Susana y su desarrollo profesional en Australia

Llegó de Navarra a Valencia para hacer lo que quería: estudiar Derecho + ADE. Tras tres años en el CEU, consiguió su título y se lo llevó a Australia, donde trabaja actualmente, una mochila cargada de conocimiento, experiencias y las ganas de seguir aprendiendo y creciendo.

Ahora, es Central Intelligence Assistant en Polyglot Group (Sídney) y desde allí centraliza, gestiona y optimiza los procesos y los sistemas de información de empresas que tienen sede, entre otros, en Estados Unidos, Unión Europa, Sudáfrica o Islas Solomon.

¿Qué es lo que te llevó a Australia?

Desde que comencé la carrera tenía claro que al acabar mis estudios iba a marcharme fuera. De Navarra llegué a Valencia, pero nunca había vivido fuera de España, salvo por el breve Erasmus en Bélgica.

Cuando terminé, estuve pensando en varios destinos a los que irme para comenzar mi aventura: quería salir de España y trabajar de lo mío, por lo que tenía que ser un país angloparlante dado que el único idioma en el que tengo un nivel proficiente es el inglés (Cambridge PCE). Finalmente me decanté por Australia porque me iba a permitir obtener experiencia laboral en ámbitos que en España no podría y además tenía muchas recomendaciones. Todo el mundo que había vivido aquí me había contado que la calidad de vida es estupenda y más flexible que en España.

La etapa profesional

¿Cómo es un día de tu trabajo? ¿A qué te dedicas?

Desde Polyglot Group, donde ahora trabajo, nos encargamos de ayudar a las empresas en su crecimiento global mediante un abanico de servicios personalizados e integral en Configuración Empresarial, Adquisición de Talentos, Recursos Humanos, Gestión de Nóminas y Asistencia Lingüística.

Aquí he pasado por distintos puestos. Ahora soy Central Intelligence Assistant y trabajo en la implantación y gestión de sistemas, como el CRM o el sistema de gestión de nóminas, por ejemplo. Me encargo especialmente de desarrollar y controlar los sistemas de información, así como de optimizar los procesos para los departamentos de recursos humanos, reclutamiento y gestión de nóminas para hacerles su trabajo más fácil y acorde con las nuevas tecnologías. Dado el crecimiento de la empresa, trabajo también en abrir oficinas en diferentes localizaciones, por ejemplo, islas del Pacífico, para poder gestionar nóminas de empresas locales desde Sídney. Podría resumirse en que, principalmente, mi trabajo consiste en hacer la vida más fácil a los consultores y consejeros en la prestación de servicios.

En cuanto a mi jornada laboral, comienzo respondiendo correos electrónicos, resolviendo las cuestiones que me plantean los distintos departamentos y proveedores desde los distintos puntos del globo y comprobando que cada plataforma funcione correctamente. Tras esta primera parte de resolución de conflictos, pasamos a la parte más creativa, que es la gestión de los diversos proyectos. Aquí atendemos a las peculiaridades del país, sobre todos legales y culturales, donde estamos implantando el proyecto, las peculiaridades propias del mismo y las necesidades que se pretenden cubrir.

Dentro de la empresa has pasado por diferentes puestos de trabajo, ¿cómo han sido esos cambios?

Comencé siendo becaria en la empresa para el departamento de recursos humanos, principalmente haciendo las actualizaciones salariales de los clientes, optimizando plantillas e implantando el sistema de comunicación entre los consejeros y los clientes (Zendesk), así como en la gestión y optimización del HCM interno (BambooHR).

Poco a poco me fui creando mi puesto de trabajo y pasé a ser Junior HRIS specialist, donde empecé a orientar mi puesto a los sistemas, que es lo que más me gusta. Empecé a trabajar con el departamento de marketing y me enseñaron todos los sistemas de automatización de procesos que estaban ligados a nuestro CRM (Salesforce) y empecé a trabajar con ellos para mejorar los procesos a nivel global.

Con la reestructuración de la empresa el año pasado y el cambio de necesidades de esta, la gestión de proyectos y de sistemas comenzó a cobrar fuerza en la empresa y eso supuso mi ascenso. Así es como, desde hace unos cuatro meses, llegué a ser Central Intelligence Assistant, lo que me ha llevado a aprender a escribir algunos códigos como HTLM, CSS y SQL y a crear y formar parte del Comité de Salesforce.

