debemos introducir productos asequibles al bolsillo del cliente y en el caso de la película creo que se les fue de las manos con el coche, Audi R8, pero por lo demás considero que esta estrategia es espectacular para vender un producto, ya que muchas veces ignoramos un producto por el simple hecho de que una empresa nos lo intente vender en forma de anuncio sea cual sea el medio de comunicación. Pero en este caso la empresa consigue vendernos una cartera de productos sin darnos cuenta de que se trata de una estrategia de marketing, lo queremos por el simple hecho de que mi vecino o amigo lo tiene y yo no voy a ser menos, por lo tanto necesito dicho producto.
      Desde mi punto de vista esta estrategia la considero como cualquier otra, porque se trata de un tipo de marketing como cualquier otro y por llevarla a cabo no se esta haciendo daño ni perjudicando a nadie ni a nada. Mucha gente considerara que no es ética porque en el caso de la película vemos que existe un consumo desmedido y acaba falleciendo un personaje, pero esto no es culpa de la estrategia de marketing sino de la debilidad humana, para ello cada uno debe saber a qué productos puede optar y a los que no pueda optar.
      Por otra parte me veo incapaz de formar parte de este tipo de estrategia de marketing porque como se ve en la propia película los actores dedican su vida a realizar una doble vida que no les hace felices. Por tanto creo que es importante que todas las personas tengan un trabajo que les haga feliz o por lo menos que les permita tener su propia vida y por tanto el trabajo que realiza la familia Jonenses no cumple las características que me gustaría que tuviera mi trabajo.
      En conclusión creo que es una estrategia de marketing interesante y novedosa pero difícil de llevar a cabo ya que para que funcione, unas personas tienen que llevar una doble vida y provocar la envidia al resto de consumidores.

    13. La estrategia de venta me resulta muy original, pero eso no quita que en el fondo me desagrade. No me parece prudente tratar de vender las 24 horas del día a todo el mundo que te rodea, ya que no creo que se deba mezclar la vida personal con la laboral. El hecho de estar todo el día mostrando tus bienes y alardeando de ellos puede traer muchos problemas, como bien vemos en la película. Hay personas que no toleran que a otros les vaya bien en la vida y que encima se dediquen a hacer eco de su éxito.
      No veo del todo ético la forma en la que introducen y venden los productos en el mercado, ya que ante todo siempre se ha de respetar a los consumidores, y en el caso de la familia Jones, se basan en las mentiras y la falsedad con el objetivo de vender. Incluso cuando David Duchovny confiesa al final de la película toda la gran mentira que se ha vivido en la trama de ésta, Demi Moore y los demás miembros de la familia Jones no son capaces de dar la cara y admitir lo evidente frente a los vecinos a los que “presuntamente” han engañado. A la hora de vender, los consumidores son lo más importante, con lo cual no creo que utilizar una estrategia de venta basada en un montaje repleto de mentiras sea de lo más adecuado y ético. Esto demuestra que a la hora de vender, la familia Jones trata a todos sus posibles consumidores de ignorantes, ya que sólo ellos saben la verdad del asunto y se aprovechan de la situación para poder llevar un buen nivel de vida.
      Por un lado creo que sería capaz de formar parte de la familia Jones, ya que el hecho de vender productos me apasiona y considero el marketing como un arte. Sin embargo, por otro lado, creo que no sería capaz de ser miembro de dicha familia, ya que aparte de ser incapaz de utilizar una estrategia de venta basada en las mentiras, tampoco creo que pudiese dejar a un lado mi vida personal y centrarme al 100% en una vida que no me pertenece. Está claro que todos podemos realizar sacrificios para poder tener un buen nivel de vida, pero dudo que una gran mayoría de personas sea capaz de perder su identidad por un simple puesto de trabajo.

    14. La estrategia utilizada por la familia Jones si bien es singular, no la puedo calificar como ética y el único motivo es el engaño. Sin embargo, este engaño es algo peculiar porque no estamos hablando de publicidad fraudulenta, es decir, no están dando gato por liebre. Por ejemplo, el palo de golf que intentan publicitar es de una calidad excepcional, al igual que la ropa o los coches.

      Hay que empezar resaltando que los Jones intentan vender sus bienes de lujo a personas con alto poder adquisitivo, los cuales de manera libre y voluntaria deciden comprarlos. Hasta este punto, creo que nadie podría criticar a esta singular familia. ¿Pero cuándo empieza la falta de ética? A la vez que esto resulta un engaño. Es decir, en el momento en que unas personas se asocian para crear una falsa familia cuyo objetivo es introducirse en una parte de la sociedad y lograr amistades con el único objetivo de venderles un catálogo de productos que ha sido asignado.

      Desde el punto de vista de cualquier miembro de la familia Jones, lo criticable no está en querer vender un bien, sino en la vía para lograrlo. Incluso tener que buscar novia o novio en caso de los “hijos” de la familia para aumentar las ventas carece totalmente de ética. Y desde el punto de vista de las amistades, las cuales no saben que la familia Jones es una farsa, poco hay que criticar. Resalto que todos adquirían los bienes de manera libre y voluntaria. Pensar que Steve Jones es el verdadero culpable del suicidio de Larry Symonds, es pensar que la mente humana no decide por sí sola, sino que son los demás quienes tienen el poder; lo cual, a mi parecer, es falso. Una vez más, las compras excesivas de Larry, las cuales le llevó a tener una enorme cantidad de deudas, fueron realizadas de manera libre y voluntaria.

      Si alguien piensa que la culpa del final es de la familia Jones yo le preguntaría: y si la familia Jones fuera de verdad una familia con gran poder adquisitivo a la que le gusta comprar bienes de lujo y Symonds se endeudara adquiriendo los mismos bienes, ¿la culpa de quién sería? Yo creo que la culpa, en ambos casos, recae en Larry.

      No sería capaz de formar parte de una “familia” así. El marketing y la publicidad cumplen una función fundamental tanto para la empresa como para la sociedad; desde ayudar a los individuos para que sepan qué opciones tienen en el momento de adquirir un bien, hasta ser un factor decisivo para rebajas en los precios. Sin embargo, cuando el marketing y la publicidad pierden la ética, como es en el caso de la familia Jones, la verdadera función de estos se pierde.

      Según uno de los mayores expertos del Marketing, Philip Kotler, el marketing ha evolucionado hasta el 3.0. Según Kotler, existen 10 mandamientos del marketing 3.0, donde el primer y el tercero son los que podemos aplicar a este caso y que, efectivamente, no se cumplen:
      1º Ama a tus consumidores y respeta a tus competidores.
      3º Protege tu marca, sé claro acerca de quién eres.

    15. Si hablamos desde un punto de vista únicamente estratégico, podríamos afirmar que se trata de una estrategia perfecta a la hora de vender y crear necesidades sobre un determinado entorno.
      Existen diferentes teorías sobre el comportamiento del consumidor, entre las mas destacadas podemos encontrar la teoría sobre el estimulo y la respuesta; dentro de esta teoría podemos encontrar diversos tipos de impulsos, pero existe uno en concreto que coincide con el que se aprecia a lo largo de toda la película; este es el impulso de “Vanidad-Imitación´´:
      • “Decisión que se toma con base en una ilusión o engreimiento, tomando acciones de otros, como ejemplo a emular”

      Pienso que es necesario remarcar que el consumo como concepto no hace referencia a nada malo ni perjudicial. Podemos definirlo como el simple hecho de consumir para satisfacer necesidades o deseos. El problema llega cuando esta actividad se vuelve patológica. Entonces ya no hablamos de ‘consumo’, sino de ‘consumismo’. La Real Academia Española (RAE) define el consumismo como “la tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios.” Por todo lo anterior pienso que esta forma de introducir y vender un producto no es del todo ético; nunca me ha gustado llevar las cosas a los extremos, soy de esos que piensa que la virtud se encuentra en el término medio.

