Qué hacer si me quedo en blanco en el examen

 

Qué hacer si me quedo en blanco en el examen. En primer lugar te recomendamos seguir los consejos que te dimos en un post anterior “Consejos para aprobar los exámenes” ya que el estado en el que estemos de fatiga, cansancio o físico puede hacer que tengamos más facilidad para quedarnos en blanco. Pero uno de los motivos más frecuente que hace que nos quedemos en blanco es el estrés y ansiedad que mostramos ante el examen. Si llega el día del examen y te quedas en blanco a pesar de haber estudiado te damos unos consejos que te pueden ayudar.

 

Es importante leer bien las preguntas, todas, ya que muchas veces empezamos el examen sin haber leído todas las preguntas y puede ser que la primera pregunta ya nos provoque un bloqueo. Así pues, leemos todas las preguntas y empezamos por las que nos parecen más fáciles. Si aun así nos quedamos bloqueados en una que sabemos pero vemos que no fluye la información en nuestra cabeza, lo mejor es dejarla y pasar a otra. En un examen el tiempo es oro y tendremos tiempo de recuperarla.

Una vez he respondido aquello que sé, vuelvo a las preguntas de bloqueo (muchas veces mientras respondo a otras preguntas recuerdo información de aquellas en las que estaba bloqueado). Si sigo sin recordar información, lo mejor que puedo hacer es pedir un folio en blanco y empezar a escribir aquello que se me ocurra sobre la pregunta, aunque sean ideas sueltas, esto te ayudará a recordar, ya que lo que has estudiado sigue en tu cerebro pero tus nervios lo bloquean. Así, con las ideas que vayas plasmando en el papel podrás recordar dándole forma a toda esa información. Por mi propia experiencia como estudiante, os puedo decir que funciona.

Si aun así la información no fluye por tu mente, otro recurso útil es la relajación. Intenta relajarte, cierra los ojos y respira hondo durante dos o tres minutos, piensa en una situación agradable para ti. Quitarte la ansiedad te ayudará a concentrarte en las preguntas.

Otra posibilidad es que tu falta de concentración venga por la incomodidad. Es decir, que estés sentado en un sitio donde te dé directamente el aire o tengas mucha o poca luz. En este caso la única solución es pedir al profesor/a que te cambie de sitio.

Esperamos que no os quedéis en blanco y ánimo con los exámenes. El mejor aliado para aprobar es estudiar.

 

Dra. Rosario García Bellido

Profesora de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Grados Educación Infantil y Educación Primaria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.