Periodismo de moda con nombre propio: el caso de Begoña Clérigues

Si alguien sabe qué diseñador presenta próximamente su colección en Valencia, a qué evento no puedes faltar esta semana o de qué exposición de arte habla todo el mundo, es ella. Begoña Clérigues es una de las periodistas de moda y sociedad más conocidas de nuestra tierra. A lo largo de su trayectoria ha compaginado su trabajo en varias cabeceras mediáticas con el Gabinete de Comunicación de la Cámara de Comercio de Valencia. Inquieta, profesional y cercana, charlamos con esta periodista de moda acerca de periodismo, comunicación, retos futuros y personas que la inspiran.

Begoña Clérigues: pasado y presente

¿Cuál ha sido, a grandes rasgos, tu trayectoria profesional?

El periodismo de moda ha sido un complemento a mi actividad principal, que es la comunicación empresarial. Trabajo en el Gabinete de Comunicación de la Cámara de Comercio de Valencia desde 1991. Comencé a ejercer el periodismo de moda lo de forma complementaria, casi como una afición. En el año 2000 inicié mis colaboraciones con un periódico local gratuito, ya desaparecido. Después me llamaron de la revista Época para llevar la sección de Sociedad y Moda en la edición Comunidad Valenciana. En 2005 comencé a colaborar con El Mundo CV donde publiqué en la contraportada de los domingos hasta el verano de 2017. Fue entonces cuando fiché por Las Provincias, que es donde ahora publico cuatro páginas en el suplemento Revista de Valencia.

La periodista Begoña Clérigues
La periodista Begoña Clérigues

El día a día en el periodismo de moda y sociedad

¿Cómo es tú día a día en el trabajo?

En la Cámara de Comercio ejerzo las funciones de la dirección de comunicación. Me ocupo de las relaciones con los medios y la comunicación del presidente, que es el portavoz de la institución. Paralelamente, en mis ratos libres, voy preparando los temas que trataré en las páginas de Provincias el fin de semana.

“La gente piensa que cubrir información de moda es algo glamuroso y efectivamente tiene una parte de escaparate con luces y brillos; pero lo importante es lo que hay detrás, el evento de moda es sólo la parte final del relato”

¿Con qué parte de tu trabajo disfrutas más?

Tengo dos trabajos muy distintos pero que, a la vez, se complementan. Seguir escribiendo y ejerciendo el periodismo de sociedad y moda me permite comprender mejor al periodista con el que me relaciono desde la cámara de comercio. De esta forma, sé de sus preocupaciones y prioridades, de lo importante que es responder a tiempo una petición y de adecuar la información exactamente a sus necesidades. El periodismo de sociedad tiene una parte más frívola pero intento tratarlo con la misma seriedad con que se trata la información en otras secciones, cuidando y seleccionando las fuentes. Disfruto mucho porque tiene una parte muy entretenida de asistir a cócteles, inauguraciones, exposiciones de arte, desfiles… También me permite conocer a gente muy interesante de distintos ámbitos: diseño, arte, cultura, moda, etc.

¿Qué pasos sigues cuando tienes que cubrir un evento de moda?

Antes me documento bien, aunque con tantos años cubriendo este tipo de eventos, sé valorar la importancia que tiene según quién lo organice, dónde se celebre o qué firma esté detrás. Lo fundamental es asistir y no perderse detalle de nada, tener la máxima información sobre el diseñador, sobre el público, observar la organización, la convocatoria de invitados, si los detalles se han cuidado o no…

“Tienes que ser los ojos y los oídos de tu lector y contarle más allá de lo que la organización quiere que cuentes.”

Un sector exigente y apasionante

¿Qué papel crees que juegan las Redes Sociales en la comunicación de moda?

Han permitido democratizar el acceso a la información y multiplicar las fuentes. Recuerdo cuando no existía Internet y gastaba mucho dinero comprando los especiales de colecciones que editaban en Italia. Entonces aquella era la única forma de ver los desfiles completos. Ahora no sólo ves los desfiles instantáneamente, como si estuvieras en las capitales de la moda, es que además puedes tener distintas miradas.  La que ha captado el público, la de miles de periodistas de moda de todo el mundo, blogueras, aficionados… Hay críticos de moda que no dependen de grupos editoriales y están menos condicionados en sus críticas hacia las grandes casas de moda. También es verdad que un periodista que escribe en una cabecera de revista, tiene muchas más exigencias de profesionalidad que un bloguero o aficionado.

“En la medida en la que conozcas más cada uno de los ámbitos de la moda, podrás transmitir mejor al lector si un desfile aporta algo novedoso, qué impacto ha tenido, qué ha aportado o que hay detrás del espectáculo”

¿Qué requisitos debe tener un buen periodista de moda?

Como en cualquier especialidad, conocimiento de la materia: historia de la moda, negocio de la moda, marketing de la moda, tendencias, tejidos, influencias… En la medida en la que conozcas más cada uno de los ámbitos de la moda, podrás transmitir mejor al lector si un desfile aporta algo novedoso, qué impacto ha tenido, qué ha aportado o que hay detrás del espectáculo. A veces se queda sólo en eso, en un espectáculo; y en otras hay detrás toda una estructura empresarial sólida.

Retos y mitos del periodismo de moda

¿Qué futuro crees que le espera al periodismo de moda?

Creo que cada vez habrá mayor demanda de información de calidad, en moda, en economía, en deporte, en política o en internacional. La clave del periodismo está en aportar valor, investigar, dar al lector una visión rica y amplia de la realidad, con antecedentes y consecuencias, mucho más allá de la mera descripción de los hechos, que es algo que ya cubren las redes sociales y la información más inmediata.

“La clave está en aportar valor, investigar, dar al lector una visión rica y amplia de la realidad, con antecedentes y consecuencias,más allá de la mera descripción de los hechos”

¿Te enfrentas a menudo con falsos mitos relacionados con el periodismo de moda?

Muchos. La gente piensa que cubrir información de moda es algo glamuroso y efectivamente tiene una parte de escaparate con luces y brillos; pero lo importante es lo que hay detrás, el evento de moda es sólo la parte final del relato.

¿Tienes algún referente dentro del mundo de la moda?

¡Tengo muchos! Podría citar muchos diseñadores, pero mi favorita es Miuccia Prada. Es increíble lo que hace con su firma año tras año, se reinventa, aporta ideas que luego se replican una y otra vez, define siluetas, tejidos, colores… Y lo más importante es que no trata a la mujer como un objeto sexy, como hacen otros diseñadores. Su visión de la mujer es intelectual y artística, no tiene una lectura fácil, y eso me encanta. En cuanto a los periodistas, podría mencionar a María Vela Zanetti, sus crónicas personales y llenas de referencias culturales y artísticas son una delicia.

¡Gracias por nuestra charla, Begoña! Será un placer seguirte cada semana en A la hora del té.

Si quieres, puedes seguir leyendo más artículos y entrevistas relacionados con comunicación de moda. ¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.