      Siguiendo con la relación filosófica, se podría decir que este modo de venta o esta situación que se da en la película se asemeja bastante al mito de la caverna de Platón. El concepto de la desinformación ya estaba presente en tiempos de Platón, y podemos afirmar que esos misteriosos personajes que proyectan sombras siguen existiendo. Hoy en día los conocemos como medios de comunicación de masas o “mass media´´. Seguimos viviendo en un mundo de sombras y engaños, ya que no estamos dispuestos a hacer ese esfuerzo por informarnos, es más como que nos informen.

      En cuanto a la última pregunta propuesta, diría que yo no estaría dispuesto a sacrificar una vida y vivir una mentira, por lo menos no de forma consciente. Por este motivo creo que no me gustaría formar parte de un proyecto de ventas de ese tipo.

    16. La película muestra la “familia” perfecta, la que todo el mundo envidia y que tiene, lo que todos desean tener. Sin embargo, todo es una ficción creada para introducir nuevos productos en el mercado y conseguir que la gente los compre.

      En primer lugar, por lo que respecta a que me parece este tipo de estrategia, tengo que decir que realmente es impresionante lo que estas personas consiguen hacer. Saben perfectamente cómo deben actuar para que sus productos sean los más deseados. En la película, da la impresión de que lo hacen con mucha facilidad, sin apenas esfuerzo; pero la realidad es que requiere mucha preparación y analizar muy bien cada situación: esto es lo que hace el marketing. Quiere satisfacer los deseos de las personas, ofreciéndoles los productos que quieren.

      El problema, es que muchas veces la sociedad en la que vivimos nos incita a “necesitar” cosas que realmente no son imprescindibles para nosotros, y acabamos creyendo que sí que lo son.

      Es muy difícil determinar si algo es ético, porque conlleva un elemento muy subjetivo. Viéndolo así, de una forma tan extrema en esta película, lo lógico es que nos lleve a pensar que no es un comportamiento ético el introducir y vender productos de esa forma en el mercado. Pero si nos paramos a pensar, estamos rodeados de gente que se dedica precisamente a esto mismo. Algunas veces sabemos diferenciarlo, pero otras muchas no.

      Es cierto, que igual el fingir ser una familia para vender productos es un poco excesivo y roza lo inmoral, más que nada por el aspecto de utilizar a una institución como es la familia (algo sagrado para mí) para conseguir ese fin; pero la realidad es que el fin que persiguen lo alcanzan y con creces (vender).
      Y es precisamente por el hecho de que la familia es algo sagrado, por lo que pienso que a mí no me gustaría formar parte de ese negocio, porque se aprovechan demasiado de los vínculos afectivos para conseguir ganar dinero.

    17. Para empezar, quiero decir que en cuanto a estrategia de marketing es una idea magnifica. Nos encontramos en una época donde la publicidad es lo que menos nos hace falta, ahora la gente confía más en la publicidad del boca oreja que las vistas en televisión o escuchas en la radio.
      Seguro que todos nosotros nos hemos visto influidos por alguna cosa que llevaba algún conocido o al revés, sin querer nosotros mismos hemos vendido alguna idea a la gente de alrededor. Para mi esos hechos son normales, si te gusta un bien o servicio seguro que intentas recomendárselo a alguien y así las personas también se sienten más seguras.

      Es una muy buena estrategia pero hay que reconocer también que como muy ético no es. Los miembros de la familia solo intentan vender más productos pero para el vecindario es una mentira, por decirlo de alguna manera, lo que les esta vendiendo. No es la forma más adecuada pero si la mejor idea. Seguro que esta no es la peor, ahora la gente hace cualquier cosa para poder vender.

      Yo no estaría dispuesta a formar parte de la familia Jones. Porque confío en que hay otras formas mejor que vender, no es necesario esas mentiras aunque luego la gente no se da cuenta pero de algún modo yo me sentiría incomodo.

    18. La película me ha encantado ya sea desde mi punto de vista de aficionado al cine y sobre todo como estudiante de Marketing. La idea de que una “familia” sea utilizada como un gran plan de marketing de múltiples marcas es muy interesante y no tan alejada de la realidad. ¿Por qué no podría ser verdad en un futuro no muy lejano?
      Hoy en día las empresas tratan de llevar sus productos a sus clientes de cualquier manera, sería irrisorio pensar hoy en día en un plan de marketing de una gran empresa solo basado en spots publicitarios en la televisión o radio. El ejemplo cinematográfico de los Joneses nos sitúa en una circunstancia (Sin evaluar si es ética o no) donde un grupo de empresas intentan llegar a sus consumidores mediante su entorno más cercano y de manera indirecta. Este proyecto empresarial se enfoca en la creación en una familia de referencia la cual sitúan un barrio de alto nivel adquisitivo donde cada miembro de su familia se orienta respecta a un grupo social distinto. Kate ( la madre) se enfocaba en promocionar productos (siempre de manera encubierta) en las mujeres de la zona normalmente de mediana edad, casadas y amas de casa; Steve (el padre) en los hombres de mediana edad, en su mayoría ejecutivos y casados con las mujeres con las que trataba Kate; Mick (el hijo) centraba sus esfuerzos en los jóvenes de la comunidad, aficionados a los deportes y los videojuegos; y Jenn ( la hija) se orientaba a las adolescentes de la zona normalmente interesadas en la moda y en productos de belleza. Era tal la segmentación de los consumidores a los que iban orientados cada miembro de la familia que se le prohibía a Mick dar a conocer su orientación sexual real (era homosexual) ya que se alejaba de la de su grupo de consumidores; o se le preguntaba a Kate la razón por la cual usaba un producto caro si ella estaba orientada a las jóvenes de la sociedad que en su mayoría no tienen a su alcance esos productos.
      En la historia de la película se observan constantemente ejemplos de cómo las empresas trabajan desde hace años la información que tienen a su alcance y como se basan en ella para actuar. Podría parecer exagerada o simple fruto de la ficción la forma tan actualizada con la que eran informados los miembros de la familia de crecimiento de las ventas de productos asociados a su grupo social en el que estaban asociados, pero nada más lejos de la realidad. Podemos tomar como ejemplo las marcas de ropa que conocen toda la información del desarrollo en cuanto al número y características de sus ventas al segundo. Después de recibir información de los resultados, las empresas toman sus decisiones pertinentes. Más o menos como hace Steve al enterarse de bajo número de ventas de los productos asociados a su target, que comienza a mejorar su swing de golf para calar mejor en los hombres de la comunidad mostrando una imagen de éxito que pueda asociar a los productos que usa.
      Volviendo a la cuestión que lanzaba al principio de mi comentario, la situación expuesta en la película no me parece tan alejada de la realidad como puede parecer o por lo menos en mi opinión. Desde hace décadas, las empresas han usados figuras públicas a los que las personas elogian y tratan de imitar, ya sean artistas, deportistas, políticos, etc… para promocionar sus productos ocasionando entre las empresas auténticas batallas por hacerse con los servicios de etas figuras. Recordados son las batallas mantenidas por marcas de ropa como Adidas y Puma por conseguir firmar acuerdos de patrocinio con deportista como Pelé. Cada día más, somos testigos de cómo personas exponen sus ideas en las redes sociales de los distintos productos que usan o prueban, siendo seguidos por miles de personas, estos son los conocidos como influencers. Esta nueva realidad es usada por las empresas de manera clara y en otras veces de forma más opaca dar a conocer a sus productos. Es decir, las compañías intentan buscar nuevas formas de acercarse a sus clientes potenciales, ya sea adaptándose a las nuevas las nuevas realidades como son las redes sociales o probando nuevas técnicas. Sin entrar a considerar si me parece muy ético la práctica expuesta en la película o no, no me parece tan raro o tan descabellado pensar que esta idea sea llevada a la realidad en mayor o menor medida. La estrategia de marketing de la que llevan a cabo los Joneses se basa en algo que todos hemos sentido en algún momento, ya se llame envidia o seseo de mejorar. Todos hemos querido en alguna ocasión dar la imagen de exitosos o de opulencia, llevándonos a comprar artículos ya no por sus características técnicas o estéticas sino por el simple hecho de que era considerado en mejor, el más caro y el que está a la última. Aunque sea un poco exagerado, seguro que alguno se vio identificado con Larry (el vecino) cuando vio el nuevo coche de Steve que era de la misma marca que el suyo, pero más nuevo y seguramente más caro.
      En mi humilde opinión, si este “método” seguramente sea llevada a cabo por las empresas en mayor o menor medida. De no ser así, será por razones del ROI del programa de Marketing no por barreras éticas que se impongan las marcas, ya sabemos que si no son públicas o demostrables este tipo de prácticas no les importa llevarlas a término (aún menos a las empresas que no cotizan en bolsa).

