Sobre Rodrigo Rato y la ambición (II).

rodrigo_rato_bankia

Antes de comenzar a establecer lo adecuado de ciertos comportamientos debemos ser conscientes que como se destaca desde la psicología evolutiva y la sociobiólogía nuestros objetivos, deseos y apetencias están en parte condicionados por nuestra base genética. De forma que la ciencia moderna esta en contra de la teoría de la tabla rasa postulada por Jonh Locke que sostenía que las actitudes, aptitudes, valores, deseos y competencias dependen únicamente de la educación y medioambiente (el ejemplo cinematográfico del debate de la naturaleza frente a la educación en el que se encuadra la teoría de la tabla rasa, se puede encontrar en la película My Fair Lady, en la que el irascible profesor Higgins apuesta frente al Coronel Hugh Pickering a que puede hacer pasar por dama de la alta sociedad a una joven florista sin educación y con fuerte acento)

La visión antitética a la teoría de la tabla rasa es que nuestros genes determinan nuestras acciones, objetivos y conductas. Si esto fuera así el concepto del libre albedrío se vaciaría de contenido, y, por ende, la ética tal como la entendemos perdería su razón de ser. La ética pretende valorar lo adecuado de las acciones y presupone que a la hora de tomar una determinada decisión, hay un conjunto de caminos posibles y optamos libremente por uno de ellos. Desde la sociobiología y a partir de los estudios llevados a cabo con gemelos se colige que la carga genética supone un porcentaje, pero no explica la totalidad de los comportamientos humanos (Francis Fukuyama en Our Posthuman Future sostiene que según los sociobiólogos la influencia de los genes explicaría en torno al 50% de nuestro comportamiento). Por lo dicho anteriormente es plausible tomar decisiones libres y por lo tanto podemos seguir incursionando en lo adecuado de los objetivos que nos planteamos como deseables, pero esto ya lo dejamos para la tercera entrega. No obstante dejemos esta pregunta para ir reflexionando: ¿enriquecerse, los coches caros, grandes casas… es lo adecuado para ser más felices?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.