Sin límites: Los límites de los falsos medicamentos

Comenzamos la recta final del curso y con ello los talleres de Farmacología y Farmacia Clínica correspondientes al segundo semestre, y lo hacemos con el film “Sin límites”.

Un fantástico largometraje de Neil Burger  que muestra a un genial Bradley Cooper como un consumidor “accidental”  de un supuesto nuevo fármaco  aprobado por la FDA, con el que acaba desarrollando dependencia física y psicológica.  Bajo  las siglas NZT su ex-cuñado Vernon Grant, (anterior traficante de drogas y teóricamente reconvertido en comercial de una importante industria farmacéutica),  le inicia en el consumo de esta droga con la que “accederá al 100% de utilización de su cerebro”.

Falsos medicamentos: ¿Sin límites?
Bradley Cooper encarna al triunfador Eddie bajo los efectos de NZT.

Bajo los efectos de la misma,  nuestro protagonista se siente con un potencial “sin límites”. A partir de entonces, todo lo que alguna vez haya visto u oído, formará parte de sus capacidades y habilidades , como por arte de magia.

Así, Eddie (Neil Burger) logra recuperar su perdida inspiración como escritor y  llega a convertirse en un resolutivo, afamado y brillante empresario bajo los efectos de la droga. Los “límites”, de este falso medicamento aparecen a las 24 horas de cesar su consumo, lo que envuelve al protagonista en una compleja y peligrosa trama de traficantes y  violencia, poniendo en riesgo su vida y la de su pareja.

Un fantástico film que invita a reflexionar sobre las consecuencias del comercio ilegal de fármacos y  nuestra responsabilidad como farmacéuticos en la detección de los mismos a través de la  Farmacovigilancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.