Albert García nos cuenta su EXPERIENCIA INTERNACIONAL en Colombia

 

Cuando empecé con mi universidad, nunca me planteé irme de intercambio a otro país para conocer otras culturas, siempre pensé que irme de intercambio podría retasar mis estudios. La verdad fue que ese pensamiento cambió cuando conocí a un estudiante de intercambio que me hizo plantearme verdaderamente que era una buena oportunidad para complementar mi formación en otra universidad y otro país distinto.

A partir de aquí, me interesé por estudiar en Iberoamérica, ya que gracias a las becas que nos proporciona el banco Santander por medio de la universidad CEU Cardenal Herrera, nos facilita mucho la estadía. Además, no hay dificultades con el idioma, lo que me ha permitido poder cursar un mayor número de asignaturas y no atrasarme en mis estudios.

conocí a un estudiante de intercambio que me hizo plantearme verdaderamente que era una buena oportunidad para complementar mi formación en otra universidad y otro país distinto.

Cuando tuve que escoger el país de destino para realizar mi intercambio, no me costó mucho ya que tenía claro que iba a escoger Colombia porque es un país con mucha biodiversidad, porque tiene una cultura muy llamativa, y porque la universidad de destino, la Universidad Santo Tomás me persuadió con su programa académico y sus fabulosas experiencias para los estudiantes que realizaban durante el semestre.

El día 27 de julio llegué a Bogotá y lo primero que me llamó la atención fue lo verde que

era el paisaje que pude ver desde el avión. Los primeros días estuvieron llenos de actividades para conocer la ciudad donde pude apreciar las partes más bonitas de Bogotá. En la primera semana pude conocer lugares como: el chorro de Quevedo, Monserrate, el centro de la ciudad incluso pude ver el cambio de guardia que se realiza diariamente cerca de la casa del presidente de Colombia.

Con el paso de los días me fui acostumbrando a esta “loca” pero divertida ciudad, digo “loca” porque no estaba acostumbrado a cosas como cruzar las avenidas principales sin pasar por los semáforos o sentir cómo te invaden los comerciantes ambulantes para que les compres algún tipo de producto.

En cuanto a la comida, la verdad es que si me costó adaptarme porque el cambio de dieta es muy grande y los horarios para comer son muy diferentes a España. En Colombia se desayuna a las 8 de la mañana, se come a las 12 del mediodía y se cena a las 7:30 / 8 de la noche. En este aspecto tuve que pasar unas 3 semanas hasta que mi cuerpo se acostumbró.

En mi universidad de destino me matriculé en un grado llamado comunicación social y, a lo largo del mes de agosto, me adapté muy bien a la Universidad Santo Tomás porque gracias a la asignación de una tutora, pude entender cómo funcionaban los métodos evaluativos que son bastante diferentes a los de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Por ejemplo, existe un proyecto llamado modular, en el que desarrollas y aplicas lo que has aprendido en todas las asignaturas dentro de un proyecto de diagnóstico organizacional con empresas reales que tuvimos que buscar.

También tuve la oportunidad de participar en una Feria de movilidad internacional, donde participábamos todos los alumnos de intercambio llevando artículos típicos de nuestros países de origen. Durante esa feria, conocí a muchísima gente que provenía de otros países, sobre todo de Latinoamérica.

Pude conocer a muchos alumnos de intercambio de otros países

Mi primer viaje por Colombia fue a una zona llamada el Eje cafetero, concretamente en las zonas de Pereira, Manizales y Salento. Fue una experiencia preciosa, ya que pude disfrutar de hermosos paisajes, además de conocer a muchos alumnos de intercambio de otros países y sumergirme en la cultura del cultivo del café, como se cultiva y como es el proceso desde su siembra, hasta el empaquetado.

Respecto a los prejuicios que dice la gente de que es peligroso voy a dar mi opinión: Creo que Bogotá no es una ciudad peligrosa, pero tampoco tiene nada que ver con una ciudad europea. A mí personalmente nunca me ocurrió ningún episodio trágico durante mi estancia en Colombia, sin embargo, sí que tengo amigos a los que les han robado en la calle. Creo que, si te vas a una ciudad como Bogotá, no tienes que tener miedo, pero si tienes que ir con mucho cuidado en las zonas que transitas, la hora en que sales a la calle, la gente con la que vas y si eres extranjero un consejo, no te fíes de nadie que acabes de conocer en ambientes que no sean universitarios. También me sorprendió mucho la cultura que tienen los colombianos de aprovecharse del turista, porque según vean de dónde eres te cobran un precio diferente. Sin embargo, Colombia es un país muy alegre, donde la gente te suele tratar con amabilidad y respeto. Por ejemplo, el lenguaje es mucho más cariñoso que en España y la verdad es que es muy agradable levantarte un lunes en la mañana, entrar a una cafetería a desayunar y que te hablen con ese acento tan cariñoso hace que se te olvide que es lunes.

Otro de los viajes que más me impactó, fue el recorrido que hicimos por Medellín. Esta magnífica ciudad se caracteriza por su gente, los paisas, que son colombianos más optimistas y más habladores. Durante mi estancia, pude conocer la piedra del Peñol en Guatapé (uno de los paisajes más bonitos que he visto en mi vida) y Medellín ciudad.

Gracias a la Universidad Santo Tomás, pude complementar mis estudios con los viajes para conocer este bello país. Además, en cuanto a mi formación académica, pude obtener conocimiento sobre la comunicación organizacional desde otra óptica más enfocada en lo social y lo sostenible. 

La verdad es que nunca pensé que irme de intercambio me pudiera aportar tantas cosas positivas y, además, me pudiera formar como persona y ofrecerme una visión de la vida que antes no tenía.

Sin duda, volvería a repetir un semestre de intercambio en cualquier parte y animo a los estudiantes que se lo estén pensando a que se decidan por realizar esta enriquecedora experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.