La miopía del marketing

Ensayo de Jacinta Sospedra Navarro alumna de 3º de marketing estratégico

La miopía del marketing es un hecho que lleva acechando a las grandes industrias durante
años, y así lo seguirá haciendo para aquellas cuya confianza en sí mismas las ciegue de
modo que no vean más allá de su éxito actual, y les impida avanzar e innovarse.
Esto a lo que llamamos “miopía” guarda una relación con el hecho de estar “ciegos” y
creerse imbatibles y exitosos, dentro de un ámbito empresarial, ignorando que cualquier
contratiempo o avance ajeno a nosotros puede echarnos abajo y desmontarnos el
esquema mental con el que tanto nos prometimos gloria y nunca declive.
Una industria que no sabe profundizar en sus actividades diversas y tan solo limita su
actuación a aumentar las ganancias, la presencia en el mercado y el desarrollo de su
producto, se quedará estancada pues habrá dejado de lado el factor más importante hoy
día: el cliente. Por encima de todo están las personas, aquellas que necesitan confiarnos la
satisfacción de sus necesidades.
Es muy habitual que una industria se venga abajo cuando se dan una serie de creencias
que llevan a que sus directivos a bajar la guardia. Los errores estrella son: creer que
porque la población aumente y mejore su economía, nosotros lo haremos también en la
misma medida. Que nada ni nadie vaya a arrebatarnos nuestro posicionamiento en el
mercado y esto nos lleve a una actitud de pereza en cuanto a buscar innovarnos, y poner el
foco de atención en la producción y las ganancias, dejando de lado el interés de nuestro
público objetivo.
Cuando una empresa se centra en producir, podrá mejorar su rentabilidad, pero a no ser
que en su sector predomine sobretodo el precio, será una vía muy mediocre; Si se
preocupa por el producto, puede que se oferte algo muy innovador y de calidad, pero que
se pierda el norte de lo que de verdad hay que satisfacer. En cuanto a la orientación en
ventas, podrá ganar beneficios, pero a la larga esta fidelidad desaparecerá como una vieja
moda. Y en cuanto al marketing: cuando la empresa se concentra de verdad en lo que el
cliente pide, y se anticipa a lo que aún no necesita, despertando ese gusanillo, entonces se
estará yendo por buen camino.
Como ejemplos observamos, respectivamente: Ford; en producción. La empresa de
máquinas fotográficas Kodak, en producto. Las empresas jugueteras, en ventas. Y por
ejemplo, Coca Cola en marketing.
A día de hoy, el marketing está, y debe estarlo, muy presente en la estructura empresarial,
como un elemento indiscutiblemente necesario. Siempre ha quedado relegado a un
segundo plano pero lo cierto es que sin el marketing, una marca pierde muchísimo y se ve
incapaz de llegar a la mente del consumidor de la forma correcta.
El marketing es la llave que abrirá la mente del cliente desde dentro de la empresa, es el
pasaporte a la prosperidad de un negocio, porque no hay forma más efectiva de triunfar en
una sociedad, que prestandoa la misma toda la atención que necesita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.