El idioma me ha ayudado a entrar en el mercado profesional

Vemos que dominas distintos idiomas, ¿piensas que te han abierto las puertas al mercado laboral?

Por supuesto, el dominio del idioma me ha ayudado a entrar en el mercado profesional. Con el mundo tan global y digitalizado en el que vivimos, los idiomas son algo fundamental si quieres trabajar de forma internacional ya que es un puente hacia el diálogo y las relaciones con otras personas y culturas.

En Polyglot Group utilizamos 28 idiomas si sumamos todas las oficinas globalmente. Es extraordinario pasear por la oficina y escuchar como tus compañeros se expresan en distintos idiomas entre ellos… ¡Es muy enriquecedor y curioso, también!

Me apasiona el poder practicar diferentes idiomas con distintas personas en el mismo espacio. Esa multiculturalidad es algo que me identifica y que he encontrado en Polyglot Group. Llegué a Australia hablando fluidamente español e inglés y con ganas de mejorar el francés y el ruso. En la empresa tengo compañeros con los que estoy mejorando mi francés y ruso, y también estoy aprendiendo italiano. De la misma forma, ayudo a compañeros a mejorar su español y les enseño ruso a algunos de ellos.

La etapa universitaria

Doble, ¿por qué?

Me gustaban las dos titulaciones. Creí que la combinación me iba a abrir más puertas, a darme unos conocimientos más amplios y quería hacer una carrera que me permitiera hacer lo que me gustara.

Derecho+ADE reunía todos estos requisitos y por eso me decanté por ella, además de que para mí son un complemento magnifico.

Y con qué te quedas, ¿jurista o empresa?

Por vocación, jurista, sin duda; pero la realidad profesional me ha llevado al área de la empresa. Desde aquí sigo aprendiendo cada día y lo aplico en mi puesto de trabajo, algo que me apasiona y que quiero seguir haciendo.

¡Todo un lujo tener a un profesor-profesional en el aula!

¿Qué es lo que aprendiste en el CEU y ahora aplicas en tu día a día?

Me llevé la capacidad de trabajo y de análisis. En el CEU me enseñaron a aplicar la teoría a un caso concreto, a pensar para aplicar el conocimiento más que simplemente memorizar un texto sin ton ni son.

La mayoría de mis profesores eran profesionales también. Esto enriquecía las clases porque nos explicaban casos reales que nos servían para aprender y para conocer la tendencia de cada sector, además de darnos una imagen más clara de la vida profesional. ¡Todo un lujo tener a un profesor-profesional en el aula!

 

En el CEU me enseñaron a aplicar la teoría a un caso concreto, a pensar para aplicar el conocimiento

Los próximos pasos de Susana

¿Qué le recomendarías a un estudiante australiano que ahora está en nuestra Universidad?

Le recomendaría que viviera y aprovechara la experiencia universitaria. Le diría que exprimiera todas las oportunidades que el CEU te brinda y que te permiten enriquecer el paso por la Universidad. Le animaría a inscribirse en los cursos y sesiones de Idiomas y a las que organizan desde Campus Life.

Por ejemplo, la participación en el Moot Court fue una experiencia extraordinaria. Tuvimos que preparar un caso real dando nuestro propio enfoque al mismo, en el juicio intervinieron  dos juristas británicos y todo el proceso trascurrió en inglés. Me lo pasé genial y aprendí mucho de los juicios anglosajones.

Le diría que exprimiera todas las oportunidades que el CEU te brinda y que te permiten enriquecer el paso por la Universidad

Recientemente te has unido a la comunidad CEU Alumni, ¿qué es lo que esperas de ella?

Espero formación y actualización,conectar con personas con las que compartir experiencias y opiniones, aprender de otras personas y sobre las nuevas tendencias del sector y que me sirvan para enriquecer mi trabajo

Por último, ¿volverás a España en algún momento?

Sí, sin duda. Aquí en Australia la calidad y el estilo de vida es muy cómodo, pero a largo plazo sí que me gustaría volver. Como experiencia laboral se lo recomiendo a cualquiera que esté dispuesto a venir, pero para asentarse la verdad es que es muy distinto en términos de cultura, mentalidad, social y económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here