    19. A lo largo de la película vemos como una supuesta familia se traslada a un barrio de alto poder adquisitivo con el fin de vender así una serie de productos mostrándolos y fingiendo ser felices con ellos.

      Nunca había visto algo así ya que normalmente se anuncian los productos a través de carteles, spots publicitarios, y campañas de publicidad en general, pero nunca acercando de esa manera el producto y tratando de mostrar los efectos positivos que producen estos, a pesar de que sea todo una invención. Me parece que es muy original por el hecho de que además de la visión positiva que se da del producto, permite al “cliente” tocar los productos e incluso probarlos, como es el caso del coche del hijo mayor.

      No obstante, no me parece del todo ético que esto se realice, ya que a pesar de que es una buena opción para los comerciantes, hace que los consumidores necesiten cada vez más y algo superior a lo que ya tienen para poder sentirse igual que los que mas tienen. A colación de esto, surge la eterna pregunta de ¿el marketing crea o satisface necesidades?. En la película se hace ver que más bien las crea, ya que uno de los personajes llega a dejar de pagar la hipoteca para comprar objetos para él y para tratar de hacer feliz a su mujer.

      Con respecto al hecho de que si me gustaría participar en esta “familia”, es evidente que a todos nos gustaría por un tiempo pertenecer a ella por el hecho de que en todo momento tendrías lo más nuevo del momento, todo pagado por otros y tú sólo tendrías que venderlo. Sin embargo, se pierde en todo momento el valor de la familia, cosa que es muy importante en el desarrollo personal. Además, no me gustaría trabajar de engañar a la gente constantemente y no poder entablar relaciones sinceras, ya que todo estaría orientado a la venta de los productos.

    20. (no soy espanol lo siento si hay errores)

      Me parece que han seguido una estrategia bien definida donde han estudiado el mercado y han eligido un lugar donde la gente tienen un nivel de vida alto (salario elevado y muchas universidades elevadas ) y como saben que todo el mundo esta atreido por lo que no tiene han dado un imagen perfecta de ellos para que la gente quiere tener todos los productos que tiene la familia the jones entonces han empujado la gente a hacer muchas compras.

      para mi si que es una buena forma de introducir y vender un producto en el mercado porque como lo hemos dicho la gente siempre esta atreida por el visual y si das una buena imagen a un producto van a querer obtener lo y como lo hemos visto en la peli los numeros de ventas estaban siempre subiendo y al final han conseguido el objetivo de vender los productos entonces si que me parece una buena forma .

      Por lo que es de si puedo formar parte de la familia la verdad es que pienso que si algunos van a decir que es una estrategia horrible por lo que hemos visto en el final de la peli pero pienso que de un lugar en la peli han exagerado un poco donde el hombre ha hypotecado su casa para tener el coche y de otro lugar tambien todo el mundo tiene el objetivo de vender mas y cada uno su manera,tambien pienso que tengo la capacidad de de formar parte porque me adapto a todas las situaciones 😀 .

    21. La estrategia que emplean los miembros de la “familia” es una estrategia incluida en lo que se denomina marketing furtivo o stealth marketing. Considero que es un tipo de estrategia original que busca aprovecharse de las necesidades de reconocimiento (cuarto tipo de necesidades contenidas en la pirámide de Maslow), en concreto está muy ligada a la necesidad de reconocimiento y status. En relación con esto, me gustaría destacar lo bien traído que está el título de la película “The Joneses” ya que en inglés hay una expresión que es “keep up with the Joneses” que hace referencia al hecho de que siempre queremos tener y hacer lo que hacen los amigos, vecinos o gente que conocemos para no aparentar que somos menos que ellos.

      Creo que es una técnica efectiva por cuanto se sigue utilizando hoy en día. Podemos señalar como ejemplo la campaña que llevó a cabo en 2002 Sony Ericsson para promocionar la cámara que había incluido en sus móviles. Para ello, lo que hicieron fue contratar a una serie de actores cuya función era salir a la calle y pedir a todo aquel que pasara que le hiciera una foto.

      También creo que se podría realizar un cierto paralelismo entre este tipo de estrategia y las que se realizan en las redes sociales, en concreto en Instagram. En ella, los “influencers”, es decir, aquellas personas con un grado de repercusión por la cantidad de seguidores que tienen, publican fotos mostrando lo que usan en su vida diaria. No obstante, esto es todo una campaña de marketing que si bien es cierto que la mayoría lo sabemos, no todo el mundo es consciente de ello. Estas personas lo que hacen es publicar ciertos productos como si fueran lo que usan día a día cuando, en realidad están cobrando desde los 400 a 5000€ por publicación. De este modo, muchos de sus seguidores comprarán esos productos porque de esa forma se podrán parecer un poco a ellos.

      En relación a si este tipo de estrategias son éticas, considero que no mucho. Me refiero a la estrategia que se realiza en la película. Esto es así porque una estrategia de ese calibre no se lleva a cabo en un día, en una semana o, incluso en un mes sino que requiere de mucho tiempo para poder conocer a los vecinos, sus gustos etc. Todo ello supone, en el fondo, engañar a esa gente pues se hacen pasar por algo que no son. El problema es que toca lo personal pues los vecinos acuden a los miembros de la familia creyendo encontrar en ellos unos amigos, compañero, etc.

      Me recuerda un poco a la película del Show de Truman. En esta película veíamos de forma clara como era poco ético el hecho de que todos supieran que estaba en un reality menos el protagonista. Pues bien, creo que en este caso es lo mismo al revés. En la película nadie sabe que están siendo objeto de una campaña de marketing, excepto los de la familia que son los que mueven los hilos, dando una imagen falsa y aprovechándose de los sentimientos de los demás.

      Finalmente señalar que ese trabajo es más idóneo para un actor que para un estudiante de marketing como yo. Esto es así porque aunque saber del tema puede ser muy útil, lo más importante creo que es tener en cuenta que en todo momento hay que hacer creíble la tapadera de la familia.

      Para acabar os dejo un video de cómo hicieron la campaña que llevó a cabo en 2002 Sony Ericsson para promocionar la cámara que había incluido en sus móviles, de la que he hablado antes.

