Prácticas en la embajada de Andorra

2111

Soy Carmen Salvador Romero, estudiante de 4º de Dirección de Empresas del CEU Cardenal Herrera. El pasado mes de septiembre tras recibir un correo con asunto: “Convocatoria de Prácticas MAEC en Embajadas, Consulados y Representaciones de España en el mundo”, decidí presentar mi candidatura. Este era un entorno atractivo para mí y a la vez lo consideraba muy lejano.

Un vez presentada la candidatura, bastaron dos meses para conocer la resolución de las becas que decía “Nos complace comunicarte que te ha sido concedida la beca MAEC del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación con destino en el Principado de Andorra”. Recuerdo estar en clase y salí a llamar a mis padres para comunicárselo, estaba muy ilusionada. A partir de ese momento empezaron los preparativos de buscar vivienda, combinación de transporte, etc. y prepararme para lo que sería una experiencia inolvidable.

Desde bien pequeña recuerdo decirle a mi madre que me llamaba la atención y sentía atracción por el entorno de la diplomacia, de ella presentía el quehacer silencioso que facilita la convivencia entre los países y suaviza sus relaciones, por lo que tener la oportunidad de vivir esta experiencia ha sido muy gratificante e impactante.

Mi elección de Andorra como primer destino se debió a que es un país que ya conocía previamente. De pequeñita iba a los viajes de la nieve que organizaba mi colegio y fue entonces cuando descubrí el encanto del país. Es un país en torno a las 71.100 habitantes de los cuales, los españoles ocupan casi el 30% del total de habitantes. Por otro, lado la estructura de gobierno es la de un coprincipado, formado por el obispo de la Seu d´Urgell y el presidente de la República de Francia, por lo que la vinculación entre el Principado de Andorra y España es muy estrecha. Además, hay que mencionar que existe el colegio español María Moliner, de modo que España tiene una fuerte presencia en el país, lo que te hace sentir que estas como en casa.

En la Embajada o Misión diplomática, se llevan a cabo labores de captación de información sobre el país en el que se reside, su posterior interpretación y esta se facilita al estado español. Esto favorece el conocimiento mutuo tan necesario para las relaciones entre países. De la misma manera que sucede en cada uno de los países en los que España está acreditada. Es una labor en la que, como estudiantes, se nos ha integrado mucho por lo tanto debes nutrirte de todos los conocimientos necesarios que te permitan interpretar adecuadamente lo que está sucediendo.

Cada año, en la Embajada de Andorra, se lleva a cabo una programación cultural, cuyos contenidos están orientados a acercar el conocimiento e intercambio de nuestro patrimonio cultural. En este cometido he podido aportar iniciativas en los contenidos, así como la elaboración de la cartelería, su difusión e intermediación con los participantes en la misma.

Sobre cómo se estructura la misión diplomática española en Andorra, en el mismo edificio de la Embajada de España, se ubica el Consulado, encargado de los trámites administrativos que pueda requerir cualquier español , también se encuentra la Consejería de Educación, encargada del funcionamiento del sistema educativo español en el Principado. Esta proximidad me ha permitido conocer a la vez, las tareas que llevan a cabo en cada uno de los organismos aquí presentes y su relación con los ciudadanos españoles, lo que facilita mucho el conocimiento de los temas que se tratan. Por otro lado, la facilidad por el idioma tanto español como catalán permite centrarte en el contenido de los temas que vas a conocer.

La experiencia en embajada está presidida, en todo momento, por una actitud discreta y responsable ya que el mundo de la diplomacia es sobre todo representativo y al igual que en el resto de embajadas españolas, el cometido principal es preservar y promover las relaciones y estrechar lazos entre ambos países.

Tras mi experiencia, animo a todos los alumnos que tengan inquietud por conocer el mundo de la diplomacia a que soliciten las prácticas y vivan esta experiencia. Se la recomiendo a todos, ya que además de conocer el mundo de la diplomacia, hay mucho más detrás de lo aparente, grandes personas de las que aprender mucho, además de vivir la cultura y costumbres del país en el que te encuentres. Es una vivencia muy enriquecedora, difícil de adquirir en otros entornos. La representación de tu país en el extranjero te envuelve en una responsabilidad distinta. .

Dejar respuesta

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.