COIL: una experiencia internacional en Derecho Comparado

Asistimos a nuestro encuentro con el módulo COIL de Derecho en nuestra agenda, pero salimos con mucho más. Proyectos de innovación docente, vídeos producidos por sus estudiantes para concienciar sobre la violencia contra las mujeres, nuevas herramientas para digitalizar el trabajo de los futuros juristas… La profesora Lorena Melchor nos recibe con una batería de propuestas de todo tipo que reflejan su forma de impartir clase: cercana, con la mente muy abierta y, sobre todo, basada en la transmisión de valores.

Valores como la internacionalización, la conciencia social o el trabajo en equipo, a los que no somos ajenos en la Facultad. Habrá que seguir la pista a sus estudiantes, tanto del área de Derecho como de otras carreras, y a todos los proyectos en los que participan.

Pero, de momento, COIL y su aplicación práctica en casos de Derecho Comparado: el siguiente paso en la internacionalización de nuestro grado.

Lorena Melchor, profesora de Derehco Comparado
La profesora Lorena Melchor imparte clase en varios de los grados de la CEU UCH

Lorena, ¿podrías introducirnos en el Derecho Comparado? ¿En qué curso se trabaja, qué objetivos tiene y qué puede aportarnos a los estudiantes?

El Derecho Comparado podríamos definirlo como una disciplina o método de estudio del Derecho que se basa en comparar las diferentes soluciones que dan los distintos ordenamientos jurídicos a un mismo problema. Es decir, cómo trata y soluciona un problema un país, según las leyes que rigen su ordenamiento jurídico. A través del Derecho Comparado podemos ver las semejanzas y las diferencias entre los diferentes sistemas jurídicos existentes.

En cuanto a los objetivos que persigue, representa para los estudiantes una clara ampliación de sus conocimientos jurídicos. Por una parte, les permite perfeccionar su conocimiento en el Derecho nacional, conocer también el de otros lugares y, de ese modo, detectar los defectos o los aciertos de la legislación española o de otro país. También les permite ampliar conocimientos en materia jurisprudencial, puesto que es otra forma de adquirir lenguaje jurídico internacional.

«Es esencial la internacionalización en el Derecho porque avanzamos hacia una realidad que, de forma progresiva, demanda acciones y soluciones globales.»

Por último, no hay que olvidar que el estudio del Derecho Comparado es la técnica que utilizan los legisladores para buscar soluciones a situaciones que pueden ser nuevas. En primer lugar, estudian cómo se trata en otros lugares para, a partir de ahí, empezar a regular en nuestro país. En definitiva, es una técnica que aporta muchos beneficios para el alumno.

¿Por qué habéis elegido un caso de Derecho Comparado para introducir el proyecto COIL en nuestra titulación?

El módulo se encuadra dentro de una materia llamada «Prácticas Integradas«, que se imparte en cuarto curso del grado en Derecho. En este punto, consideramos que los estudiantes ya poseen unos conocimientos profundos que han ido adquiriendo en sus años de carrera. De hecho, se trata de una materia que se basa en la resolución de casos prácticos de todas las ramas del Derecho: fiscal, penal, administrativo, etc.

Para el módulo COIL planteamos resolver un caso de Derecho Comparado, y más específicamente de Derecho Administrativo. Es especialmente interesante porque COIL nos permite contactar con compañeros de otro país para analizar cómo se regula un determinado caso en su territorio. En este caso, vamos a estudiar un caso de responsabilidad patrimonial de la Administración, y lo haremos desde las perspectivas española y ecuatoriana.

España, Ecuador y el Derecho Comparado

Y es que, según nos has comentado, habéis elegido como partner para la iniciativa a una universidad de Ecuador, la Universidad del Azuay. ¿Existía ya algún tipo de vínculo previo entra las dos universidades, o ha surgido a partir de este proyecto?

COIL es lo que nos ha permitido precisamente crear la alianza con ellos. Yo soy abogada especializada en Derecho Administrativo, y durante el pasado curso impartí la asignatura «Administraciones Públicas» en el grado en Ciencias Políticas / Relaciones Internacionales. En clase había una gran cantidad de estudiantes Erasmus+ provenientes de universidades latinoamericanas, y acudí a ellos como primeros interlocutores. Les pregunté si tenían algún contacto en sus universidades de origen que pudiese estar interesado en unirse a este proyecto formativo. Así que, en el caso de la Universidad del Azuay, todo ha sido impulsado por un estudiante Erasmus+.

Universidad del Azuay, partner de la CEU UCH
La Universidad del Azuay es la partner de nuestra universidad para este proyecto COIL en Derecho

¿En qué va a consistir el módulo COIL? ¿Cuál va a ser, en general, la dinámica de trabajo que sigamos los estudiantes?