    22. Desde el punto de vista de vendedor, esta estrategia me parece totalmente acertada ya que haces que el consumidor crea que quiere adquirir un producto por propia voluntad cuando en realidad le estas creando la necesidad de comprarlo. Hay personas que se sienten reacias al hecho de caer victimas del marketing y la publicidad, sin embargo, de esta manera lograrías que estos consumidores se sientan atraídos hacia tu producto para poder compararse o equiparse a su vecino.
      En contraposición desde el punto de vista del consumidor me parece una estrategia poco ética o poco moral ya que se hace creer al consumidor que sus vecinos no son vendedores si no meros consumidores también. Consiste en engañar de cierto modo por tanto a la pregunta de si veo ético esta forma de introducir o vender un producto en el mercado la respuesta es no.
      Personalmente no me creo que fuera capaz de formar parte de la familia Jones. No podría mantener una vida falsa durante meses con desconocidos mientras trato de vender determinados productos a la gente que voy conociendo. Aunque la remuneración fuese alta no creo que pudiese hacerlo.
      Quiero destacar que, aunque no me parezca para nada ético la estrategia llevada a cabo en la película, es una maravilla desde el punto de vista del marketing. Pero intentar llevar a cabo esto en la realidad me parecería imposible y nada rentable mantener a una familia de 4 durante meses con los gastos que eso conlleva. Sería prácticamente imposible que las ventas de producto superasen los gastos para que la empresa obtuviera beneficio, y menos con Audis R8s como incentivos.

    23. En la película podemos observar como el Marketing va buscando nuevas formas de hacer llegar los productos a las personas. La manera en que lo hacen es muy innovadora, ya que no se basa en una campaña publicitaria común.

      La familia Joneses parece tenerlo todo: las últimas tecnologías, un buen aspecto físico, un buen coche, los mejores palos de golf, productos de cosmética caros, ropa de marca y, por supuesto, una casa cálida y feliz. Lo que sus vecinos no saben es que viven una vida vacía, sin sentimientos verdaderos. Todo lo que esta familia proyecta es una mentira. Al aparentar que todo es perfecto, dan una imagen utópica del materialismo.

      A la mujer no le pareció difícil tener que mentir para poder ganar dinero, para ella fue un trabajo como cualquier otro, por eso siempre se refieren a ella como “la jefa”. Sin embargo, yo pienso que de todos los personajes, ella fue la más infeliz. Su vida no era más que una sonrisa falsa tras otra.

      Como podemos ver en la actualidad, es muy común que las personas se dejen llevar por situaciones superficiales, imiten o quieran tener los productos que otras personas poseen, ya que pensamos que vamos a lucir igual o que vamos a obtener un grado de reconocimiento más alto en la sociedad.

      Sin embargo, no evaluamos bien las necesidades ni los beneficios que vamos a obtener con esos productos, por lo que tomamos decisiones de compra apresuradas y, como consecuencia, nos encontramos viviendo en un mundo consumista, donde cada día los productos y servicios son los que marcan el futuro.

      En mi opinión, la estrategia que utilizan para vender no tiene valores. Se aprovechan del desconocimiento de las personas para aumentar sus niveles de ventas, por lo que no están actuando con ética, simplemente buscan darle más ganancias a la compañía, sin importar las consecuencias que pueda tener para la sociedad. Es muy claro el ejemplo donde su vecino por querer imitar la vida que la familia falsa lleva, se suicida por no poder pagar sus facturas.

      En mi opinión, el mensaje final de la película es que puedes tenerlo todo y todavía querer más, pero no vale nada si no tienes con quien compartir tus experiencias. Al fin y al cabo, lo material es lo más barato que existe en la vida.

    24. En la película podemos observar como el Marketing va buscando nuevas formas de hacer llegar los productos a las personas. La manera en que lo hacen es muy innovadora, ya que no se basa en una campaña publicitaria común.

      La familia Joneses parece tenerlo todo: las últimas tecnologías, un buen aspecto físico, un buen coche, los mejores palos de golf, productos de cosmética caros, ropa de marca y, por supuesto, una casa cálida y feliz. Lo que sus vecinos no saben es que viven una vida vacía, sin sentimientos verdaderos. Todo lo que esta familia proyecta es una mentira. Al aparentar que todo es perfecto, dan una imagen utópica del materialismo.

      A la mujer no le pareció difícil tener que mentir para poder ganar dinero, para ella fue un trabajo como cualquier otro, por eso siempre se refieren a ella como “la jefa”. Sin embargo, yo pienso que de todos los personajes, ella fue la más infeliz. Su vida no era más que una sonrisa falsa tras otra.

      Como podemos ver en la actualidad, es muy común que las personas se dejen llevar por situaciones superficiales, imiten o quieran tener los productos que otras personas poseen, ya que pensamos que vamos a lucir igual o que vamos a obtener un grado de reconocimiento más alto en la sociedad.

      Sin embargo, no evaluamos bien las necesidades ni los beneficios que vamos a obtener con esos productos, por lo que tomamos decisiones de compra apresuradas y, como consecuencia, nos encontramos viviendo en un mundo consumista, donde cada día los productos y servicios son los que marcan el futuro.

      En mi opinión, la estrategia que utilizan para vender no tiene valores. Se aprovechan del desconocimiento de las personas para aumentar sus niveles de ventas, por lo que no están actuando con ética, simplemente buscan darle más ganancias a la compañía, sin importar las consecuencias que pueda tener para la sociedad. Es muy claro el ejemplo donde su vecino por querer imitar la vida que la familia falsa lleva, se suicida por no poder pagar sus facturas.

      En mi opinión, el mensaje final de la película es que puedes tenerlo todo y todavía querer más, pero no vale nada si no tienes con quien compartir tus experiencias. Al fin y al cabo, lo material es lo más barato que existe en la vida.

      Siendo sincera, si podría formar parte de la familia Joneses (solo unos meses), pero solo por el hecho de poder utilizar todos los productos. No aceptaría ese trabajo, ya que cada uno tiene su propia vida y no estaría dispuesta a engañar a la gente haciéndoles ver otra imagen de mi que no sea la verdadera.

      “Aparentar tiene más letras que ser” –Karl Kraus
      “Muchas personas gastan dinero que no tienen, para comprar cosas que no necesitan, para impresionar a personas a las que no les importan” –Will Smith

    25. Qué te parece este tipo de estrategia?

      Como estrategia me parece muy interesante, ya que todos en nuestra vida tenemos un “ídolo”, que tiene una vida espectacular y que querríamos ser como él.
      Es lo que pasa en la película, nadie obliga a nadie a comprar su producto, sólo se lo enseñan y les dejan probarlo.
      Como vemos, es una buena estrategia, ya que todos los vecinos terminan comprando lo que la familia Jones intenta vender.
      Esto pasa a diario en la vida, por poner un ejemplo, si Messi lleva unas zapatillas con un color determinado, los niños van a querer comprar esas zapatillas, y así podríamos poner muchos ejemplos más.

      Ves ético esta forma de introducir y vender un producto en el mercado?

      Viendo el final de la película en el cual el vecino de la familia Jones se suicida debido a las deudas que tiene, puedes caer en la tentación de decir que no es ético.
      Pero, ¿Por qué no es ético? La empresa intenta ganar el máximo de dinero, pero no obliga a nadie a comprar. Si los vecinos compraban era porque querían, ya que nadie les obligaba a hacerlo.

      Serías capaz de formar parte de la familia Jones?

