Estudiantes de Magisterio de la CEU-UCH de Castellón aprenden a enseñar la naturaleza

Salida a Culla Salida a Penyagolosa
El interior de Castellón ha sido el lugar seleccionado para realizar las salidas de campo de los futuros educadores de la Universidad CEU-UCH. El macizo del Penyagolosa, Culla y sus alrededores  han sido el objeto de aprendizaje de los estudiantes de los Grados de Educación Primaria  y Educación Infantil de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Castellón.
Los futuros maestros de los Grados en Educación de la CEU-UCH han realizado salidas al campo en el marco de las asignaturas “Conocimiento del medio natural, social y cultural” y “Aprendizaje y didáctica de las Experimentales en Primaria” para aprender a enseñar la naturaleza y la etnología a los más pequeños en su próximo ejercicio profesional.
Francisco Pardo, profesor organizador de las actividades, considera que “estas salidas son un interesante recurso para el aprendizaje a través del cual los alumnos ahora, y los escolares más adelante, pueden  relacionar los contenidos vistos en clase con la realidad circundante”. A la vez,  fomentan actitudes científicas como la curiosidad y motivación por las ciencias y permiten adquirir los contenidos de forma significativa. Según el profesor Pardo “las salidas de campo van más allá e las excursiones, porque, además de un componente lúdico y socializador, incluyen un componente didáctico mediante actividades relacionadas con la observación, indagación e iniciación a la investigación”.
Por otra parte, el pasado 20 de mayo tuvo lugar una carrera de orientación organizada por el profesor Joel Prieto, la carrera tuvo lugar en la zona de La Coma, y según los criterios del MIDE (Método de Información de Excursiones) se consideró una carrera con una dificultad baja, tanto por la severidad del medio natural como por la cantidad de esfuerzo necesario.
Carrera orientación 1 Carrera orientación 2
Los alumnos, en pequeños grupos, se orientaron a través del mapa y pasaron por 8 puntos de control donde se encontraban las balizas, en cuyo interior tenían que recoger el distintivo asignado a cada grupo. Como indica Joel “con el conocimiento de algunos aspectos básicos, los propios alumnos de Educación Primaria pueden organizar una carrera de orientación, tan solo tienen que elegir la zona donde quieren llevar a cabo la carrera, elaborar el mapa de orientación y colocar las balizas”.
Para ganar la carrera de orientación el grupo tendría que haber pasado por todos los puntos de control, haber recogido todos los distintivos y pasar por la línea de meta en el mínimo tiempo posible. Según el profesor Prieto “las carreras de orientación son una alternativa más tanto para la población activa como sedentaria, con este tipo de actividades en el medio natural es posible atraer a los alumnos al ámbito de la actividad físico-deportiva”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.