Corre, Reza, Ama

Estudiar, trabajar, practicar algún deporte y volver a empezar. Esta es la rutina que seguimos muchas personas hoy en día. Cada vez somos más los que hemos incorporado el deporte a nuestro día a día: correr, andar, nadar, bailar, jugar a fútbol, hacer crossfit… Es raro quien no practica alguna de estas actividades al menos un par de días a la semana.

Considerar el deporte como algo cotidiano es bastante reciente, ya que hace un tiempo para algunos sectores de la población no estaba muy bien visto tanto el sudar como el llevar atuendos deportivos, algo que hoy en día ha cambiado radicalmente: sneakers, sudaderas, camisetas, bombers y leggings forman parte de nuestro atuendo diario.

¿Qué es lo que nos ha hecho cambiar tanto para que optemos por prendas deportivas cuando no vamos a practicar ningún deporte?

Ropa estilo casual (Pinterest.com)
Nike Internationalist (Kickz.com)

Echemos un poco la vista atrás hasta los años 80, cuando empezamos a ver los primeros anuncios de marcas deportivas en los medios, siempre asociadas a deportes de masas. Por ejemplo el primer anuncio de Nike data de 1982 con el modelo de zapatillas Nike Internationalist que apareció en las pantallas justo el mismo fin de semana en que el corredor Alberto Salazar ganó la maratón de Nueva York con un par de ellas puestas. Fue tal el auge de ventas, que la marca de Oregón empezó a trabajar con estrellas del deporte con el fin de asociar la marca a caras conocidas. Esta técnica se conoce como endorso. El patrocinio individual o endorsement que las marcas practicaban con profesionales de un sector o personas con un estatus laboral que le aportaban un valor, ahora ha pasado a combinarse con anónimos seguidos por multitud de personas: los influencers.

Siguiendo la estela de Nike y gracias a la cada vez mayor afición por el deporte, empezaron a aparecer infinidad de marcas de ropa y complementos deportivos. Pocos son los anuncios de hoy en día en el que no aparezca una estrella mediática del deporte o del panorama internacional luciendo cualquier prenda de la marca de turno. Posicionamiento, diferenciación, comodidad y estilo son algunos de los nombres y adjetivos que relacionamos con este tipo de ropa.

Katy Perry campaña Adidas is all in

Es debido a la consolidación de estas marcas en algunos deportes masivos y con sus respectivos deportistas o celebrities por lo que en los últimos años estamos asistiendo a un nuevo fenómeno: ahora son los grandes diseñadores de moda los que están creando patrones con estética totalmente deportiva, y para su promoción colaboran con figuras del deporte, cantantes, influencers y modelos. Últimamente hablamos ya de athleisure, del inglés athletic (atlético) y leisure (ocio). Puede que sus significados sean distintos pero así es como entendemos ahora la estética deportiva. Combinar prendas deportivas con ropa de calle hace que este estilo le de un toque informal y desenfadado a nuestra imagen.

Athleisure Reebok (Reebok.com)
Valentino takes on athleisure (sidewalkhustle.com)

Esta tendencia no es más que el resultado de la inclusión del deporte en nuestra rutina. Bien por salud, por estética o por placer, el deporte se pone a la cabeza en la clasificación de nuestras preferencias a la hora de escoger actividades de ocio. Las marcas no están ajenas a ello, por lo que nosotros los profesionales de la comunicación debemos aprovechar la tendencia social en pro de las compañías.

Y tú, ¿qué opinas?

¿Cuáles son tus marcas favoritas relacionadas con el mundo del deporte? ¿Cuál ha sido tu campaña gráfica, anuncio favorito relacionado con el deporte?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.