      No creo que fuera capaz de vivir una vida mentira.
      La vida de la familia Jones trata de aparentar algo que no es. Les obligan a llevar los mejores coches del mercado, a utilizar las cremas más caras, los palos de golf más caros, pero todo esto solo para intentar venderlo. Nada de lo que tienen es suyo, y su vida consiste en vender por encima de todo.

    26. En cuanto a la estrategia que se utiliza en la película “the joneses” me parece realmente buena, ya que intentan y finalmente consiguen introducir los productos que todos quiere entre los vecinos, haciendo creer a todo el mundo que son una familia perfecta, en la que reina el amor y los detalles caros por parte del marido, en cambio, dentro de casa no se reflejaba la misma familia con el mismo amor y perfecta como cuando lo demuestran a los demás, al fin y al cabo están vendiendo un protipo de familia para con ello conseguir introducir productos deseados e innovadores entre los demás vecinos, sin duda, nada fácil de hacer, dar una imagen asociada con un producto de puertas hacia fuera y de puertas hacia dentro una imagen y realidad totalmente diferente, hasta el punto que el “marido” se enamora de la mujer por lo que podemos decir que llega a tal punto de auto venderse como la “familia perfecta” que acaba enamorado de ella.
      Esta historia nos refleja una situación poco real, una realidad rodeada de lujos y que dicha vida solo es buena si contienen esos lujos, a veces, nos venden productos que no necesitamos y lo asociamos como que sin eso no podemos llegar a ser felices.
      En este caso crea una necesidad de compra de estos productos para un fin, y ese fin es conseguir la familia perfecta como lo hacen los Jones, sin embargo, el mejor amigo del marido, asocia como una solución los productos exclusivos con lo bien o mal que pueda estar con su mujer, llegando a tal punto que está viviendo una vida irreal, enfocada a lo que nos venden y el significado que nos hacen ver o quieren que veamos que tiene el producto llegando así a la desesperación y el trágico final que tiene la película. Por lo que yo creo que no es ético la forma en la que introducen estos productos la familia Jones, ya que vista desde dentro, su único objetivo es conseguir vender el producto asociándolo con la familia perfecta, en cambio, visto desde fuera no se consigue el mismo objetivo, ya que las demás familias sí que son reales, y por tanto puedes afectarles el valorar solo lo material y más aun relacionándolo con la felicidad.
      Yo no sería capaz de formar parte de la familia Jones, me parece una estrategia buenísima si funciona, porque al fin y al cabo el marketing es utilizar los medios necesarios para conseguir vender un producto, pero si me pusiese en la piel de los clientes, no me gustaría que “un amigo” como lo era el hombre de la familia Jones con el vecino, me vendiese un producto asociándolo conforme vive el, para después adquirirlo y no sentirme igual o no sentir la felicidad y necesidades que el me ha hecho creer que sentía.

    27. Como estrategia de Marketing me parece increíble ya que, como se observa en la película, la familia Jones alcanza los objetivos que se persiguen que son transmitir el mensaje de la empresa, posicionarse en la mente del consumidor y aumentar las ventas. Es decir, desde la ficción se traslada en lo que consiste el Marketing cuya finalidad es vender los productos aprovechando, en este caso, la admiración que siente su nuevo vecindario. Gracias a la estrategia que usan, logran que la gente quiera lo que ellos tienen. Actualmente, en la vida real sucede exactamente lo mismo ya que todos queremos lo que no tenemos. El mensaje llega al mayor número de personas dándolo a conocer y exponiéndolos personalmente a los consumidores, dándole una visión más íntima para la venta de los productos para empatizar con ellos y creyendo que están fabricados exclusivamente para nosotros ya que nos identificamos, en la mayoría de los casos, con las características de cada producto. Pero es cierto que esa cercanía no es del todo real simplemente es una estrategia. Como se ve en la película, es una frivolidad y lo único que importa es que las ventas aumenten.
      Con respecto a lo comentado anteriormente, no me parece nada amoral esta estrategia, es decir, considero que es algo ético puesto que es el fin que se persigue con el marketing y esto lo vemos en la televisión cada día con la cantidad de anuncios que se ofrecen para vender los productos y quizá, sino fuese de esta forma, las empresas no venderían sus productos. Es lógico que una empresa se lucre y consiga beneficios de sus ventas. En cierto modo, depende más de la sensibilidad de las personas y de lo fácil que nos pueden vender un producto “metiéndonoslo por los ojos” ya que, como se ve en la película, ellos dejan probar sus productos gratuitamente para que lo prueben y comprueben la calidad de los mismos y después decidan si quieren o no comprarlos y como he apuntado anteriormente, los vecinos no van a ser menos y también quieren ese nivel de vida más alto.
      Un diálogo que representa muy bien de lo que vengo hablando hasta ahora es el siguiente:
      – Demi Moore: Para tener éxito aquí, no puedes vender cosas únicamente. Estás aquí para vender un estilo de vida, una actitud.
      – David Duchovny: Claro
      – Demi Moore: Si la gente te quiere a ti, querrá lo que tienes.
      – David Duchovny: ¿La gente sabe cómo funciona esto?
      – Demi Moore: Por supuesto que no. Por eso se llama “mercadeo furtivo”. El hecho es que obtenemos resultados.
      No estoy seguro si podría formar parte de la familia Jones simplemente por la frivolidad que muestran al exponer sus vidas con tal de obtener beneficios. No estoy de acuerdo en vender tu nivel de vida o tu poder adquisitivo para que los consumidores te quieran imitar ya que la realidad es que no todo el mundo puede acceder a determinados productos y los que los hacen y los compran son simplemente por aparentar algo que no son. Aunque tengo que apuntar que si en un futuro mi trabajo fuese el de comercial intentaría hacerlo de la mejor forma posible intentando llegar al consumidor, pero sin exponer mi vida privada ni mi poder adquisitivo, simplemente llegar al mayor número de personas para que la empresa obtengan beneficios que al fin y al cabo es el objetivo que se persigue. Como conclusión, puedo decir que estoy de acuerdo en lo que hace la familia Jones ya que logran que aumenten las ventas, pero estoy en desacuerdo en el cómo lo hacen.

    28. La estrategia adoptada por la familia Jones puede ser definida como una estrategia de marketing furtivo o encubierto, la cual consiste en reunir agentes de forma que promuevan artículos de manera camuflada sin que los consumidores puedan notarlo.
      Bajo mi punto de vista, esta conducta no se ajusta de forma alguna a la responsabilidad social, ya que la estrategia de marketing que están utilizando no tiene valores, debido a que están enfocando las ventas ha obtener el mayor beneficio posible sin actuar con la ética necesaria, y el claro ejemplo esta en que les importa bien poco que su vecino llegue a suicidarse debido que no puede hacer frente a todas las deudas que tiene para intentar imitar la vida que estos llevan.
      Un claro ejemplo, de este tipo de estrategia son los blogs de moda en los cuales las grandes firmas utilizan la reputación de las famosas para pagarles por subir fotos con sus ropas y de esta forma incentivar a la gente a que compre su marca.
      También podemos encontrar un ejemplo muy famoso en un anuncio de televisión, de la compañía “Campofrío en 2012, El currículum de todos”, en dicho video se busca captar la atención del consumidor sacando lo bueno que tiene España, para de esta forma tocar la fibra de los consumidores, y no es hasta el final del anuncio cuando podemos apreciar que se trata de una empresa de embutidos .

      Por otro lado, me resultaría difícil pertenecer a una familia como los Jones puesto que su vida se basa en una gran mentira, personas sin escrúpulos que intentan a toda costa generar unos beneficios sin importarles las consecuencias que esto puede tener hacia los demás.

