Nuria Moreno, del periódico del CEU-UCH a Cadena Cope

Nuria Moreno.
Nuria Moreno.

Cambié lo de “mamá quiero ser artista” por  “mamá quiero ser periodista”, aunque la reacción fue la misma. Dicen que nací con una pluma bajo el brazo. Crecí escribiendo crónicas sobre excursiones en la revista del colegio. Siempre me ha acompañado una mente inquieta y curiosa, quizás por eso siempre tuve claro que sería periodista. Estudié la licenciatura de Periodismo en la CEU-UCH. Fueron cinco años de clases, trabajos y, sobre todo, de prácticas. Desde el primer día me puse a teclear en El Rotativo, un periódico que se convirtió en mi casa y en el que crecí, no sólo como profesional, sino como persona.

 

El “gusanillo” de la radio me entró en tercero de carrera, así que empecé a compaginar reportajes y maquetas con las ondas. El gusanillo se convirtió en gusano y pasé todos los veranos que pude en diferentes emisoras: Ràdio Nou, Cadena SER y Onda Cero. Me enamoré de la sencillez del micrófono y del tú a tú. Por eso, después de acabar la carrera, opté por especializarme en radio. Compré un billete de ida a Madrid y me lancé de cabeza y sin casco al Máster Universitario en Radio COPE.

 

Después de un verano lleno de aprendizaje en La Linterna con Juan Pablo Colmenarejo, me he incorporado a los Servicios Informativos de Madrid. La experiencia no puede ser más enriquecedora. El primer día ya me asignaron las desconexiones regionales de las tardes, he vuelto a la calle, al “jaleo” de ir de aquí a allá, de correr a ruedas de prensa y hacer guardias. Están siendo meses intensos porque hay muchos frentes abiertos, como el caso del ébola, la operación púnica o el pederasta de Ciudad Lineal. Pero me siento afortunada porque estoy rodeada de un buen equipo que me da confianza, me ha abierto las alas y me ha lanzado al directo.

 

Soy consciente de que he tenido suerte por tener la oportunidad de estudiar lo que me apasiona. Sé que en agosto acaba el período de prácticas del máster y que, de nuevo, me tocará replantearme el futuro. Pero de mi etapa en la universidad nunca se me olvidará algo que me dijo un profesor al que quiero y admiro: “El Periodismo es una carrera de fondo en la que uno nunca se puede relajar”. Unas veces estás arriba, otras abajo y algunas, simplemente, no estás. El asunto “no pinta bien”, pero las oportunidades hay que cazarlas al vuelo. Por eso, allá donde voy, lo doy todo, sin importarme si ese momento tiene fecha de caducidad o no. Eso lo aprendí de vosotros, de mis compañeros, de El Rotativo…

Nuria Moreno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.