La responsabilidad social corporativa de las empresas cotizadas: lucha contra el cambio climático y derechos de emisión

AB

Interesante conferencia la ofrecida por Don Germán Granda Revilla, Director General de Forética el día 25 de febrero de 2013.

El ponente desglosó la conferencia en cinco apartados:

1.- Grandes retos que quieren soluciones innovadoras: como son la transformación a un planeta urbano, ya que la población va cambiando de rural a urbana. Actualmente en la clase media hay más de 2000 millones de personas a las que hay que abastecer y hacer frente y va en aumento. En la predicción de Goldman Sachs BRICS (Brasil, Rusia, India y China) será un 52% y EE.UU, UE, y Japón, supondrán sólo el 48% del PIB en el 2050. Otro gran reto será el cambio demográfico, ya que en 2015, 2 de cada 10 trabajadores tendrá más de 55 años y el crecimiento demográfico se va a relentizar a partir del 2010 del 1’1% al 0’3% y seguirá disminuyendo. Además, España es un país que atrae mucha inmigración y la empresa debe adaptarse  y gestionar la diversidad. El acceso al agua, es un gran problema ya que el 0’01% del agua dulce está en los lagos y en el agua de la superficie, por lo tanto hay que buscarla e invertir dinero y recursos. Uno de los retos más importantes y que más preocupa a las empresas y a la humanidad en general es el cambio climático.

2.- La responsabilidad social corporativa: las empresas tienen una dimensión social interna, externa y ambiental, nos explicaba el ponente y comentaba:

que la empresa en su forma de trabajar no puede discernir los elementos de trabajo, y tiene también responsabilidades con el entorno

Incluyó ejemplos como el de Dinamarca en el que las empresas presentan los balances de sus resultados sociales y ambientales; y el de Holanda donde el 100% de las compras públicas se realizan mediante criterios RSE (no sólo precio, tiempo y fiabilidad), sino también mediante el impacto ambiental y social positivo que van a tener. Uno de los ejemplos más claros fue el de la empresa Marks & Spencer  que es una empresa cero emisiones, cero residuos.

3.- Lucha contra el cambio climático: un compromiso empresarial urgente. El cambio climático está atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante periodos de tiempo comparables. Las emisiones antropogénicas de los gases de efecto invernadero, de los cuales el CO2 es el más importante en términos cuantitativos, contribuyen al régimen del calentamiento global del planeta, y por ende al cambio climático al interferir en el proceso natural. Esto, es debido a infinidad de conductas humanas como: el mayor consumo de combustibles fósiles, la destrucción de los bosques, el aumento de los animales de ganadería, etc. Pero ¿qué supone el cambio climático? El incremento de la temperatura, el aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos, la pérdida de ecosistemas y de biodiversidad, entre otros muchos. Para encontrar información acerca de lo que los Países emiten en CO2 podemos acudir a la infografía.

4.- El régimen de comercio de derechos de emisión. Es la respuesta de la Unión Europea contra el cambio climático, que ya empezó a luchar contra este fenómeno y estableció en 1992 el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y en 1997 el Protocolo de Kioto (aunque empezó mucho antes su lucha contra el cambio climático, fue por finales de los 70 principios de los 80). La legislación sobre el comercio de emisiones, se encuentra regulada en el Protocolo de Kioto, en la Directiva 2003/87/CE, en la Directiva 2009/29/CE y en el Reglamento 1031/2010/CE de la Unión entre otras (aunque estas son las principales), es vinculante, establece unos límites máximos y es de obligatorio cumplimiento; en España se traspuso mediante la ley 1/2005 de 9 de marzo.

5.- Conclusión: Las empresas deben conocer su huella en el medio ambiente, adaptar sus tecnologías y sensibilizar a sus clientes.

La responsabilidad social corporativa es la responsabilidad de las empresas al reto de la sostenibilidad.

Con esta definición de responsabilidad de las empresas finalizó una magnífica presentación a cerca de la obligación que pesa sobre las empresas de respetar el medio ambiente, de conocer su actividad y su impacto ambiental, adaptar sus tecnologías, negociar con nuevos proveedores más eficientes, todo en aras de proteger nuestro medio ambiente, una obligación que como pudimos escuchar pesa y afecta a todos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.