      Para concluir, señalar que es una buena película, ya que muestra como las personas se dejan llevar por situaciones superficiales, puesto que pensamos que de esta forma vamos a obtener un mayor reconocimiento por parte de la sociedad. Lo cual ha derivado, en que nos encontremos en un mundo basado en el consumismo .

    29. Me parece una estrategia muy buena y eficiente la de “ la familia Jones”, ya que todos, cada uno en nuestra media, nos fijamos en lo que tiene uno o en lo que lleva el otro, somos una sociedad consumista y la gran mayoría necesitamos la adquisición de algunos productos para satisfacernos, ya no como necesidad, sino para sentirnos autorrealizados, por ello las empresas cada vez lanzan al mercado productos más sofisticados y exclusivos, lo que conlleva a unos precios elevados que no todo el mundo será capaz de permitirselo. Por ello,por ejemplo en la película, está estrategia se incorpora en una población de sociedad media-alta, ellos indirectamente les dan a conocer el producto , dándoles una muestra o bien dejándoselo probar y éstos en su medida se lo pueden permitir.

      Sinceramente no me parece que sea una estrategia que perjudique demasiado a las personas, que no sea ética, aunque bueno pueden aparecer casos como el de la película que por desgracia los hay más de lo que creemos, porque a veces se crea el deseo de tener algo y podemos sobrepasar el límite echando a perder las cosas que realmente son importantes. Debemos saber valorar las cosas y saber que es aquello que me puedo permitir y lo que no.

      Por una parte me gustaría ser miembro de la familia Jones para ver en primera persona como puedo hacer de manera indirecta que una persona ansie el tener un producto y que realmente se lo esté vendiendo sin que se de cuenta, y por otra parte no me gustaría por la situación del suicidio, me sentiría culpable, como si hubiese sobrepasado un límite y también el tener que abandonar mi vida, o simplemente en no poder tener tiempo para una familia, amigos etc,

    30. El tipo de estrategia de ventas que se desarrolla en la película es, cuanto menos, efectivo. En unos casos supone dar a conocer un producto que es bueno como en el caso de los palos de golf. En otros casos la importancia no radica en el producto en sí no en la llamada “venta de la experiencia” como en el caso de las joyas o el coche. En el primer caso, dar a conocer el producto, existen métodos para hacerlo de una manera más convencional y no es reprochable. En el segundo caso, vender el producto no por el producto en sí si no por lo que implica a nivel de estatus y a nivel personal no está tan alejado de lo que sucede realmente y puede ser poco ético.

      Creo que el principal mérito de la película es plantear una situación improbable que todos podemos consideramos como inaceptable e inmoral. Es más fácil juzgar una situación irreal que una situación real puesto que así no nos juzgamos a nosotros mismos. Pero al final si se reflexiona sobre la película y se aplica esa misma reflexión al mundo real vemos que en el fondo la crítica es la misma.

      La publicidad hoy se basa en vender experiencias. No vendes Coca-Cola vendes la experiencia de tomar una Coca-Cola. Hay productos que deben vender una experiencia, por ejemplo los viajes. En la película se ve como para vender no venden el producto, se venden ellos, venden sus vidas: felicidad, éxito, amor….Lo venden aun sabiendo que es mentira, obsesionados por los porcentajes de ventas. Al final la película no puede ser más clara: La compra no conduce a parecerse a la familia Jones si no a la muerte. Aunque es un caso extremo no es algo muy distinto a lo que sucede en la publicidad de hoy en día. Las marcas venden estilos de vida que sus productos no proporcionan. Es una publicidad poco honrada y veraz, aunque mucho más entretenida y lucrativa que vender un producto por lo que realmente es y lo que realmente proporciona.

      Por ello a la pregunta de si es ética la forma de venta que se realiza en la película, debemos preguntarnos qué parte nos parece contraria a la ética. Debemos preguntarnos si lo inmoral es hacerse pasar por una familia, mentir de forma descarada, o vender productos en base a experiencias falsas.
      Toda reflexión cinematográfica sobre la publicidad lleva a El show de Truman. Desde un prisma distinto la película tenía el mismo fondo, cual es el límite del marketing y la publicidad. Esta pregunta aún no tiene respuesta, en parte también por el desprestigio que sufre la filosofía en nuestro tiempo, como muchas otros saberes, relegados por el utilitarismo que se le exige al conocimiento. Por ello para la segunda pregunta, con todo lo que conlleva, no tengo respuesta.

      En cuanto a la última cuestión, si sería capaz de formar parte de la familia Jones, me pregunto de que familia Jones. La familia ideal, perfecta que se muestra al exterior o de la verdadera familia Jones, que ni siquiera es familia. Cada vez que intentamos conseguir satisfacción o estatus a través de la compra de un producto estamos aspirando a ser la familia Jones. Estamos aspirando a ser, a tener, lo que la publicidad nos muestra que obtendremos si compramos el producto. Nadie querría ser la familia Jones real, pero se compra casi cualquier cosa con la esperanza de vivir lo que muestran los anuncios. Tal vez no lo hagamos de manera consciente, pero si lo hacen es porque es rentable y porque hoy parece que hasta la ética es algo subjetivo.

    31. En cuanto a este tipo de estrategia, en mi opinión es la más acertada debido a que una persona puede ver productos anunciados en la televisión, o incluso en las tiendas pero su ansia de consumir comienza cuando ve que ese producto lo tiene alguien de su entorno, lo conozca mas o menos.
      Respecto a lo que llamamos ética, sinceramente la empresa que utiliza esta estrategia puede hacerlo libremente, debido a que otras harán campañas publicitarias…, es una forma de dar a conocer el producto y no es que sea ni ético ni no ético, simplemente es así, una forma de aumentar las ventas.

      Es otra forma de introducir un producto en el mercado e incluso mejor debido a que las personas que tienen a su entorno prueban, tocan e incluso disfrutan con los productos de los que dispone la familia Jones, lo que aumenta el deseo de adquirir esos productos.
      Por lo tanto, todo el mundo lo haría, coche gratis, ordenador gratis, teléfono gratis… cualquier producto nuevo de gama alta que salga al mercado lo tendrás de forma gratuita y lo único que tienes que hacer es disfrutar de el y que otros vean como disfrutas para que quieran comprarlo.

    32. La estrategia de marketing mostrada no es nueva, me recuerda a miles de ejemplos en los que las grandes marcas patrocinan a grandes ídolos de la sociedad, como futbolistas, actores.. la diferencia es que en esos casos la persona contratada tiene fama previa a el patrocinio de esas marcas, quiero decir, la marca no ha hecho famoso a esa persona.
      Lo diferente de la estrategia seguida, en mi opinión, es que no solo se trata de que una persona famosa use tus productos y así hacer pensar al cliente que para ser como él, tiene que tener lo que él, sino que esta estrategia crea el personaje idolatrado y le da vida. No solo le da vida sino que ofrece la posibilidad de poder competir con el personaje idolatrado directamente e intentar igualarlo o superarlo.

      En mi opinión, la muerte del vecino no es culpa de Steve sino de su forma de entender la felicidad mediante el consumismo.
      El problema es que la estrategia utilizada potencia el consumismo y la infelicidad de gente como el vecino de Steve.

      No, rotundamente no podría formar parte de la familia Jones, a mí me gusta la libertad, me gusta comportarme según creo que debo comportarme en cada momento y según me apetece. En una trabajo como el de formar parte de la familia Jones me vería presionado a actuar de la forma que debería de actuar el personaje al que interpreto, y eso acabaría por agotarme muy pronto, por lo tanto ni me lo plantearía.

