Tres elementos que garantizan la Concepción de una propuesta Arquitectónica

Encontrarse como alumno de repente frente al primer proyecto, tras un curso de introducción a la arquitectura, produce inevitablemente dos efectos enfrentados; las ganas de experimentar, inventar o hacer lo que se desee y la ausencia casi absoluta de las herramientas mínimas para hacerlo.

 

En este caso, volver a enseñar en un curso básico obligaba meditar sobre cuales podían ser los elementos para imponer desde enunciado y garantizar un apoyo suficiente para la concepción de una propuesta.

 

1.- La primera versa sobre el trabajo con maquetas como elemento fundamental de aproximación al proyecto de varios niveles.

De este modo las primeras intuiciones volumétricas, las intenciones materiales e incluso la construcción del propio objeto-maqueta impone forzosamente una coherencia y rigor limitadas por la técnica y material utilizado en cada maqueta.maqueta

maqueta  maqueta1

2.- La segunda limitaba el orden a la imposición una estructura de elementos finos repetidos sistemáticamente. Por tanto, las leyes que rigen la generación ya no son externas al campo de la arquitectura sino que nacen desde la arquitectura misma y por ello la lógica que rige la propuesta también impera sobre la forma, la estructura y la construcción.

planta baja   planta primera

secciones   detalles

3.- Y la tercera limita el trabajo más bien por la ausencia de fuertes condicionantes geométricos determinados por las habituales condiciones morfológicas del límite de la parcela.

Hecho que hace que el objeto de proyecto sea él mismo y ni el resultado de una lectura aun prematura para un alumno iniciado en la arquitectura

situación   planta de conjunto

El proyecto presentado aborda estas tres condiciones de una mera especialmente hábil. Dos elementos lineales, compuestos desde una obsesiva repetición de un pilar ya dotado de proporción intencionada en planta, alzado y sección son la base para desarrollar el programa solicitado. El discurso dominado por este orden pauta todo lo que en su interior sucede. El la propuesta de un paso más a proponer en el trabajo sobre el exterior un giro opuesto enfrentado al anterior. Un entrono creado con nuevo orden, basado indudablemente en aquellas seductoras propuestas de Burle Marx que permitan ser, como en este caso, el manto adecuado de las obras de arquitectura a las que respondía.

 

La maqueta presentada sintetiza y reúne en su construcción todos estos objetivos marcados y potencia tanto la comprensión de la propuesta como la demostración de su validez.

 

Dos sistemas compositivos enfrentados, el que rige la cota cero el que dirige la volumetría. Una serie de caminos que sólo en su recorrido nos logra desvelar la lógica de la posición de volúmenes menores dispersos por el jardín y una volumetría presenta por su pertinentemente estructura, ya que ésta ha logrado ser la imagen y construcción de la envolvente.

 

Un trabajo bien desarrollado por Stefano Eger, alumno de tercero de Arquitectura de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Guillermo Mocholi, Profesor de Proyectos Arquitectónicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.