Marketing Days: ¿Quieres trabajar en el extranjero? ¡Traza tu ruta!

Artículo escrito por el alumno de 5ª de Publicidad Andreas Habert sobre la conferencia de marketing days de Patricia Vicente. 

Si quires acceder a la presentación de Patricia pincha en este link. 

¡Prestad atención a vuestros gustos! No todos vamos a querer lo mismo en nuestro trabajo y eso es bueno. Para articular esta ponencia voy a haceros tres preguntas que en un principio pueden parecer fáciles.

En primer lugar, ¿ME VOY? Es sin duda la pregunta clave pero para responder a ella es necesario buscar información y tener claras las expectativas que tengo de irme fuera. Si decides que quieres irte, fíjate en los aspectos positivos porque te motivarán más. Pero ten en cuenta que no es para todo el mundo lo de irse al extranjero. Hagas lo que hagas, no te quedes parado/-a.

Patricia Vicente

La segunda pregunta será, ¿A DÓNDE? Nuestras prioridades las tendremos que fijar de acuerdo a si queremos estar cerca de casa, tener un clima agradable, estar en un sitio que nos permita un buen desarrollo profesional, un sitio más o menos seguro, la capacidad adquisitiva que tenemos y si queremos experimentar un shock cultural en sentido bueno. Conocer a gente ya en ese nuevo destino aumenta la posibilidad de integración en el entorno social… ¿Pero a qué destino? Chile, Perú y Colombia son países emergentes que necesitan de personas cualificadas. Asia y África también son buenas opciones. De todas formas, en los primeros habrá más competencia porque allí otros españoles irán primero por el tema del idioma. Os animo a estudiar idiomas. El inglés es algo básico que se necesita en todos los sitios… Otras cosas a tener en cuenta a la hora de seleccionar un destino son las condiciones laborales con el sueldo que cobraremos y las vacaciones (en la mayoría de los países se cobra bien pero sólo se tiene unos quince días de vacaciones al año); el nivel de vida con su coste y las facilidades de encontrar un apartamento, ocio o comida; y finalmente, los requisitos como visados o permisos o la homologación de los títulos universitarios. Es interesante saber al respecto que en China, por ejemplo, se requieren dos años de experiencia profesional para poder solicitar un visado de trabajo. Tendrás que renunciar a cosas también. Por una parte si se está fuera de España, no se tiene derecho a cobrar el paro. Por otra, si te empadronas en el consulado (cosa muy recomendada), se limita tu facilidad de votar en las elecciones. También la sanidad fuera de España es carísima y por ello recomiendo un seguro privado. En general se puede decir que cuanto más lejos se está de España, mejor imagen se tendrá de los españoles porque serán vistos como europeos en sentido amplio y por tanto como buenos profesionales.

 

La última pregunta que debemos hacernos es ¿CÓMO LO HAGO?  La forma que yo recomiendo es hacer un DAFO en el que analizo las Fortalezas y Debilidades internas y las Oportunidades y Amenazas externas. Hay que tener en cuenta la formación, la experiencia, el conocimiento de idiomas, otras competencias y habilidades, los recursos económicos disponibles y la personalidad que tenemos (más aventurera y flexible o más segura). Independientemente de lo anterior, el consejo que os puedo dar es que os especialicéis en aquello que el mercado de trabajo demanda. La regla general es buscar trabajo una vez estando allí. Es mucho más fácil si tienes una dirección en el país de destino. Pero las opciones de llegar allí son varias. Puedes ir simplemente con mochila (más emocionante pero también menos seguro), con un curso de idiomas, con una oferta de prácticas, o, lo que yo más recomiendo a vosotros es estudiar fuera con o sin beca de estudios para luego trabajar en el mismo país. Es interesante mirar las páginas web de los gobiernos de destino para becas a parte de fundaciones e instituciones nacionales y recordad, destino no es lo mismo que país. Shanghai no es lo mismo que la China rural profunda…Ahora, hablemos un poco del currículum. Lo ideal es que sea adaptado a cada oferta de trabajo pero como mínimo ¡a cada destino! De todas formas, debe ser esquemático y poder resumirse en dos hojas (una es mejor) y la carta de presentación debe demostrar el conocimiento que se tiene de la organización de la cual se quiere formar parte. Ese conocimiento es necesario demostrar también en las entrevistas habiéndose preparado uno suficientemente e investigado sobre la cultura y el tipo de comunicación con el que se va a encontrar (emotiva, directa o indirecta). La foto es una cuestión importante porque en algunos países (como en China por ejemplo) está prohibido ponerla en el currículum.

Marketing days

¡No os deis por vencido rápidamente! Es mejor ser insistente que dar la impresión que exista una falta de interés. Lo que se esperará de vosotros es que seáis flexibles y que os podáis adaptar a diferentes situaciones y contextos. Para terminar, quiero decir: ¡es fascinante estar en un sitio que crece! La alegría que sientes cuando puedes crecer profesionalmente mientras que tu entorno también crece es enorme. Las personas a tu alrededor son optimistas y todos tienen buenas  expectativas y eso es lo que todos deseamos. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.