    33. La película de Joneses trata de una familia ficticia, contratada por una empresa de ventas, con la finalidad de poner en practica una estrategia de marketing, por la cual transmitir a las personas que les rodean la necesidad de comprar los productos que ellos utilizan en su día a día (todos ellos productos de la empresa, para incrementar así las ventas).

      Desde mi punto de vista, la estrategia de marketing utilizada en la película es impecable, tal y como busca, a raíz de la imagen de familia perfecta, de alto nivel económico, moderna y a la última en cuanto a aparatos electrónicos, moda… que intentan transmitir, consiguen convencer a todas las personas con las que mantienen algún tipo de contacto, creando en ellos una envidia y con ella, la necesidad de consumo al mismo nivel que ellos transmiten.

      Esta estrategia puede ser comparada con el marketing viral, ya que principalmente buscan dirigir nuestras aspiraciones y expectativas en un determinado sentido para que consumamos. Como queda reflejado en la película, la publicidad siempre pone limites mas altos de lo normal, para así incrementar nuestras expectativas y deseos.

      Por ello, no considero ética esta forma de introducir y vender un producto en el mercado, ya que llega a crear tal obsesión en las personas que reciben el marketing que incluso un personaje de la película, llega a suicidarse por no ser capaz de llegar al mismo nivel que la familia Joneses. Esto es lógico que es una situación irreal, pero en menor nivel podríamos compararla con los miles de casos en los que se lanza al mercado un producto nuevo muy adornado a través de la publicidad, de tal forma que nos crea una obsesión y nos autogeneramos la necesidad de comprarlo aunque no nos sea necesario, y en caso de no conseguirlo nos sentimos mal con nosotros mismos.

      Yo personalmente, no creo que consiguiese formar parte de esta familia puesto que a parte de que se me notaria que estoy actuando, me sentiría culpable al generar sentimientos de deseos materiales en las personas consecuencia de mi imagen ficticia, cuando en realidad la realidad no es tal y como aparenta. Independientemente de esto, entiendo que las empresas utilicen este tipo de estrategia para llegar a los consumidores y conseguir así lo que buscan, que el producto sea deseado, comprado y utilizado por la mayoría de gente posible.

    34. La idea de la familia “ficticia” en la película The Joneses, transmite como el marketing busca nuevas ideas para llamar la atención del consumidor de diferentes maneras.

      El hecho de que los consumidores no estén al tanto de que están siendo sometidos a una campaña publicitaria, hace que esta sea mas fuerte. Cualquiera de nosotros, podemos desear algo que el vecino tiene y nosotros no. Si estos productos, como los que la familia Joneses intenta vender, son trasladados al consumidor como productos competentes que satisfacen necesidades, hara que estos deseen comprarlos. ¿Qué mejor manera de hacer, que hacer que los consumidores vean a sus vecinos felizmente usando estos productos, recomendándolos y hablando maravillas de ellos, sin saber realmente que lo que están haciendo es una campaña publicitaria? Así, hacen creer a los consumidores que ellos no tienen ningún interés en que compren los productos, si no que es por su propio beneficio, y de esta manera consiguen que todos los vecinos terminen comprándolos. Por lo tanto me parece una estrategia muy fuerte y directa.

      En mi opinión, esta estrategia de marketing es licita pero no ética. A través de esta campaña, yo creo que lo que se vende es felicidad, y intentan vender que por el hecho de tener estos productos van a tener la total felicidad. Los Joneses, solo muestran lo bueno, la parte feliz, haciendo uso de los productos, divirtiéndose y pasándoselo bien siempre haciendo uso de los productos. De esta forma transmiten que el hecho de tenerlos da la felicidad. Es licita ya que son productos de calidad y son productos que valen el precio que tienen, pero el hecho de tenerlos no va a conseguir la total felicidad del resto de familias ya que esta es una “ficticia”.

      Yo creo que tal y como en la película, yo no podría formar parte de esta familia. Cambiar de nombre, llevar una doble vida y engañar a todo el mundo que esta a tu alrededor… Tambien pienso que aunque en un principio, hayan ventas y suban las ventas, cuando la mentira salga a la luz, no podrán seguir vendiendo sus productos y a veces es mejor una continuidad con menos ventas, que muchas ventas durante un periodo de tiempo concreto.

    35. Al empezar, la familia Joneses paresia ser la familia perfecta que no tiene ningun problema, la familia que todo el mundo supiera tener.

      Pero poco tiempo despues nos damos cuenta que esa pelicula introduce muchos productos y que es mas una venta de productos.

      Para mi la estrategia de marketing eligida esta muy bien echa. Y eligida. La idea que la familia sea utilizada como una base de introducion a varias marcas es interessante, intelligete y real.

      Hoy en dia la « publicidad » de los productos se hacen a través de publicidades de television, carteles, radio.. nunca avia visto esa manera de anunciar y por ese motivo me encanto la pelicula.
      Me parece muy original.

      La familia parece que sepa perfectamente como debe hacer para que la gente desea sus productos y que piensan en realidad que lo necesitan. Esa manera de actuar necesita muchisima preparacion y conocer bien los consumidores finales y sus necesidades.

      Lo que no me gusta es que la pelicula nos muestra muy bien que al final con un poco de intelligencia y de cara puedes conseguir vender cualquier cosa a cualquier persona y al revez tambien. Gente « manipuladoras » te pueden vender cosas que al final, en el fondo no necesitas.
      La sociedad en la que vivimos nos incita a compra cosas que no necesitamos de verdad y lo peor es que consiguen que nosotros creyemos que si lo son.

      Para terminar, esa pelicula muestra que la familia Joneses nos puede tener a todos materialmente. Pero la familia no, y es eso lo mas importante y que no tiene precio.

    36. Me parece un tipo de estrategia de marketing muy rentable y beneficiosa para la organización que la realiza. Produce grandes ingresos en ventas de productos de alta y media gama a través de la venta de consumidor a consumidor. Este tipo de venta convence más a los consumidores, y se diferencia en gran medida a la venta de comercial a consumidor, ya que en esta venta los consumidores aprecian un interés del comercial en “colocarles” productos, lo cual no capta la atención tanto como cuando es de consumidor a consumidor, donde se sitúan en un mismo nivel.

      No lo veo una forma ética de introducir y vender un producto en el mercado, ya que, de esta forma engañas a los consumidores produciéndoles un estímulo para comprar e intentar tener los productos que posee una familia “feliz”, aspecto que prácticamente toda la sociedad aspira conseguir para realizarse como persona.

      Sí, seria capaz de trabajar como vendedor formando parte de la familia Jones. Aunque me parece una forma poco ética de vender productos a consumidores, sería capaz de interpretar un papel para cumplir los objetivos que me encomienden.

    37. Desde el principio, me impacto bastante el tipo de estrategia llevado a cabo por la familia Joneses. Empecé a pensar si realmente era una estrategia eficaz o si simple y llanamente el director de la película utilizaba este tipo de estrategia para llamar la atención del público y criticar con dureza el consumismo de la sociedad. Opte por la segunda, no creo que triunfase este tipo de estrategia en la realidad, los gastos que supone llevarla a cabo no compensan con el ámbito reducido de venta que tienen, solo van a poder vender a conocidos, vecinos, amigos o amigos de amigos. Es más, de esos supuestos “clientes”, pocos repetirían en la compra de productos. Además, de la complejidad que supone mantener un apariencia de algo que realmente no eres, multiplicado por las personas que componen la familia. Es decir que, deben coincidir muchísimas variables para que triunfe este tipo de estrategia. En mi opinión, se trata de una estrategia original pero no factible en el mundo real.

