Markstrat challenge, mucho más que una competición

markstrat reuniónComo un concurso de marketing multicultural puede convertirse en una experiencia que
recordar toda la vida.
Un domingo, pero no un domingo cualquiera, daba el pistoletazo de salida el Markstrat, una simulación de marketing que prometía ser una gran experiencia. Cuatro mercados, cinco grupos y un objetivo, ser el mejor de tu mercado, pero conforme pasan las rondas, los días y las horas te das cuenta que es mucho más que eso. Podía hacer un relato sobre lo que esta experiencia multicultural ha sido para mí, pero con el fin de condensar resumiré en cuatro las cosas que guardo en la memoria con mayor entusiasmo:
1. Un reto personal: Siempre es complicado trabajar en grupo, más si tienes que hacerlo en otra lengua, con personas que no conoces de nada y cada una viene de un lugar diferente. Tienes que ser flexible, participar, integrarte y esforzarte por dar lo mejor de tí. La actitud para mi ha sido fundamental, con un nivel de inglés medio pero con muchas ganas de aprender y colaborar te das cuenta de que eres capaz de lograr lo que te propongas y que la energía positiva y la actitud se contagia, al final todos sois uno, una empresa que celebra sus logros y trabaja duro en los momentos difíciles.
2. Un reto profesional: A lo largo de los años de universidad haces trabajos y das teoría pero no te enfrentas a las adversidades ni la responsabilidad que supone tener una empresa. El día a día es duro a la vez que gratificante cuando ves los resultados de un trabajo bien hecho. Se trata de una gran experiencia que te acerca al mundo real y a las situaciones a las que en un futuro no muy lejano tendremos que enfrentarnos, más si tienes perspectivas de trabajar en una multinacional.
IMG_17923. Intercambio cultural: Confirmar y desmentir tópicos, todos llegamos con ideas preconcebidas sobre alemanes, polacos, italianos… pero al final todos tenemos un mismo objetivo, dar lo mejor de nosotros. Aprendes que esas son pequeñas diferencias que abriendo la mente puedes superar. Descubres cómo se trabaja en otros países, es realmente enriquecedor, realmente te ayuda a mejorar y aprender cómo enfrentarte a nuevos entornos el día de mañana.
4. Nuevos amigos: Después de una semana de trabajo, pero también de salidas nocturnas, paseos turísticos y cenas internacionales acabas estrechando lazos ya no solo con tu equipo sino con todas aquellas personas que al igual que tú tratan de sacar el máximo provecho a la experiencia y llevarse de vuelta a casa recuerdos, enseñanzas y amigos. Los Facebook de todos las semanas siguientes se llenan de peticiones de amistad y fotos de la semana vivida.

Como conclusión final, calificar la experiencia de gratificante, agradecer a los profesores la posibilidad que nos han brindado al poder vivir esta magnifica experiencia y animar a todos a participar y zambullirse en el reto que el Markstrat lanza cada año a los estudiantes.

articulo realizado por Carmen Mira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.