La autonomía del estudiante a la hora de realizar actividad física puede ser fuente de sabiduría, desarrollo físico y cooperación entre iguales. Simplemente hay que darles material, tiempo y espacio para poder crear una actividad en la que, además de realizar actividad física, pueden desarrollar competencias claves como; competencia lingüística, aprender a aprender, social y cívica, sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor.

Para ello, en el inicio de las sesiones prácticas de la asignatura de Enseñanza y Aprendizaje de la Educación Física, los profesores Roberto Ferriz y Pedro Miralles plantearon una actividad en la que los alumnos, en grupos de seis, distribuidos por la pista con una separación suficiente para mantener una distribución segura en el espacio, creaban una actividad, la llevaban a cabo y cambiaban de posta de forma organizada, en la que siempre esperaba un alumno del grupo anterior, que adoptaba el rol de docente, para explicar al nuevo grupo su desarrollo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.