      Respecto a la segunda pregunta, actualmente, hay mil estrategias que buscan lo mismo que la estrategia de la película, atraer al consumidor por encima de cualquier cosa, sin importarles nada más que vender y vender, que realmente es su trabajo. Otra cosa, es que las personas no sepan controlarse a sí mismo y sean engullidas por el consumismo. Por eso, creo que es relevante entender el concepto de ética, ya que al fin y al cabo, no es más que un conjunto de comportamientos asentados por la sociedad como justos. De manera que, que basándonos en esta definición no sería correcto calificarla de estrategia no ética por salirse del uso habitual que le da el resto del mundo, ya que el objetivo sigue siendo el mismo y estaría igual de aceptado que en los demás casos.

      Por último, no me importaría formar parte de la familia Joneses. Eso sí, no creo que durase mucho, sería algo temporal seguro. No me gustaría perder mucho tiempo de mi vida, viviendo una gran mentira.

    38. Desde el principio, me impactó bastante el tipo de estrategia llevado a cabo por la familia Joneses. Empecé a pensar si realmente era una estrategia eficaz o si simple y llanamente el director de la película utilizaba este tipo de estrategia para llamar la atención del público y criticar con dureza el consumismo de la sociedad. Opte por la segunda, no creo que triunfase este tipo de estrategia en la realidad, los gastos que supone llevarla a cabo no compensan con el ámbito reducido de venta que tienen, solo van a poder vender a conocidos, vecinos, amigos o amigos de amigos. Es más, de esos supuestos “clientes”, pocos repetirían en la compra de productos. Además, de la complejidad que supone mantener un apariencia de algo que realmente no eres, multiplicado por las personas que componen la familia. Es decir que, deben coincidir muchísimas variables para que triunfe este tipo de estrategia. En mi opinión, se trata de una estrategia original pero no factible en el mundo real.

      Respecto a la segunda pregunta, actualmente, hay mil estrategias que buscan lo mismo que la estrategia de la película, atraer al consumidor por encima de cualquier cosa, sin importarles nada más que vender y vender, que realmente es su trabajo. Otra cosa, es que las personas no sepan controlarse a sí mismo y sean engullidas por el consumismo. Por eso, creo que es relevante entender el concepto de ética, ya que al fin y al cabo, no es más que un conjunto de comportamientos asentados por la sociedad como justos. De manera que, que basándonos en esta definición no sería correcto calificarla de estrategia no ética por salirse del uso habitual que le da el resto del mundo, ya que el objetivo sigue siendo el mismo y estaría igual de aceptado que en los demás casos.

      Por último, no me importaría formar parte de la familia Joneses. Eso sí, no creo que durase mucho, sería algo temporal seguro. No me gustaría perder mucho tiempo de mi vida, viviendo una gran mentira.

    39. ¿Qué te parece este tipo de estrategia?
      Desde el punto de vista del marketing me parece una forma muy original y rentable de llegar al cliente, de cumplir con los objetivos de venta. No veo a los Jones como una familia sino como una empresa que se sale del estereotipo de negocio de hoy en día. No están unidos por lazos afectivos sino por vínculos comerciales, de competitividad y superación de ventas.
      Esta estrategia se reduce a un sector mínimo de la población, que en este caso sería la zona residencial de la familia Jones. Solamente es válida para productos de alta gama donde los beneficios son elevados, ya que la empresa que dirige a las familias necesita un margen de beneficios amplio para permitir que las familias mantengan el nivel de vida asignado.
      En la vida real esta forma de marketing funciona desde hace tiempo. La familia Jones tiene otros nombres como: lo que conocemos como Blogs de moda, empresas patrocinadoras como por ejemplo la marca Audi que les proporciona coches a todos los jugadores del Real Madrid, que funciona como escaparate, etc.

      ¿Ves ético esta forma de introducir y vender un producto en el mercado?
      No veo ético esta forma de introducir los productos, que se haga a través de una familia ficticia y se vean obligados a vivir en un engaño permanente. No solo se les venden objetos. Los compradores buscan estilos de vida, la falsa felicidad del matrimonio Jones, la popularidad de cada uno de sus miembros ,etc.

      En cuanto a la parte comercial es ético desde el momento en que ninguno de los clientes potenciales están obligados a comprar los productos mostrados, que por otra parte parecen tener un alto estándar de calidad. Simplemente se ha buscado el tipo de comprador adecuado y la empresa que los oferta, la familia Jones, se ha desplazado hasta el cliente y no a la inversa como suele ser lo habitual, que es el cliente el que va en busca del artículo.

      ¿Serías capaz de formar parte de la familia Jones?
      Una familia es algo más que un grupo de personas que viven bajo un mismo techo. Ni aún viéndolo como un trabajo sería capaz de formar parte de la familia Jones ya que eso implica no poder ser una persona libre. Se trata de una manipulación continua que dura 24 horas al día donde no hay distinción entre el trabajo y tu vida real.
      Me gusta que tanto mi familia como el grupo de personas con las que trabaje en un futuro tengan otro tipo de valores más allá que los que tenían los componentes de los Jones y los habitantes de su vecindario. Está muy bien buscar la felicidad pero no comprarla y también aumentar las ventas e incrementar las ganancias, pero no a este precio.

    40. En la película de Joneses podemos ver como una familia ficticia se crea una vida con el fin de vender productos de todo tipo a sus nuevos vecinos, amigos y compañeros. Este hecho como estrategia de marketing me parece sumamente frío y retorcido.

      En mi opinión es una manera original surgida del típico vendedor puerta por puerta contando con que este es amigo tuyo y al menos te va a prestar su atención. Sin embargo, en la película muestra como ellos promocionan el producto dando envidia a sus nuevos amigos, algo que me parece muy poco ético.

      Creo que finalmente es la propia película la que intenta mostrar que esta no es una buena estrategia ya que una vida ficticia no se puede mantener por mucho tiempo y los vendedores al fin y al cabo son personas. Por tanto, no es una situación que resulte demasiado sostenible. En la película podemos ver como en varias ocasiones casi son descubiertos

      No creo que introducir los productos en el mercado de esta manera sea demasiado ético, sin embargo pienso que hoy en día no es necesario este tipo de actividad ya que las redes sociales ya nos hacen ver publicidad de productos continuamente. Es decir, ¿qué diferencia hay de envidiar un producto que te enseña tu vecino a tu famoso o influencer favorito?
      Hoy en día, yo me decantaría por la segunda ya que tu vecino puede tener una capacidad económica parecida a la tuya pero un famoso hace que ese producto sea mucho mas “exclusivo”.

      Pensándolo bien, los clientes de la familia Jones tenían la oportunidad de probar el producto pero aquellos que lo copian de un influencer no la tienen, nos podríamos preguntar cual de las dos posturas es más ética.

      Este tipo de estrategias tiene como objetivo que el cliente compre algo que no necesita. Aquí podemos introducir si el marketing crea o satisface necesidades. En la película nos muestra como los personajes crean necesidades para poder satisfacerlas.

      Sinceramente, después de pensarlo, no se si sería capaz de pertenecer a esta familia. En primer lugar, me parece que es un trabajo digno, solo que eres un vendedor las 24 horas del día. Sin embargo, dejar atrás tu vida por ser vendedor creo que es una exigencia demasiado grande para un contrato laboral. No obstante, no juzgaría mal aquellos que decidieran realizarlo.

    Dejar respuesta

    Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.