Divergente y la segmentación en marketing

 

 

 

La película divergente, es una película basada en el primer libro de una trilogía.

Expone una ciudad futurista, organizada después de la guerra en cinco facciones, diferenciadas cada una con su propio rol social: verdad, erudición, concordia, Osadía y abnegación

La trama de la película se basa en la elección de los protagonistas al cumplir los 16 años de una facción para pasar el resto de su vida en ella, en base a sus aptitudes y así poder servir a su ciudad.

Independientemente de las distintas tramas que se dan a lo largo de la película, es interesante analizar el modelo de sociedad que esta realidad de ficción nos presenta basado en la segmentación y el posicionamiento.

Entendemos segmentar como cortar o partir en segmentos, y esto es lo que hace esta ciudad futurista con su sociedad, fragmentarla en facciones con distintos roles y funciones.

Como bien se da a entender en la película cada facción, tenía una misión distinta y estaba formada por personas con aptitudes e intereses distintos, y entre las cinco facciones había rivalidad y quería dominar una (erudición).

En el mundo del markenting, también se segmenta a la sociedad, ¿y en que consiste y para qué sirve?

Es el proceso de dividir o segmentar el mercado de acuerdo a sus características o variables, de tal manera que permitan a la empresa, diseñar e implantar el marketing que pueda impactar y emocionar al consumidor y obtener los resultados esperados, logrando la venta u objetivo final.

Sirve para distinguir en qué segmento de la sociedad es más factible colocar un producto o servicio, sabiendo que es casi imposible implementar un marketing hacia todo el mercado mundial, primero por los costes y segundo por los resultados.

Por otro lado, como he comentado unos párrafos más arriba, en la película se observa que entre las distintas facciones hay rivalidad, y se muestra la ¨imagen¨ que transmite cada una de ellas.

Esto podríamos relacionarlo con lo que llamamos ¨posicionamiento¨ en marketing, que se refiere a la imagen que ocupa una marca, producto, servicio o empresa en la mente del consumidor.

Esta percepción se construye a partir de la percepción que tiene el consumidor de nuestra marca de forma individual y respecto a la competencia.

Podríamos decir que esto ocurre también en la película, se muestra la imagen que da cada facción y la percepción que tienen los habitantes de esa sociedad de cada facción.

Artículo de la alumna de 2 curso de Marketing y Dirección de Empresas Elena Martínez-Moya Ruiz

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.