Entre los dos profesores hemos preparado un caso real y práctico de Ecuador. Allí tienen una solución según su legislación, que es diferente a la solución que se podría plantear desde aquí. Lo que pretendemos es formar grupos mixtos, con estudiantes de ambas universidades, y que trabajen conjuntamente en la resolución del caso. Así podremos ver cuáles son las diferencias y las semejanzas entre ambos países, qué solución es mejor y cuál presenta mayores garantías para el ciudadano y para la Administración.

Por otro lado, también queremos promover que, además de los conocimientos teóricos, los alumnos realicen algún tipo de intercambio cultural o social. Nuestro trabajo jurídico debe ir más allá para permitir que haya un contacto personal y quién sabe, ¡que en el futuro haya un intercambio con la universidad y puedan llegar a conocerse los estudiantes! Para mí sería un éxito rotundo del proyecto COIL en Derecho. Creo firmemente que, aparte del conocimiento jurídico, hay que trasladar a los estudiantes una serie de valores y de principios.

Trabajaremos con una plataforma llamada Google Classroom, en la que subiremos el caso práctico. La primera clase la haremos conjuntamente y en directo, no diferida en el tiempo, con nuestros compañeros de Ecuador. Más tarde, los alumnos podrán contactarse para trabajar por la vía que deseen, y la presentación final también la realizaremos a través de la misma plataforma en línea.

«Queremos formar a nuestros estudiantes en las herramientas jurídico-tecnológicas necesarias para el ejercicio de su profesión.»

Somos conscientes de que dependemos mucho de la tecnología y de que hemos tenido que superar algunos retos, como la diferencia horaria. Sin embargo, con ilusión y motivación no hay trabas. Y las que surgen se solucionan para que las dos partes trabajen cómodamente.

La internacionalización de los estudios de Derecho

¿Cómo crees que puede internacionalizarse una carrera como Derecho? ¿Resulta más complicado que en otros grados, por la propia naturaleza de los estudios?

Hoy en día cada vez hay más problemas a los que es necesario dar una respuesta internacional. Por ejemplo, la protección del medio ambiente o los problemas derivados de internet. Hay que pensar que nuestro mundo es cada vez más global, y los problemas también lo son. El Derecho no puede ser ajeno a esto y dejar de dar soluciones.

Considero muy importante que los alumnos tengan, ya desde la carrera, ese contacto internacional con otros países. Es esencial la internacionalización en el Derecho porque avanzamos hacia una realidad que, de forma progresiva, demanda acciones y soluciones globales.

Internacionalizar la carrera de Derecho no es tan complicado y, de hecho, creo que es algo muy necesario. Por eso veo que iniciativas como el COIL, impulsadas desde la facultad, son muy positivas. No podemos, como profesionales, hacer otra cosa que no sea abrirnos en el espacio: vivimos en la Unión Europea, y esto ya nos impone unas obligaciones que nos impiden encerrarnos tras las fronteras. Y sin fronteras en la empleabilidad, con todas las posibilidades que el trabajo en línea abre, con clientes cada vez más dispersos geográficamente… Necesitamos saber qué regulación internacional existe sobre un determinado asunto, cómo se regula en otros países.

Estudiantes de Derecho en la CEU UCH
Los estudiantes de la CEU UCH, ¡cada vez más internacionalizados!

En el pasado, quizás el ejercicio del Derecho fuera más tradicional, más nacional o local. Pero esto ya no es así: si nuestras relaciones son internacionales, las soluciones también han de serlo.

La Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas está apostando por introducir nuevos enfoques e iniciativas innovadoras en sus grados. Además de los módulos COIL, en Derecho se empieza a introducir el concepto Legal Tech: ¿qué pueden aportar a los futuros profesionales este tipo de iniciativas impulsadas por la Facultad?

Legal Tech es un concepto extremadamente interesante desde la perspectiva del Derecho. Aplicar la tecnología al ámbito legal nos permitirá a los juristas reducir costes y tiempo, así como acceder a información legal de forma muy ágil. Podremos consultar leyes de forma instantánea, repasar las revisiones que se han realizado, rastrear todo tipo de jurisprudencia… ¡realmente Legal Tech abre muchas posibilidades! Desde nuestra facultad, los profesores ya están recibiendo acciones formativas para introducir Legal Tech en sus materias. Y también se ha creado un Legal Tech Lab destinado a hacer simulaciones con profesores y estudiantes: nuestro objetivo es formar a nuestros estudiantes en aquellas herramientas jurídico-tecnológicas que tendrán que aplicar posteriormente en el ejercicio de su profesión.


Hablar con la profesora Lorena Melchor es hacerlo con una persona comprometida con los valores que nuestra universidad transmite en todo lo que hace: la internacionalización, la vocación de servicio y la responsabilidad social. ¡Muchas gracias por compartirlos con nosotros!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.