Benzodiacepinas, factor de riesgo en el Deterioro Cognitivo

 

Las benzodiacepinas son fármacos altamente prescritos en pacientes de edad avanzada, debido en gran medida a determinadas patologías que presentan mayor prevalencia en la vida adulta, como los trastornos del sueño, la depresión o la ansiedad. 

“Existe mucha controversia en la relación entre la prescripción y consumo de benzodiacepinas y el deterioro cognitivo”, según ha explicado el farmacéutico José Sendra.

Estos fármacos provocan efectos adversos que afectan al sistema nervioso central, como puede ser confusión, dependencia, empeoramiento de la memoria o aumento de las caídas. Según ha señalado el experto, existen múltiples estudios que han indagado en esta relación y no todos arrojan las mismas conclusiones.

“Lo que sí parece claro es que los efectos adversos mencionados afectan a los pacientes mayores de 65 años en mayor medida, y que los problemas son mayores después de un uso prolongado”

Y es que en pacientes que han usado benzodiacepinas durante mucho tiempo, aunque se recupera la función en muchas áreas después de la abstinencia, otras quedan afectadas. Esta afectación, según ha explicado el farmacéutico, “podría ser debida, en parte, a los efectos adversos mencionados”.

Por todo ello, José Sendra ha recordado las recomendaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que limita el uso de benzodiacepinas “a no más de cuatro a seis semanas”.

¡Juntos detendremos el avance de la demencia!

¡Nunca es demasiado pronto!!

De la A a la Z, factores de riesgo modificables en la enfermedad de Alzheimer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here