La libertad de pensamiento, conciencia y religión

Dr. Olivier Échappé (izquierda) y Dr. Remigio Beneyto (derecha)

El pasado lunes 29 de octubre, se celebró una jornada más del ciclo que organiza la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas con motivo del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El tema de la jornada fue “La libertad de pensamiento, conciencia y religión”.

El acto fue inaugurado por la decana de la Facultad, Esperanza Ferrando, que dio paso a la primera conferencia, moderada por el profesor Remigio Beneyto. Este aprovechó su turno de palabra para plantear algunas de sus reflexiones sobre el tema de la jornada. Sentenció que para los creyentes la libertad religiosa es el derecho más importante y concluyó:

“La libertad de religión es a la esencia de la persona, lo mismo que el derecho a la vida”.

A continuación, tomó la palabra el Doctor Olivier Echappé, catedrático y magistrado de la Cour de Cassation de París, que dedicó su conferencia a “La libertad religiosa en la actualidad”.

El catedrático optó por mostrar una visión histórica del derecho para poder entender la actualidad. Expuso la cronología de las nociones relacionadas con la libertad religiosa; como la libertad de conciencia que llega la primera con la reforma protestante, o la idea de tolerancia que aparece en segundo lugar.

Olivier Echappé habló también del papel del Derecho Internacional, asegurando que resulta interesante para la libertad religiosa ya que permite profundizar en el campo jurídico. No obstante, existe también una dimensión filosófica y teológica de esta libertad que también deben ser tenidas en cuenta.

La situación actual con el reconocimiento nacional e internacional de la libertad religiosa mantiene importantes problemas, tal y como expuso el Doctor Echappé: “cuál es el ámbito exacto de la libertad de religión, la extensión de la laicidad en el espacio público, la aparición y crecimiento del islam en Europa, la financiación de sus cultos…”.

El catedrático concluyó su exposición con la idea de que oponer las religiones a los Derechos Humanos es imposible.

De izquierda a derecha, Dra. Marta Pérez, Dr. Remigio Beneyto, Dra. Rosa García y Dr. José María Mira

Seguidamente, se celebró una mesa redonda en la que participaron distintos profesores de la  CEU UCH. Marta Pérez, profesora de Derecho Constitucional, fue la encargada de abrir la mesa hablando de la libertad de pensamiento en la Constitución. La profesora hizo hincapié en la importancia de tener en cuenta que la libertad ideológica supone el derecho de toda persona a mantener en libertad sus ideas y convicciones y también manifestarlas a través de sus acciones o palabra. El único límite de dicha libertad está en el mantenimiento y protección del orden público.

Por otro lado, se refirió a los poderes públicos y a su deber de mostrar neutralidad ideológica, no pretender adoctrinar a la ciudadanía ni tampoco mostrar valoraciones a las distintas posturas ideológicas de la sociedad.

José María Mira, Director del centro de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Catellón, fue el siguiente en exponer su parte sobre la libertad de pensamiento, conciencia y religión en la Doctrina Social de la Iglesia. Habló de la importancia de la evolución en la DSI que ha llevado a un cambio en la prioridad de principios desde la encíclica Pacem in Terris de Juan XXIII.

“La verdad ya no se sitúa por encima de todo, ahora la prioridad es la dignidad de la persona”,

expuso José María Mira de Orduña. En este sentido, incidió en la idea de que la verdad no puede imponerse, solo proponerse; y que la dignidad de la persona no cambia por no compartir la misma verdad que otros.

La siguiente en exponer sus ideas fue Rosa García, Directora del Departamento de Ciencias Jurídicas de la CEU UCH, que tituló su intervención “La libertad religiosa y de culto: problemática actual”. Habló sobre la necesidad de respuesta del derecho al factor religioso debido a su incidencia en la vida humana.

“El mundo de las ideas y las creencias es inaccesible, pero puede ser limitado en el proceso de exteriorización”, expuso. Rosa García explicó que regular la religión es una forma de garantizar la libertar religiosa de todos los ciudadanos y que es importante que haya la máxima libertad posible y la mínima restricción necesaria.

Concluyó su ponencia sentenciando: “La libertad religiosa no puede ser limitada porque pertenece al ámbito de la conciencia, y porque nadie puede obligarnos a algo contrario a nuestras convicciones”.

José Landete, Doctor de Derecho Eclesiástico del Estado en la UV, fue el encargado de cerrar la mesa redonda con su exposición sobre la libertad religiosa en la UE. Se refirió a la inmigración como uno de los retos más importantes de Europa y también a la importancia de la coexistencia de países que afrontan la religión desde puntos de vista muy distintos (Estados formalmente aconfesionales, Estados formalmente confesionales, países formalmente laicos, países materialmente confesionales…) dentro de la Unión.

Finalmente, expuso que aunque la materia religiosa apenas tiene cabida en los textos de la organización, la UE sí se ha manifestado en parte en determinados casos que guardan cierta relación con asuntos religiosos.

La jornada concluyó con unas palabras del profesor Remigio Beneyto que hizo hincapié de nuevo en la importancia del derecho de libertad de religión para los creyentes y la necesidad de respeto del mismo.

 

ARTÍCULO REDACTADO POR LA ALUMNA ELENA BUENO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.