¡Sin mujeres NO hay paz! La Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU

1325.3

Hace ya 15 años que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la Resolución 1325 (RCSONU 1325), conocida como “resolución de las mujeres”. Se trata de la primera Resolución aprobada por el Consejo de Seguridad que promueve la necesidad de que las mujeres tengan un papel activo en la construcción de la paz y seguridad internacionales.

Y sin embargo, 15 años después, los datos de ONU Mujeres indican que:

  • De un total de 585 acuerdos de paz firmados entre 1990 y 2010, apenas 92 contenían alguna referencia a las mujeres;
  • Entre 1992 y 2011, menos del 4% de las personas signatarias de los acuerdos de paz y menos del 10% de las y los negociadores sentados a la mesa de paz eran mujeres;
  • La participación de las mujeres aumenta en un 20% las probabilidades de que los acuerdos de paz duren al menos dos años. Asimismo, aumenta en un 35% las probabilidades de que un acuerdo de paz dure 15 años;

¿Por qué se ha avanzado tan poco en esta materia? A la vista de los datos, ¿merece la pena aumentar recursos y esfuerzos para una mejor implementación de la Resolución?

Esta Resolución nació gracias al incansable esfuerzo de numerosas organizaciones de mujeres de todo el mundo. En el año 2000, cinco años después de que tuviera lugar la Conferencia Mundial sobre las Mujeres en Beijing, se celebró una reunión de más de 60 ONGs defensoras de las mujeres. Estas organizaciones, lideradas por International Alert y la Women’s International League for Peace and Freedom comenzaron así la ardua tarea de presionar a los Estados de la ONU para que apoyasen la aprobación de una Resolución del Consejo de Seguridad cuyo fin sería la defensa de las mujeres y su papel activo en la paz y seguridad internacionales.

ARI44-2015-Solanas-Mujeres-paz-seguridad-lejos-aspiraciones-Resolucion-1325

Para llevar a cabo esta tarea, diversas organizaciones crearon la ONG Working Group on Women, Peace, and Security (MPS). Este grupo de trabajo se puso en contacto con diplomáticos de los países que conformaban el Consejo de Seguridad, y tras numerosas consultas e investigaciones, el grupo creó una propuesta de Resolución.

1325Finalmente, el 31 de octubre del año 2000 y bajo la presidencia de Namibia del Consejo de Seguridad, la Resolución 1325 fue aprobada por unanimidad.

Esta Resolución “incluye” a las mujeres en los procesos de paz, y tal inclusión encuentra su fundamento en la convicción de que la presencia activa de las mujeres en los procesos de paz aumenta considerablemente la posibilidad de lograr la paz; una paz viable y duradera.

Si bien todas las personas, hombres y mujeres, sufren los flagelos de los conflictos y la violencia, existen grandes diferencias en las experiencias y necesidades de hombres y mujeres, y de niños y niñas en este tipo de escenarios. La realidad más común es que el género masculino combate, y el género femenino sufre los abusos sexuales, la discriminación y la violencia doméstica inherente a la guerra. Sin dejar de lado el desproporcionado aumento de responsabilidad que conlleva para mujeres y niñas el hecho de que los hombres “partan” a la guerra, pues ellas, además de continuar con sus labores habituales, suelen asumir también otros roles, que en muchas ocasiones desempañan los hombres en las todavía numerosísimas sociedades patriarcales, como el de “cabeza de familia”.

Pese a ello, detrás de la inmensa mayoría de las decisiones que se toman en los procesos de paz sólo hay hombres, lo que inevitablemente nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Dónde están las mujeres?

1325.1

La respuesta, teórica, se encuentra quizá en el primer párrafo de la RCSONU 1325, según el cual debe haber «una representación más amplia de las mujeres en todos los niveles de la toma de decisiones con respecto a las  instituciones y los mecanismos nacionales, regionales e internacionales a fin de prevenir, manejar y resolver conflictos.»

La Resolución 1325 propone lo que muchos han llamado ya <<las cinco Ps para la Paz>>

  • 1325.6Participación: mayor inclusión de las mujeres en la construcción de la paz;
  • Prevención: de los conflictos y la violencia de género;
  • Protección: de los derechos y las necesidades de las mujeres y niñas durante y después de los conflictos armados;
  • Peacekeeping y peacebuilding (mantenimiento de la paz y construcción de la paz): Integración del género en todas las  actividades y fases.

Sin embargo, el aspecto principal y más novedoso de la Resolución 1325 es que, sin dejar de lado el reconocimiento de mujeres y niñas como grupo especialmente vulnerable y sin abandonar el llamamiento a su protección, establece, por fin, que las mujeres deben ser reconocidas como sujetos activos, como protagonistas del cambio. Reconoce su derecho a participar en negociaciones y a influir en el contenido de los acuerdos de paz y de participar activamente en los procesos de reconstrucción. Y todo ello porque considera que la prevención de violencia de género y la protección de mujeres y niñas sólo puede ser eficaz si las mujeres participan en todos los niveles de gobierno.

¿Qué impacto ha tenido la Resolución?

01_CAR_BanguiForum_WPS1325banner_UNPhoto_631273_675x350

No podemos negar que ha favorecido un aumento de la presencia de mujeres como actores activos (pese a que su número todavía dista mucho de acercarse al objetivo perseguido por la Resolución); ahora las mujeres representan una quinta parte de las personas que integran las misiones de Naciones Unidas y una décima parte del personal militar para el mantenimiento de la paz. Sin embargo, sigue existiendo un abismo entre la presencia de mujeres y la representación real de sus derechos e intereses.

Parece que, más allá del aumento del número de mujeres en operaciones de paz, todos los demás objetivos de la Resolución siguen siendo retos pendientes. Esperemos que estos retos sean verdaderamente (y no solo en los documentos oficiales) una “prioridad española en el Consejo de Seguridad“, pues la presencia de España en el Consejo para este bienio (2015-2016) es una oportunidad única para impulsar la agenda de la igualdad de género, contribuir a la implementación de la Resolución y avanzar en el empoderamiento de las mujeres.

Kofi Annan, ex Secretario General de Naciones Unidas, dijo que “en sociedades destrozadas por la guerra, frecuentemente son las mujeres las que mantienen a la sociedad en marcha; normalmente ellas son las principales defensoras de la paz”.

¿Y tú?¿Crees que hay que seguir “luchando” por incluir a la mujeres en la paz?

*Fuente de las imágenes: rightsinternationalspain.org; realinstitutoelcano.org; iknowpolitics.org; ninesmg.wordpress.com; un.org; un.org; unwoman.org;

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.