Más emprendimiento, más empresas, menos paro.

Emprendimiento

Iniciaré este artículo aprovechándome del ajetreo político que vive actualmente España. Es común oír por parte de los partidos promesas sobre la creación de puestos de trabajo, ya que es uno de los principales temas de preocupación del país. Cada uno tiene sus “fórmulas” para disminuir el desempleo… y es justo ahí donde radica el problema. El empleo no lo crean los partidos políticos, lo crean las empresas.

 

Una vez dicho esto, entendemos que, entre otras cosas, se necesitan empresas para que haya empleo. Estas empresas no nacen por sí solas. Necesitan personas que se arriesguen, emprendedores, en fin, gente dispuesta a innovar y montar un negocio. Lamentablemente, en España no sobran de esos.

 

España tiene varias de las mejores escuelas de negocios, tal como el IESE o el IEB, sin embargo un 32% de los jóvenes españoles quieren ser funcionarios, bastante por encima de la media de la OCDE, 10%. Otro dato es que la tasa de emprendimiento de universitarios y recién graduados es del 5,6%. Malo. No citaré a un economista o a un empresario, sino a un actor; Antonio Banderas en “El hormiguero” decía que: “Con un 75% de personas que quieren ser funcionarios no se hace un país, se hace un país con gente que se la juega” (en mi opinión, la cifra es de 32%). Razón no le falta.

 

Quizás la causa de esto es que se ha transmitido con el tiempo una cultura anti-empresarial (el empresario malvado) sumada a una total dificultad a la hora de querer abrir un negocio. Tal vez no lo sepan, pero España, en cuestión de facilidades para crear empresas, es el país que sale peor parado de la OCDE y a la vez es el país con mayores barreras al emprendimiento, según FMI. En España el tiempo aproximado que se tarda en montar una empresa es entre dos y tres meses; en Finlandia son tres días. También hay que reconocer que el tiempo y el coste en crearlas se han reducido a la mitad desde el 2011, pero no basta.

 

¿Qué se puede hacer? Entre tantas cosas, ayudas fiscales, disminución de la burocracia, menos restricciones, en fin, lograr que España suba del puesto 33º del ranking del Banco Mundial en Facilidad para Crear Empresas (en el año 2014 era el puesto 34º, algo es algo) y aprenda de países como Singapur (1º) o Dinamarca y Suecia (3º y 8º respectivamente) y, para un mediano/largo plazo, educar para el emprendimiento, muy importante.

 

España finalizó el año 2015 con una tasa de desempleo del 20,90%. Al entender que son las empresas las que crean empleo, no deberíamos hacer esperar en hacer los cambios que faciliten el emprendimiento y la creación de empresas y negocios (cabe destacar que las subvenciones no entran en los cambios necesarios).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.