Un módulo COIL en Educación, Спасибо Rusia!

Puede que sea el primer módulo, pero desde luego no es el único: la metodología COIL ha llegado con fuerza al campus de Castellón de la mano de nuestras profesoras Ruzan Galstyan y Anne Scharfenecker. Con ellas, nuestros estudiantes han podido descubrir una nueva forma de aprender de manera telemática, totalmente innovadora, y conectar en tiempo real con compañeros situados a miles de kilómetros…. ¡en Rusia!

La primera experiencia COIL en Educación con la Universidad Estatal Lomonosov, ¡todo un éxito!

Y, como primer paso en esta experiencia disruptiva, un grupo de alumnos ha podido debatir con sus nuevos compañeros de clase sobre diferentes temas de actualidad: igualdad, estereotipos, educación, vida social… A lo largo de cinco sesiones, y siempre con el inglés como lengua vehicular, han roto las fronteras físicas y se han adentrado en el mundo de la interculturalidad. Y, hemos de decir, con mucho éxito.

Para esta aventura formativa habéis viajado (¡virtualmente!) desde Castellón hasta Moscú. ¿Cómo se ha gestado este viaje, de dónde surgió la idea de un módulo COIL en esta titulación?

La idea de realizar este viaje virtual ha surgido por las circunstancias actuales de la pandemia mundial. Esta situación nos ha obligado a los docentes a incorporar y adaptar nuevas metodologías para dinamizar, internacionalizar y trabajar la competencia socio-emocional.

En este proceso de trabajo conjunto con los colegas de la Universidad Estatal de Lomonosov, ¿cuál ha sido el principal reto al que os habéis tenido que enfrentar? ¿Ha sido la tecnología, ha sido el romper el hielo, ha sido la temática… o ha sido todo un proceso fluido?

El proceso en general ha sido fluido. Sin embargo, hay que tener en cuenta factores como la diferencia horaria entre países así como la diferencia horaria en la impartición de las asignaturas que escogimos para este módulo COIL en Educación.

Otro reto al que tuvimos que enfrentarnos al principio, fue el “miedo a lo nuevo”, factor que ha sido común para todos los proyectos que hemos realizado. Es importante señalar que una vez iniciado el proyecto, los participantes se sentían cómodos y sintieron interés por visitar las universidades para conocerse personalmente y conocer las diferentes culturas.

Nuestros estudiantes han podido intercambiar opiniones sobre diferentes temas de actualidad y comprobar las diferencias entre España y Rusia: ¿ha habido algún aspecto que les haya llamado la atención especialmente, tanto a los compañeros rusos como a los españoles?

Los temas que se trabajaron en el proyecto fueron la educación, estereotipos, igualdad y moda. Fue interesante escuchar a los participantes, porque además de expresar sus opiniones personales, reflejaban la idiosincrasia y la cultura propia de cada país, en especial, cuando el tema versaba sobre la mujer y su papel en la sociedad.

¿Qué objetivos perseguíais en el arranque de este proyecto COIL en Educación?, ¿los consideráis alcanzados?

Como dijimos al principio, el principal objetivo era ayudar a los alumnos a mejorar su competencia lingüística y darles la confianza que necesitaban para poder ser competentes en todos lo niveles de la lengua (a nivel léxico, gramatical, pragmático, sociolingüístico, textual…) Es decir, crear un entorno a través del cual el discente se diera cuenta de que sabe hablar y es entendido por su receptor.

El segundo objetivo era mejorar su estado emocional en estos tiempos de confinamiento.

COIL en Educación: formando a los profesores del futuro

Interculturalidad, pensamiento crítico, empatía, habilidades comunicativas… ¿creéis que este tipo de competencias son necesarias en el perfil curricular de un maestro? 

Pensamos que estas competencias son clave para el perfil de un docente. Si hace años se daba más importancia a la transmisión exclusivamente del conocimiento que el docente podía brindar al alumno, ahora esa transmisión está dirigida a un nivel mucho más emocional.

Los alumnos actualmente esperan del profesor un apoyo para mejorar y avanzar en su desarrollo y valores personales. Con eso pretendemos decir, que además de ser un gran profesional en su campo de conocimiento, el docente debe ayudar a desarrollar los valores cívicos necesarios para enfrentarse a las circunstancias de la vida.

¿Cuál ha sido la opinión general de los estudiantes tras haber pasado por esta experiencia?, ¿os han preguntado ya “cuándo vamos a Rusia”?

Si, ¡el proyecto ha sido todo un éxito! Los estudiantes de la Universidad Estatal de Lomonosov están deseando visitarnos y planear proyectos el próximo año académico. Por otra parte, los docentes estamos tramitando un acuerdo entre los departamentos para facilitar el funcionamiento de futuros proyectos.

«con coil, los estudiantes entrenan sus competencias digitales, comunicativas e interpersonales.»

Además del proyecto con la Universidad Estatal Lomonosov, hemos lanzado otros dos proyectos con la Universidad de Ciencias Aplicadas de Lahti, Finlandia y otro en el que participaremos las tres universidad: la Estatal de Moscú Lomonosov, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Lahti y la Universidad CEU Cardenal Herrera. Este proyecto ECOE lo hemos diseñado con la participación de la coordinadora de Enfermería, Isabel Almodóvar.

Aprovechando que tenemos esta relación tan cercana con nuestras universidades socias, estamos estudiando la posibilidad de desarrollar otros módulos COIL con la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU UCH, sede de Castellón y la Lomonosov.

Proyecto COIL en Castellón: un debate norte-sur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.